Otra película de la década pasada que recogemos en nuestro histórico de reseñas. De nuevo cine de autor, hechuras de cine europeo, comprometido, pseudodocumental, a caballo entre Alemania y Turquía que habla de muchas cosas utilizando como punto de partida un drama familiar.

 

Guión: Fatih Akin.

Países: Alemania y Turquía.
Duración: 122 min.
Género: Drama.
Reparto: Nurgül Yeşilçay (Ayten Öztürk), Hanna Schygulla (Susanne Staub), Patrycia Ziolkowska (Lotte Staub), Baki Davrak (Nejat Aksu), Tuncel Kurtiz (Ali Aksu), Nursel Köse (Yeter).
Producción: Fatih Akin, Andreas Thiel y Klaus Maeck.
Música: Shantel.
Fotografía: Rainer Klausman.
Montaje: Andrew Bird.
Dirección artística: Tamo Kunz y Sirma Bradley.
Vestuario: Katrin Aschendof.
Estreno en Alemania: 27 Sept. 2007.
Estreno en España: 14 Marzo 2008.

“Al otro lado” es una película germano-turca de Fatih Akin que tuvo notable repercusión internacional en 2007, cuando ganó varios premios por su guión (entre ellos el de Cannes) y fue considerada una de las mejores producciones europeas del año. Fatih Akin es uno de los directores más destacados del nuevo cine alemán y atesora una corta pero muy interesante filmografía no siempre estrenada en España en la que destacan la película que nos ocupa, “Soul kitchen” (2009) y sobretodo “Contra la pared” (2004) que en su día ganó el premio a mejor película del cine europeo y le dio a conocer.
La película es un drama conmovedor pero también veraz y directo que habla sobre la muerte y sobre la necesidad de superar nuestras pérdidas más queridas. Está articulado en tres episodios en los que vamos viendo como la vida de varios personajes se entrecruza dando sentido en cierto modo al dolor que de pronto les asalta. Es cine veraz, realista, centrado en personas y situaciones verosímiles.
Es curioso comprobar película a película como el cine europeo, asiático, latinoamericano e incluso africano consigue muchas veces sus mejores títulos acudiendo a la realidad, a personas normales y corrientes lejos de los héroes de la narrativa clásica que tantos títulos han proporcionado a otras cinematografías como la norteamericana.
Cuando arranca “Al otro lado” la cámara se fija en un anciano solitario de ascendencia turca que busca una prostituta por las calles de Bremen. Así es como conoce a Yeter, con la que establece una relación que su hijo Nejat no ve con buenos ojos. Yeter tiene una hija, Ayten, a la que no ve desde hace años y que ha terminado convirtiéndose en una activista en Estambul que tendrá que huir a Alemania, donde conocerá a Lotte y a su madre Susanne. Estos seis personajes se entremezclan en una historia de lazos comunicantes entre personajes que la

casualidad junta o separa en un curioso juego de idas y venidas tan real como la vida misma. La muerte so brev uela a todos ellos y es el drama que tienen que afrontar mostrándonos como lo que la vida nos quita por un lado nos lo devuelve por otro, pero siempre continúa. Es una película correcta, bien desarrollada, emotiva y conmovedora porque habla de sentimientos y también directa y veraz, una interesante propuesta para quienes gustan de un cine realista que propone un peculiar puzle dramático a caballo entre la Alemania y la Turquía actuales.

MIS MOMENTOS FAVORITOS  ¡¡¡¡¡CUIDADO, CONTIENE SPOILERS!!!!

– La primera visita del viejo a Yeter. Nuestra primera impresión de ambos es muy diferente a la que tenemos después: ella aparece con peluca rubia y parece más frágil de lo que comprobamos después. Él parece un hombre desamparado y falto de cariño, una persona apocada y caritativa, después comprobamos que no lo es tanto, que busca una conveniencia personal y sobretodo sexo y se muestra brutal en cierto modo, aunque probablemente es más por su educación en una sociedad aún machista y patriarcal.
– Curioso el paralelismo que se produce entre los dos ataúdes: el que viaja de Alemania a Turquía y el que viaja de Turquía a Alemania. Ambas muertes son también las consecuencias dramáticas del encuentro entre los personajes.
– Magnífica una toma en la que se ve el coche de Nejat circulando por una carretera y la cámara se acerca a él por otra en la que terminan confluyendo. Es una muestra de virtuosismo en la filmación.
– Hay varias escenas en las que se nos muestra a los personajes coincidiendo en un mismo lugar pero sin encontrarse: Ayten duerme en la clase donde es profesor Nejat; Lotte entra en la librería que adquiere Nejat y pone un anuncio en un tablón donde también ha puesto otro éste en su empeño por encontrar a la hija de Yeter, se les ve pasar en coche por la carretera a unos mientras los otros circulan en un autobús.
– Los sucesos más trágicos y decisivos se producen por casualidades y actos aparentemente nimios: la redada policial en la que cae la pistola, el enfado puntual entre Yeter y el viejo, la persecución de Lotte a los niños que roban su bolso.

– Magnífica la toma cenital en el hotel en la que se ve toda la habitación en la que se hospeda en personaje de Sussanne y se nos muestra todo su abatimiento y dolor.

– Sussanne: “Cómo has sabido que era yo?” Nejat: “Eres la persona más triste que hay aquí”
– La película acaba como comienza, cerrando de algún modo el círculo narrativo, con Nejat entrando en la gasolinera y a continuación una metáfora bella visualmente sobre el hecho de que la vida sigue con Nejat mirando sentado en la playa hacia el mar, esperando que regrese su padre con la barca.