Obra cumbre de Nolan, una película intensa con una épica interna que te zarandea anímicamente mientras relata una aventura apasionante que conjuga un drama global con otro más personal, fusionando lo trascendente con lo cotidiano. Además se inspira en multitud de referentes de la ciencia-ficción haciéndoles un guiño y llevándolos un poco más allá a partir de un guión fascinante. El argumento puede gustar más o menos, pero es una película enorme y no se hace larga a pesar de sus casi tres horas.

 

 
*****
Países: USA y Reino Unido.
Duración: 169 min.
Género: Ciencia-ficción.
Reparto: Matthew McConaughey (Cooper), Anne Hathaway (Amelia), Jessica Chastain (Murph), Michael Caine (profesor Brand), Bill Irwin (voz de TARS), Casey Affleck (Tom), Topher Grace (Getty), David Oyelowo, John Lithgow (Donald), Ellen Burstyn (Murph anciana), David Gyasi (Romilly).
Guión: Christopher Nolan y Jonathan Nolan.
Producción: Christopher Nolan, Lynda Obst y Emma Thomas.
Música: Hans Zimmer.
Fotografía: Hoyte Van Hoytema.
Montaje: Lee Smith.
Vestuario: Mary Zophres.
Distribuidora: Warner Bros. Pictures International España.
Estreno en España: 7 Noviembre 2014.
Calificación por edades: No recomendada para menores de 12 años.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Me dejo llevar por mi apasionamiento personal lo sé, pero yo es que recomendaría esta película a todo el mundo. Al que no quiera trascendentalidades puede quedarse con la acción y la aventura, el que quiera reflexionar tiene mucho “tomate” para hacerlo y al que le gusten las dos cosas y la ciencia-ficción y emocionarse en un cine, se lo va a pasar pipa. ¡¡¡Peliculóoooon!!!!!!

El otro día terminé de ver “Interestellar” impactado. Es una película que te abruma, una experiencia única vista en pantalla grande, un poco como pasó el año pasado con “Gravity” (con la que comparte temática en parte) aunque lo es de otro modo. La película de Cuarón te metía literalmente en la acción y ésta de Nolan se te mete dentro a ti.
 
Me explico…Nolan ha encontrado desde “El caballero oscuro” una fórmula personal e intransferible que se está convirtiendo en una marca de estilo. Su cine es monumental, grandilocuente y busca el impacto anímico en el espectador. Los ingredientes para ello son argumentos intensos, el drama sobrevolando en todo momento y amenazando a los personajes, un trasfondo trascendente, una puesta en escena a menudo espectacular que avanza de forma muy dinámica y siempre de fondo Hans Zimmer acentuándolo todo con su banda sonora, epatando emocionalmente, para que el conjunto adquiera un tono épico.
 
Te puede gustar más o menos la factura, pero lo que es indudable es que ha conseguido lo que buscan todos los directores con renombre, hacer un cine personal e intransferible y que a la vez funcione de cara al espectador. Y puede lograrlo en mayor o menor medida según el argumento te interese más o menos, pero en mi opinión conseguir lo que consiguió para el cine de superhéroes con las entregas del caballero oscuro y lo que ahora ha conseguido para la ciencia-ficción con “Interestellar” me parece digno de quitarse el sombrero.
 
Con “El caballero oscuro” sobredimensiono la figura de Batman aportando un trasfondo dramático en el personaje y en el argumento que logró que todo el mundo se tomara en serio una película de superhéroes. Y no digo con esto que antes no se hubieran hecho buenas películas del género, lo que digo es que de pronto Batman no sólo fue un ídolo de la chavalería y de pronto una peli de superhéroes no sólo fue un producto de evasión y entretenimiento. 
 
 
Ahora con “Interestellar” considero que lo que consigue es mucho más grande y ambicioso porque a partir de un drama personal habla de otro global, porque logra ser trascendente, reflexiva y épica con naturalidad, porque logra ser realista a pesar de tratar un tema complejo con una puesta en escena grandilocuente y un final arriesgado, porque en su argumento se conjugan muchos referentes y teorías filosófico-científicas y lo hacen de una manera efectiva y verosímil y porque su película hace guiños y homenajes a muchos títulos de la ciencia-ficción vista y leída y lo hace con respeto y avanzando un poquito más lejos.
 
Hubo quien en su día se deshizo en elogios por “El caballero oscuro”, quien la consideró y la considera una maravilla, una de sus películas favoritas. Yo diría que eso puede pasar lo mismo con “Interestellar” para quien la ciencia-ficción le resulte más apasionante que los cómics. A mí me sucede un poco eso, “El caballero oscuro” me encanta, pero considero superior “Interestellar” porque su trasfondo me interesa muchísimo más y entiendo que pase al contrario o incluso que haya quien no valore de la forma que yo lo hago el contenido argumental de la película.
 
Explico esto porque a pesar de que está muy bien hecha y de que a mí me ha encantado, entiendo que “Interestellar” sólo apasionará a quienes disfruten con lo que cuenta. Sí, es un poquito moñas a veces, es excesivamente trascendente en muchos momentos, está repleta de contenidos de ciencia-ficción hilados para ofrecer una explicación universal muy determinada en la que se puede creer o resultar inverosímil y tiene sus pegas; pero de lo que no me cabe ninguna duda es que está hecha fundamentalmente para epatar al espectador y eso lo consigue.
 
Me resulta difícil pensar en alguien que se aburra con ella (todo es posible claro) porque su ritmo interno me parece acertadísimo, existe una suerte de suspense que te invita a resolver dudas que van surgiendo, la narración va fluyendo revelando sorpresas (muy de agradecer que se haya sabido tan poquito de la película) y haciendo avanzar el visionado con mucha fluidez, las imágenes y la banda sonora sobrecogen en muchos momentos y sobretodo y lo más importante, emociona (en mi caso mucho en momentos puntuales). Yo diría que de hecho las casi tres horas ni se notan porque el desarrollo avanza de manera muy dinámica. Así pues y siendo consciente de que gustará más o menos según las inquietudes de cada cual respecto al argumento, yo diría que es una de esas películas que se pueden recomendar a todo el mundo y que merece la pena ver en una sala de cine (ya aviso que en la televisión no será lo mismo). 
 
 
Veremos si Christopher Nolan supera lo conseguido esta vez. Para mi gusto es una película total: arte y espectáculo, cine de autor y de entretenimiento, dramática, emotiva, trascendente, monumental, humanista y existencial, sobrecogedora, impactante, curradísima en todos los aspectos. Si por mí fuera recibiría una ristra de premios. Fácil que termine siendo mi película favorita de este 2014.
 
Ya me relamo pensando que Jonathan Nolan (que firma el guión de “Interestellar” junto al director) será el guionista de la adaptación como serie de televisión de la saga de la “Fundación” de Isaac Asimov para HBO. Es evidente que yo era un buen público para esta película, será interesante conocer la impresión de los que no lo seáis.