La etapa de Brian Azzarello y Cliff Chiang en la serie de la Mujer Maravilla tuvo su punto álgido cuando Diana se convirtió en la nueva Diosa de la Guerra y se sumergió de cabeza en los traicioneros juegos de poder del panteón olímpico. Era “Carne“, el volumen que precedía a “Huesos” y seguía a “Guerra”.

"Wonder Woman: Carne" (Brian Azzarello, Cliff Chiang, Aco y Goran Sudžuka, ECC Ediciones)¡La vida de Wonder Woman está a punto de cambiar! Tras el enfrentamiento con Guerra, Diana asume un nuevo rol y prepara el asalto al Olimpo junto al resto de sus aliados.

La etapa de Brian Azzarello como guionista de Wonder Woman significó una actualización del mito, una puesta al día moderna y valiente pero respetando la esencia del personaje, siendo fiel a su espíritu original, dando forma a treinta y cinco números para el recuerdo que merece disfrutarse de principio a fin, empezando con “Wonder Woman: Sangre”, siguiendo con “Wonder Woman: Agallas”, “Wonder Woman: Hierro”, “Wonder Woman: Guerra”, este “Wonder Woman: Carne” y, finalmente, cerrando con “Wonder Woman: Huesos”, el sorprendente y épico final de la etapa de Brian Azzarello y Cliff Chiang en la serie de la Mujer Maravilla. Los autores de esta etapa conducen la mitología moderna del personaje a nuevas cotas olímpicas, puesto que involucró en las aventuras de la amazona a los mismísimos dioses del Olimpo y a la raza de los Nuevos Dioses.

Sí, la etapa de Azzarello en “Wonder Woman” significó una reinvención de Diana de Themyscira desde las raíces de los dioses griegos, respetando las ideas de su creador, pero adaptandóla a lo que debería ser una mujer fuerte del siglo XXI, una superheroina a la que admirar.
"Wonder Woman: Carne" (Brian Azzarello, Cliff Chiang, Aco y Goran Sudžuka, ECC Ediciones)Wonder Woman siempre había tenido el problema de que la mayoría de autores no sabían qué hacer con ella. Le inventaban amores y desamores, la envolvían de conflictos absurdos como la pérdida del manto o la rotura de su lazo, o la enfrentaban a algún conflicto extraño en Themiscyra, pero la esencia del personaje se perdía y se desvanecía en cada historia. La mayoría de autores no entendían a Diana y no sabían aprovechar todo el potencial que podía ofrecer. Era un personaje que se explotaba sin criterio, con excepciones. Por ejemplo George Perez, que consiguió cambiar todo esto al profundizar en la faceta helenística y mitológica, en el panteón de los dioses griegos y la relación de estos con las amazonas de Themiscyra. Fue una etapa absolutamente genial que no parecía que se pudiese repetir, pero Brian Azzarello nos ofreció una etapa mítica que exploró el conflicto en el Olimpo tras la marcha de Zeus y el consiguiente enfrentamiento por ver quién ocupaba el trono vacante y que, inevitablemente, involucraba a Diana y a las amazonas.
Uno de nuestros colaboradores, Vic, se atrevió a calificarla como la mejor etapa del personaje: “Me atrevería a decir que, posiblemente, estemos ante la mejor etapa de Wonder Woman de toda su historia, incluso por encima de la de George Perez, o como mínimo a su misma altura… aunque me inclino por pensar que esta versión es superior.” Palabras mayores.

"Wonder Woman: Carne" (Brian Azzarello, Cliff Chiang, Aco y Goran Sudžuka, ECC Ediciones)ECC Ediciones reeditó la etapa de Azzarello y Chiang en la línea “Grandes Autores de Wonder Woman“, mediante una edición de lujo, compuesta de seis libros repletos de extras, durante el año 2017 y coincidiendo con el estreno de la película de “Wonder Woman” dirigida por Patty Jenkins y protagonizada por Gal Gadot. Era un buen momento para ello, pues estos seis tomos fueron una recopilación ideal para conocer a este personaje. Y es que la editorial que publica en castellano los cómics de DC Comics tenía claro que 2017 era el año de Diana, y por eso puso a disposición de sus lectores diferentes relatos protagonizados por uno de los iconos por excelencia del Universo DC, interpretado en la gran pantalla por la bellísima actriz israelí Gal Gadot. La ocasión lo merecía, por la película y porqué estamos hablando del personaje que se considera, junto con Batman y Superman, como integrante de la Trinidad de DC Comics, los tres superhéroes más importantes de esta editorial.

La primera Wonder Woman apareció en las páginas de “All Star Comics” en diciembre de 1941, en la llamada Edad de Oro, de la mano del guionista William Moulton Marston y los dibujos de Harry G. Peter. Tras setenta y cinco años de aventuras, “Wonder Woman: Carne” de Brian Azzarello, Cliff Chiang, Aco y Goran Sudžuka llegó a las librerías en el momento ideal: coincidiendo con el estreno de la película de Patty Jenkins. “Wonder Woman“, enmarcada en el universo cinematográfico de DC Comics y Warner Bros., con un presupuesto de casi 150 millones de dólares, se convirtió en el mejor estreno de la historia para una película dirigida por una mujer y un éxito de crítica y de público.
La aparición de la nueva Wonder Woman en la gran pantalla fue objeto de una ola de entusiasmo y su estreno fue calificado de auténtico acontecimiento, casi erigido a la categoría de fenómeno sociológico, que sirvió para reivindicar el coraje, la valentía femenina y la necesidad de empoderamiento en un momento especialmente vivo y palpitante en la lucha por la igualdad y los derechos de la mujer en un panorama de denuncia activa y movimientos feministas en auge.
"Wonder Woman: Carne" (Brian Azzarello, Cliff Chiang, Aco y Goran Sudžuka, ECC Ediciones)Según el guión de Allan Heinberg, Diana era una joven guerrera, hija de Zeus y hermana de Ares, criada como princesa guerrera de las amazonas que también veía sacudida su existencia por la llegada de un aviador a las playas de su isla secreta. En esta ocasión Steve Trevor estaba combatiendo en la Primera Guerra Mundial pero, sea como sea, de la misma forma que en la primera historia de Wonder Woman, Diana abandonaba su hogar para involucrase en la Gran Guerra y detener a Ares, el Dios de la Guerra.

En “Wonder Woman: Carne“, que recopila los números 24 a 29 de “Wonder Woman” publicados originalmente en los EE.UU. entre octubre de 2013 y marzo de 2014, Diana se verá envuelta otra vez en la lucha por el poder de los dioses del Olimpo. Guerra está muerto, Apolo ocupa el trono, Hera ha sido expulsada, Discordia reclama venganza y el bárbaro Primogénito está encadenado y arrodillado frente al rey del sol y el resto de dioses griegos. Por otra parte Cassandra busca al Primogénito, y no se detendrá ante nada ni nadie para liberarlo del yugo y las cadenas. Todo ello acabará por degenerar en una impresionante lucha repleta de traiciones, redenciones, muertes y sorpresas. Y odio, un odio que arde con más calor que mil soles.

"Wonder Woman: Carne" (Brian Azzarello, Cliff Chiang, Aco y Goran Sudžuka, ECC Ediciones)Pocas veces Diana ha lucido tan bien como aquí. Nunca se había mostrado como el personaje femenino fuerte y digno de admiración que nos ofreció Azzarello y, de hecho, nos resulta hasta insultante que que en DC Comics creyesen necesario que tenían que convertirla en novia de Superman, en lugar de hacer hincapié en la excepcional etapa que estaba viviendo en su serie regular, en cómo se estaba reinventando al personaje.
Por cierto, sería injusto no otorgar a Cliff Chiang parte del mérito de este trabajo. Y, aunque haya recibido alguna ayuda de vez en cuando, él ha cargado con casi todo el trabajo gráfico y ha sabido exprimir hasta la última gota y aprovechar todo el jugo de los guiones de Azzarello. Es cierto que no nos ofrece unos lápices no espectaculares, pero sí adecuados a la historia, que narran con detalle y que no resultan estridentes. Un trabajo al servicio de la historia, y un complemento perfecto que huye, intencionada e inteligentemente, de la caracterización de Diana como una mujer pin-up.

El nuevo Universo DC se creó para relanzar y reinventar a sus personajes, y éste es el mejor ejemplo: la Wonder Woman que nos ofrece Azzarello es mejor, mucho mejor, que cualquier otra versión que hayamos visto en el viejo UDC.

Wonder Woman: Carne.
Guión: Brian Azzarello
Dibujo: Aco, Cliff Chiang y Goran Sudžuka
Edición original: “Wonder Woman” núms. 24 a 29
Fecha de publicación: Febrero de 2017
ISBN: 978-84-16945-85-6
Formato: Cartoné. Color.
Páginas: 176
Precio: 17,95 euros