Las precuelas empiezan a ser un producto habitual en el mercado literario (y cinematográfico), pero “Wicked. Memorias de una Bruja Mala” de Gregory Maguire es algo más que una simple revisión de un personaje secundario del clásico infantil “El maravilloso mago de Oz” de Frank L. Baum. Es un magnífico ejemplo de buena literatura fantástica para adultos, que ha vendido más de un millón de ejemplares desde su lanzamiento en el año 1995, que ha vivido una adaptación musical (con letra y música de Stephen Schwartz y dirección del ganador de un premio Tony Joe Mantello) y que llegará próximamente a la gran pantalla, dirigida por Stephen Daldry (“Las Horas”).

image1