Repaso por extenso de lo que considero imprescindible entre lo estrenado en España durante el año 2013. Lógicamente no he visto todo, pero me atrevo a recomendar incluso algunas películas que no he visto (de las que se habla muy bien) y me arriesgo con mi particular top 15.

Terminado el año es lo suyo hacer repaso de lo que hemos hecho y en el caso del cine de lo que hemos visto. Es interesante hacer repaso porque aunque esto no es una ciencia exacta sí resulta curioso para uno mismo y puede ser útil para los demás saber qué es lo que te ha dejado más huella en el recuerdo. En general mi ambicioso propósito en esta reseña es hablar de todo lo que no deberíamos habernos perdido.
Las listas y destacados siempre son relativos porque claro, no has visto todo, y lo que has visto igual no ha sido en el mejor momento o no lo has apreciado bien y con el paso del tiempo lo rumias y lo reubicas en tu recuerdo y en tus preferencias, pero el mero ejercicio de crear tu propia lista es un ejercicio entretenido y una forma de asentar en tu memoria tus mejores experiencias en una sala de cine.

En este año 2013 son varios los títulos que la crítica o el público ha destacado y a mí se me han pasado. Esos vayan por delante porque los recuperaré en los próximos meses y quizás modifiquen un poco lo que ahora pienso. Hablo por ejemplo de lo último de los hermanos Coen, recién estrenado y que gran parte de la crítica está alabando sin complejos “A propósito de Llewyn Davis”; “El mayordomo” que aplacé porque aunque seguramente conseguirá nominaciones en los óscars su director no me termina de convencer; “Rush”, con Daniel Brühl metiéndose literalmente en el pellejo de Niki Lauda; la tercera entrega de la peculiar saga romántica de Richard LinklaterAntes del anochecer” o “El último concierto”, de la que he leído opiniones entusiastas. Hay más.
2013 prometía ser una resurrección del cine de ciencia-ficción pero “After earth” fue un nuevo resbalón para Shyamalan (y van…) y ni “El juego de Ender”, ni “Elysium”, ni “Oblivion” han convencido pese a tener argumentos interesantes o imágenes poderosas. En este género la gran tiunfadora ha sido la nueva entrega de Star Trek y también lo fue, aunque con más peros y tantos defensores como detractores, lo nuevo de los Wachowski, El atlas de las nubes”. Aunque lo más taquillero y popular ha sido la continuación de “Los juegos del hambre: en llamas”.

En general ha tenido más éxito, como ya es habitual, el fantástico concebido como cine de entretenimiento. Los grandes blockbusters vienen siendo sobretodo y desde hace años las películas de superhéroes y este año la más aclamada y aplaudida ha sido “Iron man 3” porque “El hombre de acero” y “Thor 2” no han convencido a todos los públicos por igual aunque también hayan tenido su tirón. A mí “Lobezno inmortal”, que me perdonen los incondicionales, no me convence y eso que está mejor que la entrega anterior.
Mención a parte merece “El Hobbit: la desolación de Smaug” que no sólo es una de las producciones más caras y ambiciosas del año sino que para muchos será sin duda la película de entretenimiento más destacada del 2013 aunque Peter Jackson parece claro que no va a lograr ya el nivel de excelencia de la trilogía del SDLA. En cualquier caso está a años luz de la correcta “Jack el cazagigantes” que yo destacaría muy por encima de la fallida “Oz, un mundo de fantasía”.
Dos películas de pura y dura evasión que han funcionado relativamente bien pero han levantado una polvareda de reacciones diversas son “Guerra mundial Z” y “Pacific Rim”, seguramente los dos títulos que más han dividido al público entre los títulos de evasión. A mí me gustaron los dos porque a ninguno le pedía demasiado y yo diría que, pese a todo, merece la pena verlas porque te las ves en un suspiro.

Completamente desplazados en los gustos del público quedan los policiacos, pero este año ha destacado “Prisioneros”, desde luego mucho mejor película que “Ahora me ves” o “Jack Reacher” que son entretenidas pero menos logradas y eso que la peli de los magos ha funcionado muy bien en taquilla, con trampas argumentales y todo. La segunda es un mero vehículo de lucimiento para un venido a menos Tom Cruise. La sexta entrega de “Fast & furious 6” ha trascendido además de por ser una de las mejores de la saga por el fallecimiento de su protagonista.
Otro género arrinconado por el gran público es la comedia en todas sus vertientes. Lo mejor del año tenía un cierto poso dramático y era una delicia, hablo de “El lado bueno de las cosas”. Seguramente funcionó muy bien porque el componente romántico no era ñoño y en los tiempos que corren no funcionan los títulos sentimentaloides salvo quizás entre las adolescentes que han disfrutado con “Memorias de una zombie adolescente, “Una cuestión de tiempo” o títulos que giran hacia otros géneros como “Hermosas criaturas”, “Spring breakers” o “The host”. En general no son tiempos para la comedia y solo Simon Pegg y para un público principalmente masculino ha hecho algo medianamente interesante con “Bienvenidos al fin del mundo” porque desde luego “Resacón 3” ha sido uno de los fiascos del año.

Para disfrutar en familia los grandes títulos de animación siguen siendo una buena elección porque se van cosechas muy sugerentes año a año. La del 2013 cuenta con un puñado de títulos que no había que perderse: “Frozen”, “Monstruos university”, “Los Croods”, “Gru 2” y “Epic” como mínimo, aunque he leído muy buenas cosas de “Ernest y Celestine”.
Para repasar lo mejor del cine de terror me tengo que dejar ayudar por un coleguilla (gracias David) porque no es lo mío. Me chiva que lo mejor del año para los apasionados del género son la nueva versión de “Posesión infernal”, “The lords of Salem”, “Tú eres el siguiente” y “The collection”. Desde mi perspectiva como mero curioso de este tipo de cine y tirando más hacia el suspense yo diría que se pueden ver “El hombre de las sombras”, “Mamá”, “Expediente Warren” y esa frivolité de humor negro que es “La cabaña en el bosque” que ha conquistado a buena parte de la crítica.

Llevo unos años que para apostar por algo más o menos seguro tiro más hacia el drama intercalando entre el cine independiente norteamericano y el europeo, aunque historias emotivas con argumentos que te llegan y temas con calado hay en toda la geografía mundial como demuestra la iraní “La bicicleta verde”. Me encantó la danesa “La caza” por su retrato de la injusticia y los prejuicios. “La mejor oferta” confirmó lo que prometían las críticas y me parece excelente y “Un asunto real” es una de las mejores películas históricas que he visto recientemente. Tengo mucho pendiente por ver y del que he leído buenas impresiones como “Kon-Tiki”, “La gran belleza”, La vida de Adele”, “Le Week-end”, “War witch”, “Renoir”, “Tabú”, “Una familia de Tokio”, “De tal padre, tal hijo” o ”Weekend”. En cambio no espero casi nada de “Nymphomaniac” porque Lars Von Trier cada vez me convence menos.
España y Latinoamérica consiguen cada año en torno a diez o quince títulos muy interesantes. La gran sorpresa de este año fue la paraguaya “7 cajas”, no funcionó mal la argentina “Tesis sobre un homicidio”, pero mi favorita de América del sur fue la chilena “No” que trata sobre el fin del mandato de Pinochet.
En España la cosecha de estrenos del 2013 no ha sido buena. Casi todos los títulos destacados me parecen un poco irregulares. No hay de hecho ninguna película con la que me quite el sombrero aunque haya varias que me gusten: Me reí con “La gran familia española”, me entretuve con “El cuerpo”, Los últimos días” y la gamberrada de “Las brujas de Zugarramurdi”, me convenció “Alacrán enamorado” y me conmovieron “15 años y un día” y “Vivir es fácil con los ojos cerrados”. Tengo pendientes “Caníbal” y “La herida” que seguro que están en los próximos Goyas. Almodóvar en cambio no anduvo fino con “Los amantes pasajeros” que ha sido una de las grandes decepciones del año y es que no siempre es fácil dar en la diana.

No podemos olvidarnos de los documentales. Hay muchos y muy buenos y es difícil acceder a ellos y abarcarlos todos, pero yo este año destacaría “The act of killing” y sobretodo “Searching for Sugar man” que mucha gente considera incluso uno de las mejores películas del año y aviso, el que lo vea le gustará.
En ese totum revolutum que es el drama y en el que podríamos incluir casi todo lo que no es cine de evasión y entretenimiento hay auténticas maravillas. El drama por excelencia del año es “Amor”, un retrato durísimo no sobre la vejez sino sobre los últimos días de vida de dos ancianos azotados por el alzheimer.
Ya sé que a mucha gente no le ha parecido para tanto pero a mí me encantó “Argo” y la considero justa merecedora del óscar a mejor película en 2013. De intensidad parecida y tono realista tenemos “La noche más oscura” que nos relata cómo acabaron con Bin Laden desde la perspectiva de una analista; “Capitán Phillips” con Tom Hanks acosado por unos piratas somalíes o “12 años de esclavitud” que ya puja fuerte de cara a los próximos óscars. “Tierra prometida” sobre la problemática del fracking no ha tenido mucho éxito pero me pareció una película muy correcta.
Si hay una película para adolescentes este año, cargada además de nostalgia por los 80’s es “La ventajas de ser un marginado” que es una de esas películas que terminan convirtiéndose en título de culto precisamente entre los que un día fuimos o seremos “marginados” que somos todos porque la vida da muchas vueltas.
En Estados Unidos les encanta hacer biopics y en concreto Spielberg llevaba muchos años detrás del de “Lincoln” pero la película, siendo buena, le quedó un poco ladrillo, la verdad. Más interesante resulta el retrato que hace Steven Soderbergh para la televisión de ese ser egocéntrico que fue Liberace en “Behind the candelabra”. A “Rush” que trata sobre Niki Lauda y James Hunt y a “A propósito de Llewyn Davis” (lo ultimo de los Coen) les tengo muchas ganas, pero de momento no las he visto.

Otros dramas interesantes son “El vuelo” (sorprendente propuesta de Robert Zemeckis sobre un piloto alcohólico), “Blue Jasmine” (una de las películas más seriotas del reciente Woody Allen a modo de auge y caída de una pija), el particular retrato de las relaciones maritales que hace Terence Malick con “To the wonder” y esa rareza exótica que es “La vida secreta de Walter Mitty” que prometía más de lo que luego es. Por otro lado y ambientadas en Mississippi dos películas independientes a tener muy en cuenta con un notable poso melancólico: “Mud” y “Bestias del sur salvaje” (la primera ligada a la adolescencia y la segunda a una infancia atípica de una fascinante niña negra con una ilusión desbordante).
Por último cuatro películas con una particular pirotecnia ya sea visual o argumental. Ese magnífico y emocionante musical que es “Los Miserables que supera todas las perspectivas previas que uno se había hecho con una puesta en escena monumental. “Django desencadenado” es puro exceso Tarantiniano homenajeando el western de Sergio Leone. “Trance” es una arriesgadísima apuesta argumental de Danny Boyle que merece la pena remontar en plan puzzle aunque las piezas no te encajen del todo.
Y dejo para el final “Gravity” no sólo porque es la película que más me ha sorprendido este año sino porque Alfonso Cuarón desde “Y tú mamá también”, “Harry Potter y el prisionero de Azkabán” y sobretodo después de “Hijos de los hombres me parece que está más allá del bien y del mal en esto del cine. ¡¡¡Qué buen o mal rato (según se mire) pasé con “Gravity”!!!
Hay más….pero yo esto es lo que destacaría del finiquitado 2013. Por suerte los estrenos no paran…
MI TOP 20 DE LOS ESTRENOS DEL 2013 (sin orden ni concierto)
12 años de esclavitud
Amor
Argo
Capitán Phillips
Django desencadenado
El hobbit 2
El lado bueno de las cosas
Gravity
La bicicleta verde
La caza
La mejor oferta
La noche más oscura
Las ventajas de ser un marginado
Los miserables
Searching for Sugar Man