El juego de cartas “Ali” de Antoine Bauza y Corentin Lebrat, que ha publicado este mes Asmodée Ibérica, es un recomedable y divertido juego de memoria y toma de decisiones, apto para toda la familia, donde los jugadores deberán vaciar de riquezas y tesoros la cueva de los cuarenta ladrones.

image1¡La cueva del tesoro ha sido descubierta! ¿quién saldrá de ella con más tesoros, el astuto Alí o los terribles ladrones?

Con ilustraciones de Stéphane Poinsot, “Ali” de Antoine Bauza (“7 Wonders”, “Rockband Manager”, ” Hanabi”, “Bakong”, “Hurry’ Cup”, “Pocket Rockets”,…) y Corentin Lebrat (“Pulgarcito”) es un divertido juego de cartas, para todos los públicos y todas las edades, que obligará a los jugadores a ejercitar su memoria, apurar al máximo sus apuestas, contar con una pizca de suerte… y a disfrutar. 
La caja de “Ali”, un juego editado por Libellud y distribuido por Asmodée, incluye 45 cartas de tesoro, una carta de Jefe de los Ladrones, una figura de Alí Baba, nueve fichas de alerta, y las indispensables instrucciones. Su precio: 15 euros.

Más información en www.asmodee.es