linea_separadora

La mayoría de películas sobre la Segunda Guerra Mundial se han contado casi siempre desde el punto de vista de quien tiene la industria cinematográfica más potente que, a su vez, resultaba ser el bando ganador y hasta el año 1970 no llegó a las pantallas una película que relatase el ataque japonés a la base naval estadounidense de Pearl Harbor del 7 de diciembre de 1941 desde una visión ecuánime, estadounidense y japonesa. «Tora! Tora! Tora!» es un clásico del género bélico, aunque en su momento fue un fracaso enorme.
«Tora! Tora! Tora!«, una producción conjunta de la 20th Century Fox y la compañía nipona Toei, dirigida por Richard Fleischer, Kinji Fukasaku y Toshio Masuda (Akira Kurosawa abandonó el rodaje por diferencias con las productoras), reconstruye de manera meticulosa el ataque japonés a Pearl Harbor, así como todos los hechos que le precedieron, sin tomar partido, y demostrando los errores de ambos bandos con honestidad y sin falsos patriotismos (como la visión de Michael Bay en «Pearl Harbour«). Unos y otros se equivocaron. Como bien se sabe, el ataque japonés fue el desencadenante de la entrada de los EE.UU. en la Segunda Guerra Mundial, el mayor conflicto armado de la historia de la humanidad.
La película contaba con un guión muy documentado de Larry Forrester, Hideo Oguni y Ryuzo Kikushima que tenía más de seiscientas páginas para una película de poco más de dos horas de duración. Muchos encuentran comparaciones en el díptico de Clint Eastwood «Banderas de nuestros padres» y «Cartas desde Iwo Jima«, aunque «Tora! Tora! Tora!» incide más en el aspecto bélico del ataque.
La película cuenta con unas buenas actuaciones, una banda sonora muy elegante de Jerry Goldsmith, y unas escenas de acción fantásticas, sobretodo en cuanto a las imágenes aéreas. Pese a todo esto, «Tora! Tora! Tora!» fue un grandísimo fracaso de taquilla: costó alrededor de veinticinco millones de dólares y sólo consiguió recaudar catorce. Dicen que el público norteamericano quedó muy poco satisfecho con la visión objetiva, descontento con la decisión de señalar los errores de la marina estadounidense y sorprendido con una propuesta alejada de las exhaltaciones patrióticas a las que estaban acostumbrados. Por el contrario, fue todo un éxito en Japón. La consecuencia de batacazo fue la destitución del presidente y cofundador de la productora 20th Century Fox, el mismísimo Darryl F. Zanuck.
¿Y qué significa el título de la película? Los libros de historia cuentan que «Tora» era frase en clave japonesa para informar que el ataque por sorpresa había tenido éxito.

linea_separadora