El mundo de los videojuegos y el mundo del cómic están acostumbrados a aprovechar las sinergias que ambos generan. “The Last of Us” es uno de los videojuegos más populares y aclamados de los últimos años y Sueños Americanos es la interesante adaptación realizada por el propio director creativo del videojuego Neil Druckmann muy bien acompañado por Faith Erin Hicks y Rachelle Rosenberg.

The Last of Us: Sueños americanos

Edición original: The Last of Us American Dreams 1-4 USA
Guión:  Neil Druckmann y Faith Erin Hicks
Dibujo: Faith Erin Hicks
Color: Rachelle Rosenberg
Formato: Libro rústica, 112 págs. a color.
14,95€

Una aventura llena de acción, una historia esencial que tiene lugar en el mundo del videojuego superventas The Last of Us. Hace diecinueve años, un brote de parásitos fúngicos mató a la mayoría de la población del planeta. Ellie, de trece años, que vive en una de las pocas zonas que permanecen en cuarentena, comienza una nueva vida en un internado militar, donde su amistad con otra de las estudiantes, Riley, la lleva a salir por primera vez al mundo exterior. Más allá de los muros que rodean el reglamentado orden civil que conocen, no tardan en toparse con el violento grupo de insurgentes conocido como Luciérnagas? ¡y con las monstruosas víctimas de la infección!

Planeta Cómic acaba de publicar The Last of us. Sueños americanos, una precuela del exitoso videojuego que nos sitúa en una América post-apocalíptica donde los zomb… donde un virus ha convertido a la mayoría de los humanos en seres violentos, asesinos que ha obligado al resto de la Humanidad a esconderse tras muros y defensas para así encontrar la posibilidad de sobrevivir. 

Pero antes de entrar en canción hablemos de The Last of Us, un videojuego de PS3 y PS4 muy popular y de un éxito enorme que fue presentado por NaughtyDog, los creadores de Uncharted, y que contaba con la dirección creativa de Neil Druckmann (Uncharted: Drake’s Fortune, Uncharted 2: Among Thieves y Uncharted 4: A Thief’s End) quien además de participar en el desarrollo de estos videojuegos colaboraría junto a Faith Erin Hicks (Demonology 101 y Zombies Calling) una popular creadora de web comics que se encargaría de co-guionizar y dibujar esta miniserie que nos presenta a Ellie, la última esperanza de la Humanidad ante el virus que amenaza con acabar con ella.

Puede que, visto así, The Last of Us os suene a “un videojuego más”, pero con más de 200 premios a sus espaldas, con 10 Premios DICE, el premio a mejor juego del año de los Game Developers Choice Awards 2014 y BAFTA y muchos, muchísimos, premios más que han reconocido el meritorio trabajo de la historia además de la calidad, gráficos, etc, hay que reconocer que seguramente NO sea “un videojuego más”. Si a esto le sumamos que al año de su salida ya superaba los 7 millones de copias vendidas pues comprenderemos que The Last of US es muuucho más que “un videojuego más”.

Eso sí, Sueños Americanos se vende como una precuela del videojuego, un extra (no en vano esta historia también formó parte de los DLC, DownLoadable Content o Contenido Descargable, de The Last of US) que permitirá ahondar en la historia de Ellie: la última esperanza de la Humanidad y que comenzó a publicarse un par de meses antes de que el videojuego saliese a la venta, para incentivar a los gamers y hacerlos sufrir un poquito (estos creadores de videojuegos con un poco sádicos, ya sabéis).

Así que conoceremos un poco más sobre los primeros pasos en la adolescencia de Ellie, así como del mundo en el que vive donde la esperanza sólo parece existir para aquellos que creen en las Luciérnagas, un grupo rebelde cuyos objetivos no están muy claros, pero que al parecer luchan por salvar a los humanos.

 {youtube}6xGlHkIPjHc{/youtube}

El caso es que Sueños Americanos me ha gustado, a pesar de que me daba cuenta que me faltaba información, contexto sobre el videojuego, el guión es una delicia, pero es Faith Erin Hicks quien me ha sorprendido, puede que su estilo esté más cercano al gafapastismo (con perdón) que a un género realista como el de los zomb… infectados, pero me resulta muy expresiva y con el color de Rachelle Rosenberg se recrea (por lo que he visto en vídeos como el sobre estas líneas) la ambientación del videojuego maravillosamente¡, pero no perdáis detalle del trabajo de Erin Hicks, una autora que desconocía y que se ha labrado una más que merecida y reputada fama gracias a su trabajo en los webcomics.

Mi único problema con este cómic es que no conozco el videojuego, oh, sí, he oído hablar de él, sé que se está trabajando en una película que guionizará el propio Druckmann, e incluso sé que hay fans tan locos capaces de crear una miniserie online de 6 episodios a través de las escenas del propio juego. Sé todo eso porque he investigado para esta reseña, pero echo en falta que alguien en Planeta Cómic no hubiese dado por hecho que todos los lectores de este tomo iban a conocer todos esos detalles y se hubiese incluido un artículo al menos que sirviese de entrada al mundo de The Last of Us para lectores novatos como yo, obviamente los gamers son el público objetivo pero ¿por qué cerrarse puertas?

Es una pena que, hasta la fecha, Dark Horse no haya anunciado ningún otro cómic destinado a narrar la historia de The Last of Us, imagino que la película dará alas a la rumoreada segunda entrega del videojuego y que, a su vez, esto podrá abrir las puertas a un nuevo cómic. De momento os puedo garantizar que he quedado satisfecho con el trabajo de Druckmann, Hicks y Rosenber, aunque es la creadora de webcomics la que más me ha llamado la atención.