Los géneros literarios de la fantasía, la ciencia-ficción y el terror son sistemática e injustamente ignorados por los canosos eruditos encerrados en polvorientas bibliotecas, los intelectuales de gafas de pasta o los defensores de la gran cultura, y no suelen aparecer en los galardones ni los premios más prestigiosos. Por ese motivo han generado sus propios premios literarios, como los Premios Ignotus, que entregan anualmente la Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror (AEFCFT) y que alcanzan su vigésimo cuarta edición en éste 2015 y cuyos ganadores se darán a conocer en la próxima Hispacón de Granada.

Este galardón literario, instaurado en el año 1991, se otorga a las obras publicadas en España, por autores nacionales y extranjeros y de los géneros de fantasía, ciencia-ficción y terror, durante el año en curso. Lamentablemente, y pese a que no hay ‘sad puppies’ por enmedio como en los Hugo, los premios Ignotus están de capa caída. Pocos votantes (solamente un total de 182 personas han remitido sus votos de un censo de 330 personas) y algunos finalistas poco merecedores de constar en la selección dejan en evidencia los galardones.

A destacar, los nominados a mejor novela en castellano: «A vuestras mentes dispersas» de Joan Antoni Fernández, «El libro de Ivo» de Juan Cuadra Pérez, «El mapa del caos» de Félix J. Palma, «La inconquistable» de José Antonio Bonilla, «La piedad del Primero» de Pablo Bueno, «Las tierras en juego» de Arkaitz León Muela y «Un minuto antes de la oscuridad» de Ismael Martínez Biurrun.

image1