Tres años después de arrasar con “Kingdom Come“, Mark Waid  regresó a esos mismos personajes con “The Kingdom“, una miniserie en la que rescata a algunos personajes de KC para ofrecernos una historia épica y desesperada.

The Kingdom
Edición original: Gog núm. 1 USA, The Kingdom núms. 1-2 USA, The Kingdom: Kid Flash núms. 1 USA, The Kingdom: Son of the Bat núm. 1 USA, The Kingdom: Nightstar núm. 1 USA, The Kingdom: Offspring núm. 1 USA, The Kingdom: Planet Krypton núm. 1 USA
Guión: Mark Waid
Dibujo: Ariel Olivetti, Barry Kitson, Brian Apthorp, Frank Quitely, Jerry Ordway, Mark Pajarillo, Matt Haley, Mike Zeck
Tinta: Frank Quitely, Ariel Olivetti, varios artistas
Color: Rob Ro, John Kalisz, Rob Schwager, Pat Garrahy, Moose Baumann, Alex Bleyaert, Francesco Ponzi, Varios artistas
Formato: Libro cartoné, 240 págs. A color.
23 €

Del siniestro futuro descrito en la galardonada serie Kingdom Come, surge ahora una nueva historia acerca de un demente, un superviviente del holocausto que consumió los campos de Kansas, que amenaza con aniquilar a Superman matándolo una y otra vez viajando atrás en el tiempo. ¡Ahora los héroes del futuro deben unir sus fuerzas con los del presente para impedir que la existencia del Hombre de Acero sea borrada!Escrita por Mark Waid (Flash, JLA) e ilustrada por algunos de los mejores dibujantes del mundo del cómic, The Kingdom enfrenta al mayor héroe del mundo contra su enemigo más letal en un campo de batalla situado en los límites del tiempo.

Kingdon Come fue un evento con el que Alex Ross y Mark Waid revolucionaron el panorama de DC Cómics y que les llevó a tener su propio “Días del futuro pasado”, un futuro lúgubre en el que Kansas había sido aniquilada y dónde los héroes… bueno, habían dejado paso a nuevas generaciones que estaban más próximas a los villanos que a los héroes. En otras palabras, Kingdom Come arrasó en ventas a mediados de los años 90, marcados por Image y por héroes más oscuros.

Una obra escrita por un guionista como Mark Waid y dibujada por Alex Ross que reflejase un futuro oscuro del Universo DC era un éxito seguro y que se encuentra entre el listado de cómics más destacados de los, por otra parte pobres, años 90.

Tres años después DC se animó a publicar The Kingdom, una miniserie de 8 números en las que Mark Waid revisitaba, parcialmente, a los personajes de Kingdom Come y nos mostraba cómo William, un adulto que predica sobre la divinidad de Superman es visitado por éste y tras tener una crisis de fe es elegido por La Quintaesencia:  Shazam, Ganthet, Zeus, Highfather y  Fantasma Errante como portador de un poder con el que producir un cambio supuestamente a mejor. Pero Gog, nombre que toma Gog en su versión “potenciada”, en ¿homenaje al Magog que protagonizaba Kingdom Come? Y que, corrompido por sus nuevos poderes, asesinará a Superman y emprenderá una masacre de versiones de Superman al viajar, día a día, atrás en el tiempo asesinado a Superman.

La trama se complica cuando Rip Hunter toma partido y rescata a la Trinidad de DC años antes de que William se convirtiese en Gog, justo el día en el que nace el hijo de Superman y Wonder Woman a quien Gog secuestra y quiere convertir en Magog. Los tres héroes viajarán en el tiempo, al pasado, para rescatar al hijo de la pareja y para evitar que Gog acelere la destrucción de Kansas. Mientras tanto Waid nos muestra cómo varios héroes del mismo tiempo de los Superman, Wonder Woman y Batman que viajan al pasado intenta evitar que al cambiar éstos el tiempo desaparezca su realidad.

La verdad es que en The Kingdom Mark Waid quiso abarcar mucho, con muchos personajes, una gran amenaza como la de Gog destinado a acabar con todos los Superman y también para explorar las historias que pretende ofrecernos de los hijos de los héroes, personajes como Kid Flash, Nightstar, Offspring o Ibn al Xu’ffasch a los que se dedicó un número a cada uno para explicar su historia y motivaciones (personalmente me quedo con el Kid Flash). El problema es que entre la historia de Gog, la de los Superman, Batman y Wonder Woman del futuro, la de los héroes arrancados de Kingdom Come y demás… pues a Waid no le queda tiempo para hablar de lo realmente importante: el Hipertiempo, el regreso de los infinitos universos al Universo DC, acabando con ese rollo de una línea temporal, una Tierra.

El apartado gráfico es otro pequeño follón, no discuto que haya nombres importantes, pero entre un listado de 8 dibujantes: Ariel Olivetti, Barry Kitson, Brian Apthorp, Frank Quitely, Jerry Ordway, Mark Pajarillo, Matt Haley y Mike Zeck, es algo complicado obtener cierta homogeneidad… e incluso lograr que los dibujantes tengan fluidez con los personajes. No es que estemos ante un trabajo malo, de hecho hay un par de números muy buenos, pero, claro, venimos de un Kingdom Come dibujado por Alex Ross y como que no es lo mismo. No hay mal nivel, eso sí.

En cuanto a la edición de ECC, la verdad es que es bien bonita, el lomo queda impresionante, y además se incluye un artículo de producción propia, lo que siempre me parece una buena noticia.

En definitiva, puede que The Kingdom no sea la miniserie más y mejor hilada del mundo, pero sí que resulta entretenida y pone la primera piedra de lo que serán, de nuevo, las Tierras Infinitas de DC… hasta el nuevo Universo DC, el de las 52.