ECC Cómics recupera el trabajo de Francis Manapul y Brian Buccellato en estos volúmenes de Flash cuya cuarta entrega, “Reverso“, pasamos a comentar a continuación.

Flash 4 Reverso
Edición original: The Flash núms. 20 a 25 USA, The Flash núm. 23.1 USA
Guión: Francis Manapul, Brian Buccellato
Dibujo: Francis Manapul
Tinta: Ryan Winn
Color: Brian Buccellato
Formato: Libro cartoné, 176 págs. a color.
17,95€

Barry Allen apenas empieza a comprender el pleno potencial de la Fuente de la Velocidad, la misteriosa fuente de sus superpoderes. Dicha energía y la conexión que Flash mantiene con ella hacen que el tiempo siga avanzando, pero hay una persona que ha obtenido la capacidad de manipularla en sentido contrario. Este doble siniestro de Flash está acumulando poder suficiente para atrasar los relojes y reescribir varios años de historia. ¿Podrá nuestro héroe proteger el presente antes de que el Flash Reverso le robe sus habilidades?

Tras los sucesos de Flash: Avanzar, Flash: La revolución de los villanos y Flash: La guerra de los Gorilas, los autores Francis Manapul y Brian Buccellato concluyen su legendaria etapa al frente de las aventuras del héroe más rápido del mundo enfrentándolo cara a cara con su peor enemigo en Reverso. Este volumen recopila los números del 20 al 25 de la serie original The Flash además del especial The Flash 23.2: Reverse Flash.

Estamos ante el cuarto volumen de la recuperación del Flash del Nuevo Universo DC que cayó en las manos del dibujante filipino-canadiense Francis Manapul y en la que, una vez más, vemos como hay cierta descompensación entre lo brillante del dibujo y un guión un tanto ligerito.

En esta cuarta entrega se recopilan 6 números USA, con especial relevancia por la aparición de un Flash Reverso cuyos poderes no parecen estar basados per se en la Fuerza de la Velocidad sino en los viajes en el tiempo y utiliza sus habilidades para asesinar a ciertos personajes que vimos atrapados en la Fuerza de la Velocidad en números anteriores. Esa experiencia los ha convertido en blancos humanos y al comienzo del volumen su número se va reduciendo hasta que tan sólo Iris West y Flash quedan como supervivientes ante los asesinatos del Flash Reverso. Hay que decir que el diseño de Reverso es muy… “Images años 90” y que el misterio sobre quién se oculta sobre está identidad es resuelto con facilidad por el lector, pero aún con todo resulta una historia ligera y amena.

Dejando aparte la chicha argumental sobre el villano tenemos el cruce de Flash y Kid Flash, una “cita” en la que lo que destaca es hacer parecer a Kid Flash un auténtico capullo integral y a Flash como un superhéroe mega-paciente. No es uno de esos encuentros míticos, por mucho que Manipul lo adorne con sus ilustraciones de una manera impecable.

El fallo de esta etapa, a mi modo de ver, es que Francis Manipul y Brian Buccellato entregan unos guiones flojetes en los que destaca el hecho de que Iris West no sea La Chica de Flash y que Barry Allen quede como un personaje un tanto plano. Ni tenemos a Wally West, y se le echa muuuuucho de menos, ni tenemos al Barry Allen de leyenda, sino a una aproximación a lo que podemos ver en la serie de TV y poco más.

Eso sí, el apartado gráfico compensa todos los defectos que pueda tener el guión y es que, aquí sí, Francis Manipul demuestra por qué en DC le ofrecieron los guiones: para retenerlo como dibujante. Y es que estamos ante una representación de Flash nunca vista, realmente espectacular y que juega con los efectos cinéticos generando hermosas composiciones. Lo dicho, puede que el guión no mate, pero los dibujos te llegan directos a la retina.

La edición de ECC Cómics es un más que correcto cartoné en el que disfrutar del dibujo de Manipul.

En definitiva, de todas las recopilaciones de Flash que está recopilando ECC estamos ante la más floja, no es de extrañar enfrentado a Mark Waid y Geoff Johns, aunque posiblemente sea la mejor dibujada, ironías del destino.