Thanos y Adam Warlock son dos caras de la misma moneda, dos personajes que han evolucionado juntos, como una pareja de octogenarios que se quieren pero que nunca dejan de discutir acerca de cualquier nimiedad. En «Thanos: La primera nueva trilogía«, un tomo en el que se reúnen tres novelas gráficas y una miniserie creadas por Jim Starlin, viviremos un nuevo episodio de su larga y prolífica relación.

Thanos, el titán loco, asesino y destructor de mundos, ha de seguir una serie de pistas por todo el Universo en busca de la revelación que reescribirá todos nuestros mañanas. A su lado, el héroe resucitado que una vez fue su mayor enemigo: ¡Adam Warlock!

Thanos es una figura más que conocida en los cómics de Marvel y si antaño eran necesarias las presentaciones, las películas del Universo Cinematográfico Marvel lo ha puesto en el candelero y a día de hoy prácticamente no hay lector, seguidor y aficionado de Marvel, de sus cómics y sus películas, que no lo conozca y desee saber qué hará con el Guantelete del Infinito, o con cualquier artefacto cósmico de gran poder que caiga en sus manos. Su papel crucial en toda la saga cinematográfica marveliana ha supuesto que su presencia entre las novedades editoriales de La Casa de las Ideas, y por defecto de Panini Cómics, haya sido constante durante el último lustro. Obsesionado con la Muerte, a la que ama, y con el poder, al que persigue, Thanos es uno de los villanos más importantes del Universo Marvel, antagonista destacado de las sagas cósmicas de Jim Starlin, némesis habitual de Adam Warlock, y rival temible donde los haya. Por ese motivo esta es una buena oportunidad para publicar la ingente cantidad de material que existe sobre este carismático personaje, casi siempre villano,… aunque en contadas ocasiones el lobo se ha vestido de oveja y de antihéroe.
El llamado Titán Loco, hijo de Mentor, Adorador de la Muerte, uno de los inmortales Eternos de Titán, Genocida Universal, megalómano y conspirador, fue durante un breve lapso de tiempo el señor del poder cósmico de las seis Gemas del Infinito, el omnipotente, omnisciente y omnipresente poseedor del Guantelete del Infinito, con dominio sobre tiempo, espacio, poder, realidad, mente y alma, pero por suerte, o por desgracia, como ya sabemos los lectores y conocedores de los cómics Marvel, de vez en cuando el hartazgo asola a Thanos en sus frustrantes búsquedas del amor, de la muerte, y del poder absoluto. Entre otros motivos, por su incapacidad manifiesta por alcanzar sus objetivos y dejar que estos se escapen siempre como arena entre sus dedos.

«Thanos. La Primera Nueva Trilogía» recopila tres novelas gráficas (OGN o Original Graphic Novel: «The Infinity Relativity«, «The Infinity Revelation» y «The Infinity Finale«) y una miniserie de cuatro números («The Infinity Entity«), publicadas originalmente entre los años 2014 y 2016, y que sirven de continuación a los acontecimientos narrados en «Thanos: Epifanía» y, a su vez, a «Thanos: El Fin del Universo Marvel«. La historia se abre con «La relatividad del Infinito» y un Thanos inquieto a bordo de su nave espacial, con la desagradable sensación que hay un desequilibrio en su interior, y también en el universo. Parte del enigma que se presenta ante el Titán Loco, y su aliado Adam Warlock, guarda relación con una extraña forma geométrica de gran poder a la que le llevarán una serie de pistas que están sembradas por el universo, aunque su camino no será fácil: los Badoon, Estela Plateada, Billy Rayos Beta, Ronan, Quasar, los Guardianes de la Galaxia (en la encarnación de Dan Abnett y Andy Lanning) y Pip el Troll, Mefisto o Annihilus. Sí, en «La revelación del Infinito«, la máxima autoridad en la Zona Negativa y sus ejércitos de la Aniquilación preparan un nuevo asalto sobre nuestro Universo en busca de una fuente de poder infinito, y para detener la invasión se formará una frágil alianza de héroes… que deberá contar con la inestimable, aunque nada deseada, ayuda de Thanos. El cierre de la trilogía de novelas gráficas, «El final del Infinito«, nos descubre que durante la ausencia de Thanos la galaxia ha sido devastada por las hordas de Annihilus, casi sometida, y que ha aprovechado el poder de Adam Warlock para sembrar la destrucción por doquier. La muerte, que siempre ha sido para Thanos la promesa de una calma reconfortante, tendrá que esperar hasta que el villano (¿el héroe? ¿el anti-héroe? ¿el villano en busca de redención? ¿el malvado que vió la luz tras su epifanía?) rescate a Adam Warlock de su encierro y restaure el universo a su estado original.
El tomo «Thanos. La Primera Nueva Trilogía» alcanza su cénit con la miniserie «La entidad del Infinito«, pues está dibujada por el maestro Alan Davis, uno de mis dibujantes favoritos de todos los tiempos. No creo que haya nadie que ignore su nombre, pues es uno de los mejores autores de cómic mainstream importado del mercado anglosajón, un dibujante dotadísimo cuyo talento, inmenso, no tiene límites y el universo de los superhéroes no le hace justicia a su estilo, limpio y fluido, dinámico y ágil. Su trabajo en títulos en la colección «Excalibur» a finales de los años ochenta, donde narraba las aventuras interdimensionales y repletas de humor a un grupo mutante realmente diferente y original, o obras como «Batman: Mi principio… y mi probable fin» y «JLA: El Clavo«, rayaban la perfección.

Curiosamente, en este voluminoso tomo Thanos comparte parte de su odisea con Adam Warlock, pero éste, para los seguidores del Universo Cinematográfico de Marvel, no existe. Mientras en los cómics de La Casa de las Ideas lleva más de cincuenta años luchando contra el Titán Loco Thanos o contra su contrapartida oscura, el Magus, entre muchos otros villanos cósmicos el director James Gunn solamente ha esbozado al personaje en una escena post-créditos de «Guardianes de la Galaxia 2«. La primera vez que los lectores de cómics vieron a Adam Warlock fue en septiembre de 1967, con la publicación del cómic número 66 de «Los Cuatro Fantásticos«. El personaje, un mero secundario creado por Stan Lee y Jack Kirby para acompañar al enfrentamiento del clásico supergrupo familiar y los científicos de la Colmena que habían raptado a la escultora ciega Alicia Masters, fue bautizado como ‘Él’ pero, sin embargo, Roy Thomas y Jim Starlin fueron los encargados años después de darle un sentido, coherencia, continuidad e historia dentro del universo.

En conclusión, «Thanos. La Primera Nueva Trilogía» es una obra que encantará a todos los lectores que han seguido los pasos del Titán Loco durante los últimos años, al margen de su súbito ascenso a la popularidad de la mano de las películas de Marvel, gracias a la prolífica producción de su creador, Jim Starlin, que ha explotado la gallina de los huevos de oro hasta la saciedad desde que lo creara en los años sesenta. ¿Demasiado? Es posible. No hay que obviar, por supuesto, la reciente etapa escrita por Donny Cates, que hizo las delicias de los lectores y demostró que hay vida para el de Titán más allá de su padre.

Thanos. La Primera Nueva Trilogía.
Autores: Alan Davis, Jim Starlin y Ron Lim
Colección: Marvel Integral
Edición original: «The Infinity Relativity», «The Infinity Revelation», «The Infinity Finale» y «The Infinity Entity» núms. 1 a 4
Fecha de publicación: Mayo de 2019
ISBN: 9788491679097
Formato: 18×27.5cm. Tomo en tapa dura. Color
Páginas: 408
Precio: 40,00 euros