Un nuevo libro de Brandon Sanderson, el inicio de la trilogía de los Reckoner, y un nuevo acierto. “Steelheart” es un libro de fantasía, ambientada en un mundo de supervillanos, en el que los humanos por fin han encontrado el valor para luchar contra sus amos.

"Steelheart" (Brandon Sanderson, Nova)Steelheart
Brandon Sanderson
Páginas: 416
Formato: 15 x 23 cm
ISBN: 978-84-666-5296-4
PVP: 21.00 €

Diez años atrás, Calamity irrumpió en la ciudad en la forma de una explosión en el cielo que otorgó a algunos seres poderes extraordinarios. A estos se los empezó a llamar Épicos, y pronto subyugaron a la población empleando sus increíbles poderes con el afán de gobernar la voluntad de los hombres y conquistar el mundo. Ahora, un tirano y furioso Épico llamado Steelheart se ha proclamado dueño y señor de la ciudad de Chicago Nova.

De él se dice que es invencible; ninguna bala puede hacerle daño, ninguna espada puede atravesar su piel, ningún fuego quemar su cuerpo. Nadie se atreve a desafiarlo… Nadie salvo los Reckoners, un grupo clandestino que no goza de poderes pero sí de una férrea disciplina, conseguida tras pasarse la vida estudiando el comportamiento de los Épicos con el objetivo de hallar sus puntos débiles y poder así exterminarlos.

El joven David Charleston se unirá a ellos con el fin de vengar la muerte de su padre a manos de Steelheart. Los Reckoners quieren venganza, y el chico tiene una cualidad que le distingue del resto: sabe que el Épico no es invencible. David es el único que ha visto sangrar a Steelheart.

Últimamente he desarrollado la, estúpida, teoría de que los mormones vienen a ser lo que los vascos a España, es decir, un pueblo muy capaz con una gran debilidad que siempre comienza con la frase: “no hay huevos a…” sólo así me explico que tanto Orson Scott Card como Brandon Sanderson sean unos autores tan prolíficos y de tanta calidad. ¡Les han retado a ello! (¿demasiadas horas viendo Vaya Semanita?)

El caso es que con este primer volumen de la trilogía Reckoner me encuentro con un nuevo giro de tuerca, aunque los comienzos del libro nos hagan suponer que estamos ante una estructura argumental muy similar a la de El Imperio Final, por todo aquello de derrotar al líder enemigo, pero que aquí guarda un par de sorpresas argumentales sobre las que no quiero daros demasiados detalles para no estropearos la lectura (sí, sí, seguro que después todo el mundo dirá que “se veían venir”). Lo cierto es que, una vez más, estamos ante un libro tremendamente interesante por el escenario que dibuja, una sociedad humana que ha caído bajo el yugo de unos seres, los Épicos, superpoderosos y sin conciencia alguna que han arrasado el mundo y ahora lo gobiernan con mano de hierro y una tiranía que haría enrojecer a muchos dictadores y caudillos. Los Épicos son amorales, sólo interesados por el poder y el dominio de las masas, de entre las que hay un joven, David, que conoce la debilidad del líder de Chicago Nova, Steelheart, lo ha visto sangrar y lleva diez años preparando su venganza por el asesinato de su padre. Por este motivo David rastrea a los Reckoners, algo así como la resistencia humana, para unirse a ellos y conseguir su objetivo en la vida: matar a Steelheart.

Naturalmente eso no será un paseo triunfal y David habrá de pasar su particular vía crucis por el camino del Héroe… que es exactamente lo que todos estáis deseando leer, pero, cuidado, hay sorpresas y algunas no os resultarán agradables.

"Steelheart" (Brandon Sanderson, Nova)Al comienzo de esta reseña os hablaba, a modo jocoso, de la elevada productividad de Brandon Sanderson, es innegable que sus libros atesoran calidad e imaginación en dosis muy elevadas, pero sigue resultando chocante que no sólo consiga mantener el ritmo creativo, sino que además lo incremente. Lo de este 2014 es algo de traca para los fans de Sanderson ya que su alta productividad, y las previsiones de publicación, prácticamente nos aseguran hasta cinco nuevos libros: “Words of Radiance”, “Firefight”, “Mistborn: Shadows of Self”, “Skin Deep” y “Sixth of the Dusk”. Creo que ni Stephen King (cuando iba puesto de todo) era capaz de un nivel así. Y no estamos hablando de cualquier libro, estamos hablando de que va a continuar con Firefight, la trilogía de los Reckoners, de una segunda novela corta de Legion (Skin Deep), de la segunda entrega de La Guerra de las Tormentas (Words of Radiance), de la segunda entrega de la segunda trilogía de Nacidos de la Bruma (Mistborn: Shadows of Self) y de una novela corta más (Sixth of the Dusk). Y no es por nada, pero estoy seguro de que todos y cada uno de estos libros serán una maravilla. No sé si podemos otorgarle el título de “mejor autor de fantasía del momento” (que anda que no ha hecho méritos en estos años) pero desde luego sí podemos darle el de “más prolífico”, para alegría de sus editores en España. Y aquí lo vuelve a bordar, porque hay que reconocer que Steelheart engancha y se une a al podio de novelas superheroicas de corte cifi, podio que comparte con “Mundo de Dioses” de Rafa Marín, y “Muy pronto seré invencible“, de Austin Grossman.

En cuanto a la edición, de verdad, no es que no haya un sólo error, es que se permiten el lujo de devolver a los amantes de Nova una de las esencias de la colección, las presentaciones de Miquel Barceló. Hace años que un editor me dijo que el editor español debía aportar algo a la edición, en Ediciones B entendieron este aspecto a la perfección y cada uno de los artículos de Miquel es algo más que una digna introducción: es un extra que da más valor al libro.

Hace unos días leí unos comentarios en Facebook donde se venía a decir que los blogs y webs que hacemos reseñas nos “vendemos” por un libro, que prostituimos nuestra opinión y que no damos “palos” a las editoriales. Particularmente tengo que decir que en mi caso no es así, pero no lo es porque suelo ir siempre a tiro hecho, busco lecturas que sé que me van a apasionar, y sino dejo el libro a medias. Brandon Sanderson es algo más que una apuesta segura, la calidad de sus obras es indiscutible y abrir, a ciegas, cualquiera de sus libros es encontrarse con la auténtica certeza de que vas a disfrutar como un niño con ese libro. Steelheart, una vez más, es una demostración de que Brandon Sanderson es un maestro de la fantasía y uno de los pocos escritores que vive por y para su  arte, seguir su obra os garantizará algunas de las mejores lecturas de fantasía de vuestra vida.