Galardonado con el premio Locus en el año 1987, “Soldado de la niebla” de Gene Wolfe es el primer volumen de la trilogía de Latro, una saga a medio camino entre la literatura histórica y la fantasía protagonizada por un mercenario de la Grecia clásica, al final de la Segunda Guerra Médica, en el año 479 a.C., que recibe una herida en la cabeza que le ocasiona que cada noche se le borre la memoria. La herida, por el contrario, también le ha concedido un don: ver y hablar con los dioses. “Mi nombre es Latro. No debo olvidarlo“.