Bill Willingham y Mark Buckingham crearon Fábulas… y nada volvió a ser igual en Vertigo. Tras el cierre de esta llegó Fabulosas y a su cierre le ha tocado el turno a Por siempre jamás, una serie que parte de la premisa de que mezclar espías y magia puede ser algo realmente interesante.

Por siempre jamás 1: Desde las páginas de Fábulas – El protocolo Pandora
Edición original: Everafter: The Pandora Protocol núms. 1 a 6 USA
Guión: Lilah Sturges (Matthew Sturges), Dave Justus
Dibujo: Steve Rolston, Travis G. Moore
Tinta: Andre Parks
Color: Michael Wiggam
Portadas: Tula Lotay
Formato: Libro rústica, 144 págs. a color
13,5 €

Cuando la magia abunda, esta puede ser usada en aras de un bien mayor… o para plantar las semillas de la anarquía y el terrorismo. Los Agentes Fantasma son una red global de espías integrada por humanos y por fábulas, encargados de velar por un mundo en el que la magia está a la orden del día y de proteger a la humanidad de sí misma. Asiste al regreso de viejos conocidos como Bo Peep, Peter Piper, Hansel y Conner Lobo, a la presentación de nuevos personajes… ¡y a la irrupción de un aterrador villano!

El primero que no estuviese a punto de echar una lagrimilla cuando terminó de leer el número 150 de Fábulas que levante la mano… ¿tantos? Maldición, va a ser verdad que soy un poco moñas… Ejem, en fin, el caso es que, lloraseis o no, seguro que echáis de menos tanto como yo a los personajes de la maravillosa serie de Bill Willingham y Mark Buckingham, y eso en DC lo saben y lo notan dolorosamente en sus catálogos y ventas, y dado que el guionista dejó abierta la posibilidad a que surgiese nuevo material basado en los personajes primero se intentó con Fabulosas, cancelada tras apenas pasar de los 30 números, y ahora le llega el turno a Por siempre jamás, serie que se inicia con este Protocolo Pandora que, como su subtítulo indica, trata de cómo las fábulas intentan lidiar con los nuevos “monstruos” que asolan la Tierra ahora que la magia ha sido liberada, que los humanos pueden utilizarla… y que se están creando nuevas fábulas humanas a cada día que pasa.

Así que se prepara un equipo de espías, los agentes fantasma, cuya ¿primera? alineación está compuesta por Bo Peep, Peter Piper y Hansel (y no, éste último no ha cambiado ni un ápice) que se encargan de “tratar” con las nuevas fábulas… aún cuando éstas puedan resultar realmente complicadas. Al grupo se sumará Conner Lobo, hijo de Feroz y Blanca, un joven con mucho poder y entusiasmo… lo que causará algún que otro roce con su compañero Piper (a él , y a su mujer: Bo Peep, los conocimos en la novela Peter y Max que editó ECC hace un tiempo) y que será nuestros ojos en estos primeros números.

“Peter y Max: Una novela de Fábulas” (Bill Willingham y Steve Leialoha, ECC Ediciones)

El Protocolo Pandora comienza con Jordan, una niña de 12 años y nueva fábula de enorme poder, que se las hará pasar canutas a los agentes fantasma y que servirá para que sepamos lo que motiva al jefe de los agentes: Feathertop. Naturalmente el trabajo se complicará paulatinamente, aunque habrá una más que interesante conclusión en el quinto número, dejando el sexto para contar una historia al más puro estilo Fábulas… mezclado con género de espías.

Fantásticas portadas de Tula Lotay

La verdad es que no tenía demasiadas esperanzas depositadas en Por Siempre Jamás y El Protocolo Pandora me ha sorprendido muy gratamente, cierto es que estamos ante personajes más que secundarios de Fábulas, pero la esencia de la serie está muy bien conseguida.

Lilah Sturges, nacida como Matthew Sturges, nombre con el que se le conoce por haber guionizado, junto con Bill Willingham, la serie Jack de las Fábulas a lo largo de 50 números, es la encargada de llevar la manija de Por siempre jamás 1 El protocolo Pandora. En su catálogo destaca el hecho de haberse encargado de la serie House Of Mystery durante 42 números y cosillas como la miniserie de Los Literales. Le ayuda David Justus que ya había hecho sus pinitos colaborando en algún número de Fábulas.

Del dibujo se encarga un dibujante como Travis G. Moore que sorprende con unos lápices preciosos y sabiendo capturar, y más a cada página que pasa, la esencia de la serie, dotándola de su propia personalidad a la vez que nos enamora con páginas realmente trabajadas. Os invito a ver su blog donde encontraréis más muestras de su trabajo. Steve Rolston se ocupa de la última historia del volumen, un trabajo a medio camino entre el cartoon y el estilo de Moore que funciona a la perfección en una historia muy bien hilada.

Sobre la edición de ECC Cómics os diré que es un volumen en tapa blanda, lo habitual, muy bien editado, sin pegas ni errores, y que acertadamente cuenta con un artículo firmado por Jorge García en el que nos habla de Por siempre jamás.

En definitiva, Por siempre jamás. El Protocolo Pandora, es una serie prometedora… aunque quizás las ventas no acompañen, pero eso no nos debería privar de disfrutar con una serie realmente interesante. ¡Y que dure lo que tenga que durar! Pero que sea mucho, ¿vale?