La publicación de un nuevo volumen de “Saga“, la space opera de Brian K. Vaughan y Fiona Staples, es uno de los momentos más esperados a lo largo del año, y más cuando en el volumen anterior vivimos la separación de la disfuncional familia compuesta por Alana y Marko y esa pequeña maravilla llamada Hazel.

“Saga. Capítulo 5” (Brian K. Vaughan y Fiona Staples, Planeta Cómic)

Espectacular portada

Saga. Capítulo 5
Edición original: Saga #25-30 USA
Guión: Brian K Vaughan
Dibujo: Fiona Staples
Color: Fiona Staples
Formato: Libro cartoné, 152 págs. a color
16,95€

Esta es historia de Alana y Marko, una pareja que encuentra el amor entre el caos de la guerra y forma una familia con el nacimiento de su hija. Su objetivo: dejar todo atrás, arriesgando todo lo que tienen en su vida para traer una nueva a este peligroso y antiguo universo.

Sigue la space opera de Brian Vaughan y Fiona Staples, ganadora de múltiples premios Eisner a mejor serie nueva, mejor serie regular y mejor guionista.

Continuamos con la historia de Hazel y averiguando qué sucedió tras ser secuestradas, ella, su abuela y Alana, mientras Marko intenta recuperar a su familia. La verdad es que Vaughan separa a la familia en circunstancias dramáticas en el volumen anterior de Saga y aquí nos presenta una odisea para volver a juntarlos que, desgraciadamente, y tal y como nos avanza Hazel no se concretará hasta pasados unos años, como pudimos ver en el volumen siguiente, alargando así la penitencia por los pecados cometidos por Alana y Marko.

“Saga. Capítulo 5” (Brian K. Vaughan y Fiona Staples, Planeta Cómic)

Marko está realmente enfadado

“Saga. Capítulo 5” (Brian K. Vaughan y Fiona Staples, Planeta Cómic)

Un vistazo a los dragones de Saga

Es interesante descubrir qué enfrentó a las especies de Alana y Marko en primer lugar, y a a la mayoría de razas sentientes en segundo, pero sobre todo es interesante ver cómo se va desarrollando la acción de forma paralela hasta que las tres líneas argumentales que se van desarrollando en este volumen, repletas de acción, confluyen y dejan la acción preparada para el sexto volumen. Eso sí, el destino de Hazel es de esos que nos hace lamentarnos, pero sería mucho más grave si no fuese ella misma la narradora, lo que nos indica que todo saldrá bien.

Brian K Vaughan es un autor por el que siento devoción, puede que haya gente que no lo aprecie demasiado, pero a mi me parece que sus proyectos siempre son más que interesantes, puede que el gran éxito le haya llegado con Saga, pero un guionista con un listado de proyectos como estos: Dr. Extraño: El Juramento, Runaways, Ex Machina, Los Leones de Bagdad, Y: El último hombre o Paper Girls, demuestran que Saga no es flor de un día.

Por otra parte tenemos a una deliciosa Fiona Staples cuyo trabajo adolece de una ausencia alarmante de fondos pero que se compensa con espectaculares composiciones y el maravilloso uso del color que convierte en una auténtica maravilla cada una de las páginas de Saga.

En cuanto a la edición de Planeta Cómic es un lujo contar con una edición de tanta calidad, aunque bien es cierto que a mi me gustaría ver las portadas intercaladas entre cada uno de los cómics que componen estos tomos, pero imagino que siguiendo la edición USA no hay muchas alternativas para que podamos ver esas obras de arte de portadas de Saga en otra zona que no sea la que marcan los propietarios originales de los derechos.

En definitiva, puede que no sepamos hacia dónde conduce Brian K Vaughan la historia, puede que nos peguemos durante toda la historia de Saga reclamando a Fiona Staples que cuide un poco más los fondos, pero dejando esos dos detalles aparte la verdad es que Saga no deja de ser una auténtica maravilla, una deliciosa space opera, que no os podéis perder.