Sigo enganchado a Mundodisco, alternando la lectura de libros más “serios” (es un decir), con el desahogo que me supone disfrutar de títulos como este magnífico «Ronda de Noche» de Terry Prattchett.

 

Ronda de Noche 
Terry Pratchett   
Mundodisco 29
Plaza y Janés/Debolsillo 
400 páginas
Rústica con solapas 
8.95 € (bolsillo)
6,99 @ (ebook)
17.90 €

Sam Vimes, el inefable jefe de la guardia de Ankh-Morpork, viaja en el tiempo para atrapar a un asesino y detener una sangrienta sublevación.

Cuando Sam Vimes, duque de Ankh, se halla en plena persecución de un asesino en serie, es engullido por una tormenta junto con el criminal. Al despertar, ha retrocedido treinta años en el tiempo… Nadie le conoce, el asesino anda suelto y además está a punto de desatarse una revolución que obedece a oscuros propósitos. Una vez más, Vimes tomará el mando para evitar un inminente baño de sangre, ¡aun a riesgo de no poder regresar a su mundo ni a su tiempo!

Posiblemente estemos ante el libro más serio de Mundodisco, no os asustéis, las risas están garantizadas, aunque Terry Pratchett aprovecha para hacer una nada sutil crítica a las revoluciones del pueblo y a lo que acaban por desencadenar (normalmente un gobernante aún peor que el anterior).

En Ronda de Noche Sam Vimes viaja al pasado accidentalmente (cosas de la biblioteca de los magos), a una Ankh-Morpork que aún no está controlada por Lord Vetinari y que hierve de espíritu revolucionario en un desesperado intento por escapar de un horrible gobernante. Vimes intentará ocupar el lugar del que fuera su mentor, el sargento Keel, mientras lucha por capturar a un psicópata que también ha viajado en el tiempo con él. Lo realmente interesante del libro son las opiniones que Terry Pratchett va dando a través de Sam Vimes y sus dudas respecto a cualquier proceso revolucionario y sus componentes. Naturalmente estamos ante un libro hilarante, como la mayoría de libros de Mundodisco, pero que se desmarca de los anteriores al incidir más en la ironía del autor. Otro punto interesante es el de poder ver a personajes tan conocidos como Escurridizo, Vetinari (pre-Lord), Colón, Nobbs, etc, en sus inicios. Pero el gran protagonista es Sam Vimes, un personaje que, poco a poco, se ha ido erigiendo como uno de los puntales sobre los que se asienta Mundodisco y uno de los, aparentemente, favoritos de Terry Pratchett (y de este lector).

Ronda de Noche es, además de esta novela, el popular nombre con el que se conoce a un cuadro de Rembrandt al que homenajea la portada del libro y que representa a la Corporación de Arcabuceros de Ámsterdam, una bella obra de arte a la que el portadista (Paul Kidby) homenajea, aunque también homenajea al portadista habitual de Mundodisco: Josh Kirby, fallecido en 2001, un detalle de parte de su sucesor Paul Kidby que sitúa a Kirby en el lugar donde Rembrandt se autoretrató.

En conclusión, Ronda de Noche posiblemente es el libro más maduro de Mundodisco, un equilibrio perfecto entre humor y denuncia social (¿revolucionaria?), una llamada de atención ante los sucesos que están convulsionando al mundo en estos momentos y un libro totalmente recomendable.