Durante el pasado Festival de Sitges pudimos asistir al prestreno de «[REC] 4: Apocalipsis«, la enésima entrega de la saga de zombies de Jaume Balagueró, la película que, desde la segunda, no iba a rodar y que, a criterio de Marisol, no debería haber rodado. Breve y dura la crítica la que os espera a continuación.

 

[REC] 4: Apocalipsis
Director Jaume Balagueró
Guión Jaume Balagueró, Manu Díez
Música Arnau Bataller
Fotografía Pablo Rosso
Reparto: Manuela Velasco, Héctor Colomé, Mariano Venancio, Críspulo Cabezas, Paco Manzanedo, Emilio Buale, Ismael Fritschi, María Alfonsa Rosso, Carlos Zabala, Khaled Kouka, Paco Obregón, Javier Laorden, Cristian Aquino

Ángela Vidal, la única superviviente de una terrible infección, es evacuada de un edificio. Sin embargo, a pesar de que la situación parece estar controlada, el caos vuelve a desatarse y la semilla del mal renace adoptando nuevas y terribles formas

Hace unos días pudimos ver la que esperemos sea la última película de la saga [REC], una saga que con cada nueva entrega se ha ido desinflando más y más hasta acabar por perder la capacidad de sorpresa que sí nos ofreció la primera entrega (quizás el rodar con cámara en mano tenía bastante que ver). REC 4 Apocalipsis, ha tomado protagonismo en la Gala de inauguración del Festival de Sitges 2014. Un protagonismo que se torna inmerecido tras el visionado de la película.

Junto a la  falta de rigor científico en la temática de las epidemias, (no hubiese estado de más documentarse por un epidemiólogo especialista) o la falta de rigor igualmente aplicable al tratamiento de los militares (quienes con seguridad no reconocerán los métodos de la película como propios), se une la falta de un guión sólido, convirtiendo esta película en el canto del cisne de una saga, que si en sus inicios elevó a los más altos niveles a Jaume Balaguero, quien en esta ocasión, ha defraudado a sus seguidores, dejándoles un regusto amargo, aunque seguramente rentabilizará los 4 millones de euros que costó su rodaje.

La falta de rigor en ambos aspectos, así como la prácticamente inexistencia de guión, convierte a la película en una secuencia de gente corriendo asustada y que ni siquiera se ajusta al papel  que tiene en la película, da igual si el médico, el militar o un simple cocinero, todos actúan del mismo modo, lo que por momentos dificulta la correcta interpretación por parte del público de los personajes.

La película se inicia con la protagonista Ángela Vidal, siendo evacuada del edificio de [REC]3 por los militares, quienes se llevan a la misma y a todos los que han estado en contacto con ella, a un barco alejado de la costa, donde deben pasar la cuarentena.

La acción se desarrolla íntegramente en el interior del barco, en un ambiente en muchas ocasiones oscuro y claustrofóbico, en el  Ángela es objeto de experimentos, junto a  los monos que les acompañan en el barco, siendo uno de los mismos el responsable de la primera infección zombi del barco.

Prescindible y sobre todo con pocos merecimientos para inaugurar el festival de Sitges.