La actriz australiana de ascendencia polaca Mia Wasikowska parecía que tenía ante ella un futuro prometedor, tras protagonizar «Alicia en el país de las maravillas» de Tim Burton, pero muchos siguen esperando a esa gran producción que la lance al estrellato. Ni «Restless», ni «Jane Eyre», ni «Albert Nobbs», ni «Lawless» dieron en el blanco, y parece que la extraña, angustiante e incestuosa «Stoker» del coreano Chan-Wook Park tampoco lo será.

Producida por los hermanos Tony y Ridley Scott (pese a que el primero murió dramáticamente en agosto del año pasado), con guión de Ted Faulker (pseudonimo del actor de la serie de televisión «Prison Break», Wentworth Miller), y dirigida por el coreano Chan-Wook Park («Sympathy for Mr. Vengeance», la elogiada «Oldboy» que pronto vivirá un remake norteamericano dirigido por Spike Lee con Josh Brolin de protagonista, «Sympathy for Lady Vengeance», «Thirst»,…) en su primera aventura en los EE.UU., «Stoker» es una película que cuesta enmarcar en un género en concreto, puesto que se presenta como un thriller con pinceladas de suspense y como un cuento de hadas gótico con algo de terror psicológico, mezclado en dosis equilibradas para desorientar al espectador que no sabe exactamente lo que viene a ver cuando se sienta en la butaca de la sala de cine. El director, por ejemplo, asegura que en su película ha vertido influencias de «Vertigo» de Alfred Hitchcock
Protagonizada por Mia Wasikowska, Matthew Goode y Nicole Kidman, que llegará a las pantallas de nuestro país dentro de una semana, «Stoker» nos cuenta como tras morir el padre de India en un accidente de coche, su tío Charlie, que India ignoraba que existiera, viene a vivir junto a ella y su emocionalmente inestable madre. Al poco tiempo de su llegada, India empieza a sospechar que este misterioso y fascinante hombre tiene segundas intenciones, pero en lugar de escandalizarse o sentir horror, esta chica que no tiene amistades se va obsesionando cada vez más con él. (www.stoker.es)

{youtube}IMstgY0rqOI{/youtube}