Robert Downey Jr. y Jude Law protagonizan la última adaptación del personaje de Sir Arthur Conan Doyle en una película de acción que resulta de lo más vibrante y entretenido que hay en estos momentos en cartelera.

 

https://www.via-news.es/images/stories/cine/Resenyas/sherlock-holmes-cartel1.jpgPaís: USA.
Duración: 128 min.
Género: Acción, aventuras, drama, thriller.
Interpretación: Robert Downey Jr. (Sherlock Holmes), Jude Law (Dr. John Watson), Rachel McAdams (Irene Adler), Mark Strong (lord Blackwood), Eddie Marsan (inspector Lestrade), Kelly Reilly (Mary Morstan), Robert Maillet (Dredger), Geraldine James (Sra. Hudson), William Houston (Clark), Hans Matheson (lord Coward), James Fox (sir Thomas), Clive Russell (capitán Tanner).
Guión: Michael Robert Johnson, Anthony Peckham y Simon Kinberg; basado en los personajes creados por Arthur Conan Doyle.
Producción: Joel Silver, Lionel Wigram, Susan Downey y Dan Lin.
Música: Hans Zimmer.
Fotografía: Philippe Rousselot.
Montaje: James Herbert.
Diseño de producción: Sarah Greenwood.
Vestuario: Jenny Beavan.
Distribuidora: Warner Bros. Pictures Internactional España. Estreno en USA: 25 Diciembre 2009. Estreno en España: 15 Enero 2010.
https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/3.gif
Sin duda, lo mejor que se puede decir del “Sherlock Holmes” de Guy Ritchie es que es una película entretenida, que no es poco y sí, Robert Downey Jr. ha renacido de sus cenizas cual ave fénix como ya demostrara en “Iron man”, ahora bien, tampoco nos la tomemos muy en serio porque no se la toma así ni el propio director. Si se trata de ver buen cine hay mejores ofertas en estos momentos previos a los óscars y si se busca un buen Sherlock Holmes quizás sería más conveniente rescatar a Billy Wilder y “La vida privada de Sherlok Holmes” (1970).

Cuando nos topamos con versiones como ésta de historias o personajes clásicos siempre me pregunto porqué ya que podían presentar el mismo argumento con otros personajes, pero claro, la pela es la pela y el personaje vende. Que no quepa duda que esta película es el inicio de una nueva saga (es evidente visto el final que habrá continuación porque Moriarty es demasiado suculento como para desperdiciarlo y de él sólo hemos visto una sombra difusa) y está planteada como si de un superhéroe más se tratara, ahora que tan de moda están, con su fiel acompañante Watson y sus archienemigos.

El caso es ¿Aporta algo esta revisitación del personaje? Pues, seamos claros, sólo aporta la frescura y  garra visual del director británico Guy Ritchie, un director que considero sobrevalorado porque aunque “Lock & stock” (1998), “Rocknrolla” (2008) y sobretodo “Snatch, cerdos y diamantes” (2000) tienen su gracia, ha “perpetrado” también ese bodrio infumable que es “Barridos por la marea” (2002) que aunque era para mayor gloria de su exmujer Madonna, casi la sepulta. En cualquier caso lo que si tiene Guy Ritchie son suficientes ideas visuales como para sobredimensionar las imágenes de acción con recursos atractivos (en esta ocasión os gustarán las escenas en las que Holmes medita en cámara lenta sus siguientes pasos, antes de que la cámara nos los muestre a velocidad real o mejor dicho, a toda velocidad).

Seguramente su celeridad visual y su montaje son lo que hacen a este Sherlock Holmes una propuesta distinta a las anteriores y a la vez una película de acción entretenida. Que nadie espere a un detective contemplativo, pensativo y de lenta meticulosidad, como se nos ofrecía en el siglo pasado, Holmes es ahora un hombre de acción, de mente y movimientos ágiles y también una persona ajena a su tiempo y por tanto desubicada socialmente, vamos, el arquetipo perfecto para Downey Jr. se luzca, que lo hace. Si a algún precedente se parece es al Sherlock Holmes de la serie de animación de Miyazaki, aunque sólo en que la acción es tan protagonista como el personaje.

Robert Downey Jr. está acompañado por Jude Law, también dado a la acción y también solvente representando a Watson. La relación entre ambos es sin duda lo mejor de la película desde el punto de vista argumental porque la verdad, lo que es propiamente “el caso” y el enfrentamiento con el superenermigo de la ocasión, Lord Blackwood, es más bien flojo por no decir malo. En realidad es una mera escusa de las productoras (Warner Brothers / Village Roadshow) para montar varias escenas de acción con lo último en efectos especiales y ya adelanto que, siendo entretenido, es lo peor de la película y para muestra un ejemplo: está mejor la pelea con los puños del principio  en el que el único “efecto” es el montaje que la pelea del final, pretendido momento álgido de la película.

Ni Mark Strong como Lord Blackwood, ni Rachel McAdams como Irene Adler están a la altura de los dos actores principales y cada vez que el argumento o la cámara les pierde de vista la película pierde interés. Sólo una extraña presencia (la de Moriarty) lo reaviva, pero ah amigos, eso es para otra película, así que en esta lo mejor se queda para el principio, cuando se presenta a los personajes y cuando se muestra a Holmes y Watson como si fueran el Cassidy y el Kid que interpretaron Paul Newman y Robert Redford en “Dos hombres y un destino”, a la que estoy convencido que se ha querido homenajear en alguna escena y argumentalmente en el trío que forman con la pareja de Watson.

Por su puesto la recomiendo, es una película que no defrauda porque da lo que se espera de ella, pero ya digo, entretenimiento, evasión pura y dura y la trampa de la banda sonora de Hans Zimmer, rimbombante, juguetona y altisonante (recuerda un poquito algunas partituras de Ennio Morricone para los mejores westerns de Sergio Leone), que junto con unos cuidados títulos de crédito te hace salir del cine pensando que la película ha sido mejor de lo que ha sido…..Anda que no sabe de esto el productor Joel “Arma letal” Silver…