Aunque alguno se lleve las manos a la cabeza, pienso que no hay deporte más aburrido que la Fórmula 1 de hoy en día. Los domingos a la hora de la siesta la televisión nos deleita con un ‘espectáculo’ donde se abusa de la táctica, sin ritmo ni emoción, que carece del menor sentido del espectáculo, en una demostración de lo mucho que nos queda aún para acercarnos al concepto de deporte-entretenimiento de los EE.UU. Que lejos quedan los años de Prost, Andretti, Senna, Fittipaldi, Hunt o Lauda

En 1976 el automovilismo aún no era un espectáculo televisivo como es hoy, sino que era casi una religión y la muerte entraba en juego en cada jornada. Con la muerte de Ayrton Senna, en el año 1994 en Ímola, las normas de seguridad se endurecieron y la magia se diluyó. Hoy, ni los Vettel, ni los Alonso, ni los Hamilton tienen la mitad de carisma ni valor que tenían en los años setenta James Hunt o Niki Lauda, o que Prost y Senna en los ochenta.
Es curioso constatar que, hasta hoy, la Fórmula 1 salvo contadas incursiones puntuales y como mero telón de fondo apenas había tenido presencia en la gran pantalla, a diferencia de la fórmula Indy norteamericana con “Días de trueno”, “Winning” e incluso “Cars”, y por eso es agradable descubrir una película que se centrará en el mundo del automovilismo y, en concreto, en el enfrentamiento que tuvieron en la pista, y fuera de ella, dos ídolos de este deporte en los años setenta.
El director Ron Howard (“Splash”, “Cocoon”, “Willow”, “Apolo 13”, “Una mente maravillosa”,…) dirige el biopic deportivo “Rush” con un guión de Peter Morgan (“El desafío, Frost contra Nixon”), que nos muestra la rivalidad de dos pilotos de Fórmula 1 de los años setenta, durante la glamourosa y espectacular Edad de Oro del automovilismo, el británico James Hunt (fallecido en 1993) y el austríaco Niki Lauda, y para obtener la máxima verosimilitud cuentan con el apoyo de la FIA (la Federación Internacional de Automobilismo) y las escuderías. La película relata la relación entre el apuesto playboy inglés Hunt y su metódico y brillante oponente Lauda, entro y fuera de la pista, presionándose a sí mismos hasta llegar al límite de su resistencia física y psicológica en un mundo donde no existían atajos hacia la victoria ni margen de error. Si cometías uno, morías. O casi, como el trágico accidente de Lauda en Nurburgring, que estuvo a punto de costarle la vida por las graves quemaduras que sufrió en su cuerpo y que cambiaría la relación entre los dos pilotos para siempre.
“Rush” está protagonizada por Natalie Dormer, Chris Hemsworth, Olivia Wilde y Daniel Brühl, y llega a la cartelera de nuestro país el próximo viernes. (www.rushmovie.com)

{youtube}cmiu-pn_gaI{/youtube}