Podríamos decir que una película “de culto” es aquella que sin pretender ser el no va más, desde la modestia de su presupuesto o concepción original, te va ganando el afecto, te cae simpática, te termina gustando incluso más que otras que aceptas objetivamente como “mejores” o “más trabajadas”. Bueno, pues “Pagafantas” es una película de culto en Vianews,… a falta de la confirmación de Noren, porque tanto Mañik como Vic (véase su reseña) como yo la hemos disfrutado a tope.

 

https://www.via-news.es/images/stories/cine/Resenyas/pagafantas3.jpgPaís: España.
Duración: 88 min.
Género: Comedia.
Interpretación: Gorka Otxoa (Chema), Sabrina Garciarena (Claudia), Óscar Ladoire (tío Jaime), Kiti Manver (Gloria), Julián López (Rubén), María Asquerino (Sra. Begoña), Michel Brown (Sebastián), Bárbara Santa Cruz (Elisa), Ernesto Sevilla (primo), Teresa Hurtado de Ory.
Guión: Borja Cobeaga y Diego San José.
Producción: Tomás Cimadevilla y Mercedes Gamero.
Música: Aránzazu Calleja.
Fotografía: Alfonso Postigo.
Montaje: Raúl de Torres.
Dirección artística: José Luis Arrizabalaga “Arri” y Arturo García “Biaffra”.
Vestuario: Mónica Cristofoletti.
Estreno en España: 3 Julio 2009.
https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/3.gif
El otro día por fin vi “Pagafantas”, una película a la que tenía muchas ganas, la verdad y no es porque esperara de ella mucho más que unas cuantas risas y un rato entretenido. Una vez vista me alegro de haberla perseguido hasta verla porque no solo no me defraudó sino que me gusto incluso más de lo que esperaba.

Hagamos un poco de investigación sobre la película: es la ópera prima de Borja Cobeaga y se estrenó con motivo del festival de Málaga alcanzando una buena recepción por parte del público. La idea de la película es desarrollar un argumento sobre la figura del Pagafantas que según la web de la película es: “El chico que queda constantemente en ridículo porque cree tener una relación sentimental con alguien que solo le considera su amigo” o “El chico que se enamora de una chica que lo ve como amigo y que en vez de enrollarse con ella se tiene que contentar con pagarle las fantas”. La idea es buena y el argumento, firmado por el  propio Borja Cobeaga con Diego San José da para un a comedia juvenil desenfadada y muy entretenida.

“Pagafantas” sigue la estela de un tipo de comedia española que ha dado grandes títulos sobretodo en los años 90’s y de la que serían también buenos ejemplos (y cito todo películas muy recomendables de ver) “Amo tu cama rica”, “Los peores años de nuestras vidas”, “Todo es mentira”, “El efecto mariposa”, “Nada en la nevera”, “Alegre ma non troppo”, “Eso”, “Cha cha cha”, “El otro lado de la cama” y “Los dos lados de la cama”. Es un tipo de cine que en España se nos da muy bien porque es una clase de comedia de corte constumbrista en la que los actores suelen sentirse bastante cómodos. En este caso el elenco pertenece en su gran mayoría a programas de televisión de corte humorístico como “Vaya semanita” o “Muchachada nui”. Gorka Otxoa en concreto era uno de los habituales de “Vaya semanita” y despliega con el argumento de esta película poses y actuaciones que si funcionan a las mil maravillas es porque parece que el personaje fuera él. Al hilo de esto decir que siempre he pensado que gran parte del éxito de las comedias españolas, que yo creo que es nuestro género propio por excelencia, es porque la mayoría de los actores dotados para ello tienen un desparpajo especial, muy hispano, que les permite actuar y provocar la risa casi comportándose tal cual son. No sé si me explico, el personaje de Gorka Otxoa (Chema) resulta divertido porque el propio Gorka lo es como demostraba semana a semana en “Vaya semanita”. Simplemente su manera de hablar, sus gestos le hacen caer simpa´tico y con ello tiene mucho ganado y eso es una habilidad especial que tienen muchos actores españoles como ocurre también en esta película con un inconmensurable Óscar Ladoire o con Kiti Manver.

El argumento de la película es relativamente sencillo pero tremendamente efectivo y se ve de principio a fin con una sonrisa y se pasa en un suspiro. Pienso que esta es la línea a seguir por muchos de los jóvenes talentos que quieran hacer cine porque como espectadores es esto lo que queremos del cine español. Por su puesto también queremos a Amenábar, Fernando León de Aranoa, Julio Médem y compañía, pero es importante que surgan directores jóvenes como Borja Cobeaga que hagan películas con argumentos cercanos a la gente joven y que les enganchen para seguir viendo cine español con títulos tan “refrescantes” como esta comedia.

Hay que reconocer que las ideas de las que parten los dos guionistas denotan uan buena observación de las inquietudes de la juventud de hoy en día. Lo que se va explicando se adereza con unos falsos documentales en los que se comparan determinados comportamientos animales con los que se sufren en algunas relaciones en pareja. El movimiento de la cobra, el abrazo del Koala, el dormir del Lémur sirven para explicar los comportamientos del protagonista y no me extrañaría que todo ello pasara a formar parte del universo frikie y la película termine siendo un título de culto como en su día lo fue “Los peores años de nuestra vida” de Emilio Martínez Lázaro, porque todo explica a las mil maravillas el sentir de muchos de nosotros y lo hace de la manera que hay que asumir este tipo de cosas, con humor. Creo que esa debe ser la gran aportación de la cultura española al drama europeo (me ha quedao rimbombante esta frase así que la dejo) y es que aunque toda comedia disfraza en el fondo un drama existencial y por tanto esta película también, las cosas hay que tomárselas siempre con cierto desenfado porque en definitiva es la forma de disfrutar hasta en los peores reveses. Me gusta en “Pagafantas” que hay en todo momento una cierta “alegría” que impregna a la película de principio a fin y que te permite verla disfrutándola al máximo. En el fondo, admitámoslo, es el tipo de comedia que todos queremos ver ya sea más o menos conseguida, es la línea a seguir. Queremos más Borjas Cobegas, más Gorkas Otxoa, más Vaya semanitas, Muchachadas nui o “Cámaras café”, son las fórmulas que se nos dan bien, que bordamos ya sea en película, serie o sketches cómicos.

Una película más que se convierte “de culto” por estos lares.