Tratando de superar su aplaudida primera entrega, Joss Whedon firma un mastodóntico proyecto de acción y efectos visuales tan entretenido como excesivo en muchos momentos que, sin ser redondo, cumple de manera más que digna su propósito de llenar cines y divertir a las plateas.
 
 
***
Título original: Avengers: Age of Ultron.
País: USA.
Duración: 141 min.
Género: Acción, ciencia-ficción, fantástico.
Reparto: Robert Downey Jr. (Tony Stark / Iron Man), Chris Hemsworth (Thor), Mark Ruffalo (Bruce Banner / Hulk), Chris Evans (Steve Rogers / Capitán América), Scarlett Johansson (Natasha Romanoff / Viuda Negra), Jeremy Renner (Clint Barton / Ojo de Halcón), James Spader (voz de Ultrón), Samuel L. Jackson (Nick Furia).
Música: Brian Tyler
Montaje: Jeffrey Ford, Lisa Lassek
Estreno en España: 30 Abril 2015.
No recomendada para menores de 7 años.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Pocas películas se hacen al año en las que se haga un esfuerzo tan grande de producción pensando en el público, así que como entretenimiento no defrauda. El que vaya al cine a evadirse y disfrutar de acción no se la puede perder.
 

 
 
Más tarde de lo deseado ya he visto la segunda parte de los Vengadores y me ha gustado, sin más. No me fascina, ni me sorprende, ni me conmociona, no creo que aporte nada especialmente relevante, ni la considero una buena película. Es eficaz, entretiene, uno no se arrepiente de haber pagado el dinero de la entrada y te evade de problemas por hora y veinte minutos que pienso que a fin de cuentas es el objetivo, y a otra cosa.
 
Si nos ponemos puntillosos ahí la cosa cambia. No puedo valorar la película como adaptación de los cómics porque no los he leído, no tengo información ni de Ultrón, ni de la trama, ni del tratamiento de personajes, así que sólo puedo hablar sobre si el desarrollo me convence, si creo que las escenas funcionan y si me parece que la película está bien hecha.
 
Se comenta que Joss Whedon llevaba otra idea en mente y que le han recortado metraje en la sala de montaje y que eso ha perjudicado el desarrollo de los personajes. A mí sí me parece que a la película le sobra tiempo y para mi gusto le sobra acción (seguramente el 90% de los espectadores pensará lo contrario, de eso soy consciente). Que la acción es espectacular, no lo discuto, lo es, pero con la acción poco a poco voy perdiendo interés y me reengancho a la película cuando los personajes interaccionan, hablan, se miran, dialogan, intercambian pullas o valoran la línea de actuación a seguir.
 
 
Mi teoría es que cuando se busca en el cine actual rizar el rizo a toda costa en lo que se cae es en una exageración muy poco verosímil que quita dramatismo a las escenas. Ahí tenemos el arranque de esta continuación, acción a raudales, los vengadores en tropel atacando todos a la vez la base de Hydra. Espectáculo y épica conseguidas, pero verosimilitud y dramatismo muy escaso (y eso que hay hasta algún herido). Ya, ya, es una película de superhéroes, pero no son conceptos antagónicos como demostró Christopher Nolan en sus películas de Batman o incluso Bryan Singer en las de X men.
 
Toda la vida me ha gustado el cine de acción, pero ya digo que creo que últimamente se pasan con las posibilidades de los efectos visuales y encima Iron Man, Hulk y Thor dan la escusa perfecta para que se vea cualquier cosa en pantalla……Yo no es eso lo que quiero ver, quiero ver conflicto, intereses contrapuestos bien planteados, un dramatismo o épica verosímil ya que no va a ser realista. Más que explosiones, persecuciones, mamporros y alardes me interesa la relación personal entre Bruce Banner y la Viuda negra (y no digo que esté lograda del todo), me divierto cuando Thor y Tony Stark hacen competiciones de testosterona, me encanta la integridad y sentido de la responsabilidad del Capitán América y su compañerismo con el resto…..La escena de la fiesta y el martillo (Y ya la habíamos visto en avances y trailers) me gusta mucho más que cualquier escena de acción de la película.
 
Creo que Joss Whedon, y esto está admitido por él mismo, se ha autoimpuesto un objetivo tan descomunal y mastodóntico que no ha podido con él y además, para más INRI, no le han dejado perfilarlo a su gusto. Manejar tantos personajes, dándoles desarrollo a todos ellos (además el superespectacular reparto casi lo exige) y procurando a la vez hacer el espectáculo más apabullante posible, ha sido una tarea demasiado complicada y no le ha quedado redonda (hablo siempre en mi opinión). También creo que al conjunto seguramente le sobran decisiones de producción y le falta asesoría en el guión para redondear subtramas.
 
 
No significa esto que la película no funcione, que lo hace y es seguramente uno de los títulos de acción más entretenidos de los últimos meses, sino que yo no la auparía a los altares a los que sin duda pretendía auparla Whedon. Para ello me faltan un villano de mayor entidad (y Ultrón según dicen los que saben debería haberlo sido), unas dosis más ajustadas y mejor pensadas de acción y efectos visuales (a mí me sobran efectos de la pantalla) y una apuesta más decidida por lo que verdaderamente hace grande a esta saga: sus personajes principales.
 
Eso sí, a nivel técnico, todo lo que es ingeniería de efectos y sonido, todo lo que es épica visual, todo lo que es producción artística muy currado, muy caro, brillantísimo. Estamos hablando de un superespectáculo cinematográfico de primera magnitud y no hay que extrañarse que la taquilla la haya dominado porque muy poquitas películas se hacen al año de esta magnitud y con tanto tirón popular. Ese quizás sea el quiz de la cuestión para disfrutarla, no hay que buscarle tres pies al gato, uno va al cine, se pide sus palomitas, se deja llevar por lo que ve en pantalla y tras dos horas y veinte de hipnótico espectáculo de acción regresa a su vida cotidiana con el ánimo reseteado tras un disfrute que por un rato le ha recuperado parte de su infancia. Ni que decir que si eres un chaval te llevas de propina unas cuantas escenas para recrear con tu imaginación durante días.
 
Ah bueno….y la escenita post créditos…..me hace temer que el rizo aún puede rizarse muuuuucho más. Mientras sea cuidando más los componentes dramáticos por mí perfecto.