Después de oir un buen par de comentarios me decidí a echarle un vistazo a la serie “Once upon a time“, una reinterpretación y actualización de los cuentos clásicos que, francamente, me ha gustado mucho y me ha dejado con ganas de más y más capítulos.

ACTUALIZACIÓN con motivo del final de la temporada.

"Once upon a time" (ABC, 1ª Temporada, 2011)A día de hoy tan sólo se han emitido cuatro capítulos, de los nueve que la ABC encargó, pero ya puedo deciros que me tienen enganchadito. No es que la serie sea una maravilla per se, de hecho aún le falta crecer un poco más, pero me ha gustado mucho la reinvención de los cuentos clásicos (Grimm por todos lados) de Edward Kitsis y Adam Horowitz y la premisa de que un bebé enviado a otro mundo será el que salve a todas las fábul… personajes de cuento. Pero estoy corriendo mucho, rebobinemos.

Once Upon a Time (Érase una vez…) comienza en la boda entre Blancanieves y el Príncipe Encantado, ceremonia a la que irrumpe la Reina Malvada para anunciar una maldición, la peor de todas, que llevará a todos y cada uno a un lugar horrible en el que todos serán infelices, menos ella. Esto lo hace llevada por un deseo de venganza extremo contra Blancanieves, y pagando, como veremos, un altísimo precio para desatar la maldición. Pero, cómo no, hay una forma de que el bien triunfe. El hijo nonato de Blancanieves y el Príncipe, cuando alcance los 28 años, podrá deshacer la maldición.

¿Y a qué lugar horrible envía la Reina Malvada a todos los seres de cuento de hadas? Pues a nuestra realidad, a un pueblecito llamado Storybrooke (¿historia truncada? ¿historia de libro?) donde todos ellos viven, sin saber nada sobre su pasado, congelados en el tiempo (el reloj no marca las horas) y tristes y separados de sus seres amados.

A este pueblecito es conducida Emma, quien devuelve a Henry, un chico de 10 años que ha aparecido ante su puerta y le ha dicho que es el hijo que dio en adopción 10 años atrás. Emma lleva a Henry a Storybrooke donde comenzará a conocer a las fábulas (Pepito Grillo, Caperucita, la abuelita, Blancanieves, es decir, la madre de Emma, etc) y, cómo no, a la madre adoptiva de Henry, la alcaldesa Regina Mills… la Reina Malvada, la Bruja, un personaje fantástico del que te enamoras (me cae mejor que Blancanieves, no os digo más).

Preocupada por Henry Emma se establecerá durante unos días en Storybrooke para descubrir si Henry está loco o hay algo de realidad en sus delirios sobre los cuentos y su madre.

No se puede dejar de nombrar a Robert Carlyle y su interpretación de Rumpelstiltskin/Señor Gold. Impresionante, se apodera de la pantalla y le roba protagonismo a cualquier personaje que aparezca junto a él. Además, parece que, tras la maldición, él sea el personaje con más poder, incluso por encima de la alcaldesa.

Así que, merece la pena ¿Once Upon a Time? Indudablemente. Las historias que se pueden entretejer entre los personajes dan mucho juego (la subtrama del Príncipe Encantado es genial) y el descubrir quién es quién da muchísimo juego. Además, ver las nuevas versiones de Pepito Grillo o de Caperucita es algo absolutamente genial (sobre todo esta última, jejejeje).

Me ha sorprendido, me ha recordado a Fábulas, sí, pero con un estilo más propio de las series de TV (y no demasiado presupuesto vistos los FX) y que promete. Una serie que puede enganchar al público al fantástico sin necesidad de prostituirse edulcorándose y mostrando personajes sexys porque sí (sí, hablo de Crepúsculo). Aquí es la historia la que nos atrapa, y unos personajes muy bien caracterizados y representados. Es una serie que voy a seguir viendo porque me da la impresión de que no sólo mantendrá el nivel sino que lo elevará con una trama que promete muchísimo. Hay cartas ocultas que se desvelarán poco a poco y me muero por ver cómo evolucionan los personajes.


"Once upon a time" (ABC, 1ª Temporada, 2011)

Ya ha terminado la primera temporada de Once Upon A Time, y la verdad es que la serie ha demostrado que se merece el éxito que está cosechando, con un absolutamente sensacional Robert Carlyle que poco a poco ha ido ganando protagonismo y una Lana Parrilla (la Reina Malvada) que demuestran que en los cuentos son los malvados los que de verdad nos atrapan. Porque vale, sí, Jennifer Morrison (Emma) es muy guapa, salió de House M.D. con ganas de demostrar, y no es que no lo haga, pero su personaje no es ni remotamente tan interesante como los dos mencionados anteriormente.

Por cierto, a título personal, ¿soy el único al que agota la relación de Blancanieves y el Príncipe? Hay personajes muchísimo más interesantes (ese Cazador, ese Sombrerero, Roja…) a los que sacar partido, algo que esperemos que suceda la próxima temporada, especialmente por cómo acaba esta y por lo prometedor que parece el panorama ante la llegada de personajes como el Capitán Garfio, Mulán (Jamie Chung) y Aurora, la “Bella Durmiente” (Sarah Bolger). Si a eso le sumamos los interesantes personajes que ya circulan por la serie y el que Rumpelstiltskin y la Reina Malvada están presentes… Once Upon A Time (2ª temporada) pinta muy muy bien.

Por cierto, ¿a qué os recuerda ese “Magic is coming”? jejejeje.