Si hay algo que me molesta, y que llega crisparme los nervios, es cuando los derechos de un cómic cambian de manos y la nueva edición no respeta el formato de la original. En mis estanterías hay varios ejemplos de esta descortesía editorial, y cada vez que lo veo me chirrían los dientes.

image1Lemmings, yetis, payasos, dinosaurios, ovejas y lobos… Cualquier personaje es bueno y cualquier situación es lo suficientemente absurda para recrear el humor sarcástico, ácido, surrealista, transgresor y ante todo inteligente del genial Joscha Sauer.

Esta reseña de «Ni puta gracia» («Nichtlustig») será breve, puesto que el trabajo del alemán Joscha Sauer (Frankfurt, 1978) gusta o no gusta. No hay grises ni términos medios, de manera que es difícil desarrollar un elaborado análisis sobre este cómic de humor que va directo a las tripas sin pasar por la cabeza. Es lo que tiene el humor absurdo, que se sirve de situaciones disparatadas o incoherentes para generar la reacción de lector, y puesto que su comicidad se basa en la irracionalidad es complicado, sino imposible, intentar explicar un chiste surrealista de Joscha Sauer. Sus historias entrelazadas habituales con dinosaurios T-Rex en extinción con inquietudes filosóficas, lemmings en busca de la muerte que parecen sacados de las páginas de los «Conejitos Suicidas» de Andy Riley, científicos despistados que no saben usar su máquina del tiempo, vecinos okupas como el señor Ribbman que vive en el enchufe de su vecino, patos, payasos sin sentido del humor, yetis orinando en la nieve o robots descuartizadores cuidando niños en una guardería, solamente generan una respuesta dual: lo adoras con pasión y ríes a carcajadas con cada una de sus páginas (como un servidor) o te deja más frío que un picnic en Siberia.

Sin más preámbulos, mi recomendación más sincera a descubrir a Joscha Sauer: los tres volúmenes precedentes editados por Planeta DeAgostini, el cuarto publicado por El Catálogo del Cómic donde el autor repite y recupera todos los elementos que le son característicos, su página web www.nichtlustig.de donde miles de personas observan cada día sonrientes y de forma gratuita los desternillantes chistes ofrecidos (en alemán) por este magistral maestro del humor, y la página de Facebook en castellano Ni puta gracia donde se difunde y rinde tributo a la obra de Joscha Sauer. Un imprescindible.

La única y gran crítica está reservada para el final, y es una colleja para una editorial que había mostrado una gran deferencia y tacto con los cómics que habían heredado de Planeta DeAgostini y, sobretodo, con la línea de DC. Y es que «Ni puta gracia» ha pasado de tres volúmenes editados a tamaño 22x22cm., sesenta y cuatro páginas y tapa dura por parte de Planeta DeAgostini al 20,5×20,5cm., el mismo número de páginas y portada en rústica de ECC Ediciones. Hay también un cambio de precio, derivado del ahorro en el formato, que pasa de los doce euros de la edición de Planeta a los nueve de ECC, pero eso no justifica la decisión. Y menos todavía si mantienen la numeración. ¡Si ni siquiera han querido (¿podido?) respetar las medidas de los tres números precedentes y han editado «Ni Puta Gracia 4» un centímetro y medio más pequeño!

Es cierto, y acepto la réplica, que lo que de verdad importa está en el interior (contenido sobre contenedor), y en «Ni Puta Gracia» (que traducido del alemán sería textualmente «No es gracioso» puesto que Nicht significa No y Lustig Gracioso) uno debe limitarse a disfrutar con los chistes de Sauer, humor absurdo que viaja sin control desde lo más escatológico del caca-culo-pedo-pis hasta el ‘slapstick’ más tradicional, pasando por la ironía fina o el surrealismo más ‘montyphytiano’, al margen del formato de la edición. El tamaño y la calidad de la portada deben garantizar una lectura cómoda y adecuada, y una solidez mínima para garantizar la conservación del libro, además de actuar como factor corrector del precio final de venta al público. Cierto, todo cierto, pero algunos lectores, que puedan ser tildados de maniáticos y detallistas, también dan mucha importancia a la colocación del cómic en las estanterías de su biblioteca con uniformidad y equilibrio feng-shui. Ellos también son compradores.

En conclusión: Joscha Sauer es un genio, pero la edición de ECC Ediciones peca de falta de cortesía. Una editorial que hereda (compra, usurpa, adquiere, recibe,…) un cómic recoge también toda su edición precedente con un compromiso de continuidad, por deferencia.

Ni Puta Gracia 4.
Autor: Joscha Sauer
Edición original: «Nichtlustig 4» (Alemania)
Editorial: ECC Ediciones
Fecha de edición: Abril de 2013
Formato: 20,5×20,5cm. Rústica. Color.
Páginas: 64
Precio: 8,95 euros