Que el éxito de una serie de televisión propicie el regreso de un personaje puede ser algo positivo o peligroso, por suerte “Lucifer: Padre Lucifer” continua demostrando que el trabajo de Holly Black y Lee Garbett hace que nos alegremos de su llegada, aunque el regreso de Mike Carey y Peter Gross hubiese sido aún más llamativo para los fans de la serie original (que ECC Cómics está recopilando en una edición coqueta en cartoné a lo largo de tres volúmenes de 25 números cada uno).

Lucifer: Padre Lucifer   
Edición original: Lucifer: Father Lucifer USA (Lucifer núms. 7-12 USA)
Guión: Holly Black
Dibujo: Lee Garbett
Color: Antonio Fabela , Veronica Gandini
Formato: Libro rústica, 144 págs. a color.
13,5€

Tras ser acusado erróneamente del deicidio por sus hermanos angelicales, el antiguo príncipe del Infierno se embarcó en una búsqueda épica a través del cosmos para limpiar su nombre. Ahora no quiere nada más que retirarse a su club de Los Ángeles y ahogar las penas del mundo con una copa tras otra. Pero la naturaleza y lo sobrenatural aborrecen el vacío. Con el trono celestial aún vacante, los arcángeles se vuelven los unos contra los otros en un intento de hacerse con la corona de su padre ausente. Y como el Portador de Luz no desea regresar a su antiguo reino, también se ha desatado una cruenta lucha por el poder en el dominio infernal.

Atrapada entre el caos de estos dos reinos, la Tierra nunca había estado tan vulnerable. Para mantener su retiro terrestre a salvo de daños colaterales, Lucifer debe unirse a regañadientes a la lucha por el control de la Creación. Pero, mientras continúa la batalla, las secuelas de la muerte de su padre se hacen cada vez más fuertes… y dejan claro que algunos destinos son mucho peores que la muerte.

La saga del antihéroe por antonomasia alcanza nuevas cotas (y profundidades) en Lucifer: Padre Lucifer, que recopila los números del 7 al 12 de la aclamada serie de la guionista Holly Black (The Spiderwick Chronicles) y del dibujante Lee Garbett (Batman R.I.P.).

El personaje de Lucifer vio la luz dentro de la serie regular de Sandman, bajo la batuta de Neil Gaiman se convirtió en un personaje tan interesante que era inevitable que, en algún momento, gozase de una serie propia, esa serie fue llamada Lucifer y nos mostraba lo que era del Lucero del Alba tras presentar su “dimisión” como señor del Infierno.Después de 75 números la serie de Mike Carey y Peter Gross cerró, pero hete aquí que las historias de ambos fueron “adaptadas” (por decir algo suave, en realidad fueron suavizadas, envueltas en un lacito dorado y regadas con una historia romántica realmente empalagosa) y en DC Comics decidieron que era la oportunidad de darle una nueva oportunidad al personaje, esta vez bajo la batuta de la escritora Holly Black y del dibujante Lee Garbett. Se confiaba en una conocida escritora de fantasía creadora de las sagas  Las crónicas de Spiderwick y Magisterium. Tras el primer volumen tuve claro que Black no era Carey, pero aún así ofrecía una visión interesante del Lucero del Alba, y también que Garbett era casi lo opuesto a Peter Gross y su estilo “Vertigo”.

Tras disfrutar muchísimo con Cielo frío tenía ganas de ver qué sería de nuestro protagonista en Padre Lucifer, y es que la historia cerraba con dos sorpresas mayúsculas que me dejaron en vilo, ver qué sería del hijo de Lucifer, de la Presencia, de los ángeles que supiesen la Verdad, de Mazikeem, de Gabriel… y, desde luego, de Lucifer, las cosas se habían quedado en un cliffhanger bestial para, después, presentarnos al hijo del Lucero del Alba, y ahora toca explorar el desarrollo de todos esos potenciales conflictos que, como no, se acaban convirtiendo en algo realmente poderoso, especialmente cuando regresa cierto personaje y logra lo imposible: unir a seres tan diferentes con un objetivo común: derriba a ese personaje que acaba de regresar.

Estoy disfrutando muchísimo del trabajo de Holly Black, cierto es que no es Gaiman, ni está cerca de serlo, pero ha cogido sus juguetes y nos está divirtiendo con un desarrollo que, en ocasiones, resulta lógico con lo visto en Sandman y la primera serie de Lucifer. Por cierto, los fans de la serie de televisión deben de saber que apenas tiene que ver con la serie, y es que el tebeo es mucho más profundo, interesante, frío, sorprendente… y la versión de Holly Black respeta todo eso.

Por otra parte el trabajo de Lee Garbett no parecía el más adecuado para Lucifer, pero , y aunque no puede evitar personajes realmente bellos, ha conseguido hacerse con la serie e imprimirle su sello personal, he alucinado cuando imita el estilo de Skottie Young, y aunque me parece que podría dibujar algún que otro fondo no puedo darle una mala valoración.

Estamos ante una edición “de batalla” por parte de ECC Cómics, una rustica con buenos acabados y poco mas, no hay espacio para artículos ni material extra.

Queda un volumen de Lucifer, uno sólo para que Holly Black cierre todas las tramas que tiene abiertas, otro guionista se hace cargo a partir del número 19 de la serie, y os aseguro que me deja más expectante aún que el primer volumen.

“Lucifer: Cielo frío” (Holly Black, Lee Garbett y Stephanie Hans, ECC Comics)