La comedia “Ocho apellidos vascos” de Emilio Martínez-Lázaro ya ha superado el último escalón, las cifras de “Lo imposible” de Juan Antonio Bayona, y ya es la película española más taquillera de la historia. ¿Qué demonios ha provocado este fenómeno imparable?

Debo recordar las primeras palabras que escribí en ViaNews acerca de la comedia “Ocho apellidos vascos”, que han sido toda una premonición: “No puedo negarlo: la historia que cuenta “8 apellidos vascos” me ha hecho gracia y el actor protagonista, un habitual de los monólogos de “El Club de la Comedia”, me cae simpático. Son solamente dos factores que pueden ayudar a que esta propuesta de Emilio Martínez Lázaro sea uno de los sleepers inesperados de la temporada cinematográfica.

Y ya es un hecho que la película se ha convertido en un auténtico fenómeno social, que crece en espectadores y recaudación semana tras semana, de forma imparable y sin que pueda aventurarse todavía el inicio de la curva descendente. Ha superado sin despeinarse a ambiciosos blockbusters como “The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro” o “Capitán América 2. Soldado de invierno” y se ha mantenido siete fines de semana consecutivos en lo más alto de la taquilla de nuestro país. Las cifras dan miedo: una recaudación de 43.947.569 euros, 7.449.103 de espectadores y un presupuesto inicial de 3.000.000 euros que ya han sido sobradamente amortizados.

Porque, aunque algunos quieran hacernos pensar lo contrario y enarbolen la bandera del cine norteamericano como referencia, el cine español no es tan mediocre como lo pintan, pero también es cierto que hay mucha medianía sobrevalorada que tapa con sus imperfecciones trabajos humildes y bien hechos. Y donde el cine español tiene contrastada capacidad es en la comedia inteligente, como han demostrado recientemente Álex de la Iglesia (“Las brujas de Zugarramurdi”) o Javier Ruiz Caldera (“3 bodas de más”), por poner un par de ejemplos recientes. Y, en ambos casos, la taquilla respondió.

Protagonizada por Clara Lago, Dani Rovira, Carmen Machi, Karra Elejalde, Alfonso Sánchezy Alberto López, “8 apellidos vascos” es una película dirigida por Emilio Martínez Lázaro (“El otro lado de la cama”), escrita por Borja Cobeaga y Diego San José (“Pagafantas”, “No controles”), que cuenta la historia de como Rafa, un andaluz de pura cepa, nunca ha tenido que salir de su querida Sevilla para conseguir lo que más le importa en la vida: el fino, la gomina y las mujeres. Hasta que un día todo cambia cuando aparece la primera mujer que se resiste a sus encantos: Amaia, una vasca. Rafa, decidido a conquistarla, viaja hasta un pueblo de la Euskadi profunda. Allí, para conseguir a Amaia hará lo que haga falta, hasta hacerse pasar por vasco, adoptando el nombre de Antxon, seguido de varios apellidos vascos: Arguiñano, Igartiburu, Erentxun, Gabilondo, Urdangarín, Otegi, Zubizarreta y Clemente.

Apostamos por ella en su momento, convencidos que ofrecía risas garantizadas con humildad, y que era un potencial taquillazo al canto si llegaba a conectar con el espectador. Es evidente que hasta nos quedamos cortos. Lleva en el número uno de taquilla desde su estreno, el pasado 14 de marzo, y ha conseguido distorsionar todos datos, puesto que ha incrementado la taquilla un 11,8 por ciento y los espectadores un 29,3 por ciento con respecto al mismo periodo del año 2013.

{youtube}YfopzNHLp4o{/youtube}