Dolmen Editorial se ganó un pedacito de cielo (y mi gratitud eterna) con la reedición de las aventuras de Johan y Pirluit, el primer gran éxito de Peyo y su creación más personal. Con la publicación de la tercera entrega y del tercer volumen de la colección llegamos a uno de los momentos cumbre de la obra del artista belga y punto de inflexión de su carrera profesional. Estamos hablando, por supuesto, de “La flauta de seis agujeros“: la primera aparición de unos pequeños seres de color azul conocidos como los Pitufos.

image1Dolmen Editorial sigue adelante con la publicación de la edición integral de las aventuras de “Johan y Pirluit”, las historias del espigado caballero Johan y su fiel amigo y compañero, el pequeño Pirluit, creadas por Pierre Culliford ‘Peyo’ (Bruselas, 25 de junio de 1928 – 24 de diciembre de 1992) desde el año 1946, publicadas sucesivamente en las secciones infantiles de los periódicos “La Dernière Heure” y “Le Soir”, y el semanario “Spirou” de la Editorial Dupuis, que vivieron mil y una aventuras juntos desde el tercer álbum de Johan (“Le Lutin du Bois aux Roches” del año 1954).
Tras casi treinta y cinco años años sin ellos, desde que Bruguera editara “El Señor de Pikoduro” en el lejano año 1979 dentro de la colección Olé, a finales del pasado mes de junio Dolmen dio luz verde a esta colección empezando con el cuarto álbum de los seis previstos, que incluía los álbumes décimo y undécimo de la edición francesa “La Guerra de las Siete Fuentes” y “El Anillo de los Castellac”. El segundo volumen, que apareció en septiembre del año 2013, contenía los álbumes duodécimo, décimotercero y décimo cuarto de la edición francesa (“El País Maldito”, “El sortilegio de Malasombra” y el inédito en castellano “La Horda del Cuervo”). Y el tercer volumen, que ha salido a la venta en febrero del 2014, podemos encontrar tres álbumes correspondientes a uno de los períodos de mayor esplendor de Peyo: “La flecha negra”, “El señor de Pikodoro” y “La flauta de seis Pitufos” (“Le Flèche Noire”, “Le Sire de Montrésor” y “La Flûte à six Schtroumpf”). 
Curiosamente la programación inicial de Dolmen Editorial ha sufrido una modificación, puesto que el tercer volumen que tenía que llegar a las tiendas, a finales del pasado año, era el que debía incluir las tres últimas historias de los personajes publicadas hasta el momento, entre 1995 y 2001, publicados por otros autores a la muerte de Peyo (“Los trovadores de Rocafort”, “La noche de los brujos” y “La Rosa del Desierto”), pero creemos que es un acierto haber apostado antes por tres de las historias más remarcables de Peyo y, sobretodo, una de las más célebres del cómic francobelga.
A la espera de la respuesta del público ante estos tres primeros volúmenes publicados, que estamos seguros que está siendo entusiasta, confiamos que Dolmen Editorial siga adelante con la publicación de todo el material que queda pendiente, que incluye tanto esas tres historias producidas después de Peyo antes mencionadas (“Les troubadours de Roc-à-Pic”, “La Nuit des Sorciers” y “La Rose des Sables”), publicadas por Le Lombard, de Alain Maury, Yvan Delporte y Thierry Culliford, como las otras seis aventuras restantes de Johan y Pirluit (“Le Châtiment de Basenhau”, “Le Maître de Roucibeuf”, “Le Lutin du Bois aux Roches”, “La Pierre de Lune”, “Le Serment des Vikings”, “Le Source des Dieux”).

“Johan y Pirluit 3: La flecha negra, El señor de Pikodoro y La flauta de seis Pitufos” es el tercero de los volúmenes integrales que publica Dolmen Editorial en la colección integral de esta serie, y contiene los álbumes 7, 8 y 9 de la edición francesa (“Le Flèche Noire”, “Le Sire de Montrésor” y “La Flûte à six Schtroumpf”), publicados originalmente en la revista Spirou (números 977 a 998 para “Le Flèche Noire”, números 1004 a 1044 para “Le Sire de Montrésor” y números 1047 a 1086 para “La Flûte à six Schtroumpf”), y en castellano por la extinta editorial Bruguera en 1982, 1983 y 1979 respectivamente.

En “La Flecha Negra”, el heroico Johan y el travieso Pirluit deberán lidiar con un traidor oculto en las entrañas del propio castillo del rey, un misterioso arquero que desvela a los bandidos que merodean por los caminos del reino sobre las caravanas con las bolsas repletas de monedas de oro que es conveniente asaltar. Para desenmascarar al informador misterioso y desbaratar los turbios negocios de los bandidos, Johan y Pirluit deberán infiltrarse en la banda y devolver la seguridad al reino.
En “El señor de Pikodoro”, viviremos una aventura al más puro estilo de los relatos de malentendidos y mucho humor que giran alrededor de un juego de identidades cambiadas como en clásico popular “El Príncipe y el Mendigo” de Mark Twain, que ha servido de inspiración para numerosas películas y series de televisión. En ella Edgardo, el joven señor de Pikoduro, ha conseguido escapar de las mazmorras en las que lo había tenido encerrado su tutor, el malvado tirano Cuernacorta, durante cinco largos años. Sus perseguidores y sus defensores salen en su busca, y en su lugar se encuentran con Pirluit, al que sientan en el trono del castillo. Será todo un esfuerzo para Johan encontrar al legítimo señor de Pikoduro, deshacer la celada de Cuernacorta y sus hombres y, sobretodo, convencer a un reticente Pirluit de abandonar el trono del que se ha apropiado.
En “La flauta de seis pitufos” llega a las manos de Pirluit, al que todos los habitantes del castillo evitan a causa de su escasa habilidad con los instrumentos musicales, una flauta mágica que obliga a quien la escucha a bailar sin control. Dicho objeto maravilloso caerá en malas manos, las de un individuo sin escrúpulos que quiere aprovechar el poder de la flauta de seis agujeros para robar y enriquecerse. Para solucionar el entuerto Johan y Pirluit deberán pedir ayuda al mago Homnibus, y éste les conducirá hasta más allá del País Maldito, donde viven unos misteriosos duendecillos de color azul que son los creadores del instrumento musical mágico.
Justamente esta tercera aventura del tercer álbum, la novena de la serie titulada originalmente “La Flûte à six trous” (“La flauta de seis agujeros”) y que se rebautizó como “La Flûte à six Schtroumpf” (“La flauta de seis pitufos”) a petición de la misma editorial Dupuis, marca el momento en el que Johan y Pirluit quedaron para siempre ensombrecidos (incluso olvidados) por la aparición de las diminutas criaturas de color azul conocidas como los Pitufos.
Y es que Peyo, maestro y pilar de la escuela de Marcinelle, es conocido sobretodo por ser el padre de los Pitufos, que hicieron su debut en este álbum de “Johan y Pirluit”. El éxito de estos personajes pitufísimos entre el público infantil provocó un efecto inesperado en la obra de Peyo, puesto que los pequeños gnomos azules del País Maldito crecieron y crecieron, pasaron del tebeo a la pequeña pantalla (con los 272 episodios de la serie de animación de Hanna-Barbera), se convirtieron en un fenómeno mundial y condenaron a Johan y Pirluit al ostracismo. A su muerte Peyo solamente había dado forma a trece historias del caballero Johan y su desbocado compañero Pirluit y unas pocas aventuras cortas de sus dos personajes, engullidos por la ola azul de los Pitufos que veían como las ventas de los cómics “con pitufos” superaban con creces a las de los cómics “sin pitufos”. Incluso el mismo Peyo llegó a confesar en alguna ocasión que se había sentido prisionero del gran éxito de sus Pitufos.

Las aventuras de “Johan y Pirluit” están protagonizadas por un joven caballero llamado Johan, que después de varias historias en solitario se unió a un joven rubio que, a modo de side-kick, le ofrece el contrapunto cómico y desenfadado por su comportamiento glotón, malhumorado, gamberro, bromista, cantante terrible, indiscreto y tramposo. Las referencias de los dos personajes son ineludibles, tanto por la inspiración recibida (Quijote y Sancho Panza, Tom y Jerry, Tex Avery o Walt Disney,…) como por la infuencia provocada (por ejemplo, los Percevan y Kervin de Léturgie, Luguy y Fauche). La primera aparición de Johan, en 1946, le presentaba como un paje de melena rubia al servicio del rey, el señor de Hauvon, pero en 1952 en “Spirou” ya era un caballero de pelo moreno. Pirluit (y su cabra Biquette), por su parte, debutó en 1954, en la tercera aventura de Johan titulada “Le Lutin du Bois aux Roches”, como un enano que aterrorizaba y asaltaba a los campesinos del reino y ya no se marchó de la serie. Algo parecido como lo que sucedió con los Pitufos…

Este tercer tomo se complementa con mucho material extra, de interés y calidad: dos historias cortas protagonizadas por Johan y Pirluit (“Los Mil Escudos” publicada en “Spirou” número 1000 de junio del año 1957, y “Los Ángeles” publicada en “Spirou” número 1027 de diciembre del año 1957), un extenso dossier de más de treinta páginas que incluye imágenes inéditas en todo el mundo, y otras que no habían vuelto a publicarse desde hace más de medio siglo. Destaca también un excelente y completo artículo, profusamente ilustrado, acerca de la adaptación cinematográfica de “La flauta de seis pitufos”, escrito en exclusiva para esta edición por Alfons Moliné.
Todo ello en una edición de lujo, cuidada y de formato inmejorable, que incluye el numeroso material extra e inédito antes mencionado(además de portadas, páginas, bocetos e imágenes de todo tipo) y manteniendo los nombres más tradicionales de los personajes. Sí, Johan y Pirluit no son Juan y Guillermo (o los Jan y trencapins de la edición catalana en “Cavall Fort” de 1963).

Para concluir, y como ya hicimos cuando reseñamos el primer volumen de la colección, toca deshacerse en elogios. La edición de Dolmen Editorial lo merece, y sus bondades son numerosas: un formato cuidado, una reproducción del color ajustada, una rotulación que encaja como un anillo al estilo de dibujo de Peyo y encuadernada en una dignísima tapa dura en tonos azules que eleva a la excelencia un material de las ediciones de los años ochenta de Bruguera. Para los nostálgicos que nos acercamos a los cuarenta es un placer revivir una obra que forma parte de nuestros recuerdos felices de la infancia.

Johan y Pirluit 3: La flecha negra, El señor de Pikodoro y La flauta de seis Pitufos.
Autor: Peyo
Edición original: Johan et Pirlouit: Le Flèche Noire, Le Sire de Montrésor, La Flûte à six Schtroumpf
Fecha de publicación: Febrero de 2014
ISBN: 978-84-15932-27-7
Formato: 22x29cm. Cartoné. Color.
Páginas: 192
Precio: 31,95 euros