No hay ningún debate en considerar al italiano Hugo Pratt como una de las figuras esenciales de la historia del cómic, un maestro del dibujo y de la narración que transmitía emociones y contaba aventuras como pocos. Entre sus últimos trabajos, que Norma Editorial recuperó recientemente, se encuentra «En un cielo lejano«. Una historia de amor en tiempos de cólera.

image1En Junio del año 1940, en la región denominada África Oriental Italiana (en italiano Africa Orientale Italiana o AOI), la guerra entre las naciones europeas estaba a punto de sacudir el territorio. Esta colonia italiana conformada por los territorios del imperio etíope, ocupadas por la nación transalpina después de la Segunda Guerra Ítalo-Etíope y la derrota de Haile Selassie, y las colonias italianas de Eritrea y Somalia sobre las que había adquirido el control durante la Repartición de África, se iba a convertir en campo de batalla de la Segunda Guerra Mundial, una vez Benito Mussolini declaró la guerra a los aliados en Julio de 1940.
En Agosto de 1940, ya iniciado el conflicto bélico, el AOI incorporó también los territorios conquistados de la colonia británica vecina de Somalilandia Británica (hoy Djibuti), pero esta conquista fue de los pocos éxitos italianos en el África Oriental. Durante la Campaña militar del África Oriental las fuerzas aliadas lideradas por Gran Bretaña lograron derrotar al Regio Esercito italiano en 1941 (la Somalilandia Británica fue reconquistada en Marzo, la capital de Etiopía, fue capturada en Abril, pero la rendición italiana no fue efectiva hasta 1943 con la firma del armisticio con los aliados) y conquistaron toda la región, con lo que desaparecía para siempre la colonia italiana fascista en África.

Este es, brevemente, el panorama que presenta el desaparecido autor veneciano Hugo Pratt (1927-1995) en «En un cielo lejano» («In un cielo lontano. 70 anni di aeronáutica militare»), el telón de fondo en el que narrar una historia de amor, de traición y lealtad, de arena y calor. Y de aviación.

Hugo Eugenio Pratt nació en Rimini, aunque en toda su documentación figuraba Venecia como su ciudad natal, hijo de un inglés muy aficionado por la literatura, un ardiente mussoliniano que le inculcó el amor por la lectura de Julio Verne (y Kipling, Conrad, Stevenson, London,…), y de una madre apasionada del esoterismo, judía, hija de turcos. La mayor parte de su vida la pasó recorriendo los países en los que luego se desarrollaban las historias de su personaje, desde la ciudad de los canales hasta Abisinia, actual Etiopía, acompañando a su padre, en África como intérprete del ejército británico durante toda la Segunda Guerra Mundial, hasta Buenos Aires donde estaría más de una década,… «Mi vida ha sido un paseo interesante» explicaba el mismo Pratt sobre su periplo vital. Su personaje más conocido, Corto Maltés, tiene mucho de Hugo Pratt: apátrida, mestizo y aventurero. La aventura romántica y la postura libertaria son dos de los rasgos más relevantes de las aventuras de Corto, pero también de la mayor parte de las historias de Hugo Pratt, como las del sargento Kirk y de Ernie Pike. Y en «En un cielo lejano» el maestro italiano aúna, además de estos aspectos, dos de sus grandes pasiones, como son los relatos bélicos y la aviación.

El protagonista de «En un cielo lejano» es un piloto italiano de la Regia Aeronáutica (la fuerza aérea de Italia como servicio independiente del Ejército desde 1923 hasta 1943), destinado en la AOI a principios de los años cuarenta, el capitán Pietro Bronzi, al que la vida sonríe y la fortuna acompaña: está prometido con la bellísima Luciana Gila, tiene una gran amistad con el piloto de la RAF británica Tristam Melrose, está bien considerado por sus superiores, y su hermano Luca, también aviador, está a punto de llegar para servir junto a él. Pero no es oro todo lo que reluce, y se avecina un cambio en el curso de los acontecimientos.
El ambiente prebélico ya se respira en África Oriental, los rumores de que Italia entrará pronto en guerra contra los aliados son cada vez mayores, y el amor secreto entre Luca Bronzi y Luciana, la prometida de su hermano, ha atrapado a los tres protagonistas en un laberinto emocional del que no se podrán librar sin profundas heridas.
Luca y Pietro están enamorados de la misma mujer, una Luciana Gila dubitativa que ha caído enamorada sin remedio del hermano menor pero que no quiere herir a Pietro, de manera que el relato se convierte en un pulso entre el triángulo amoroso y el conflicto bélico que se ha desatado en África Oriental entre las naciones europeas.

En setenta y cinco páginas a color, con esas acuarelas tan propias del veneciano («Si toda vida tiene una línea, la de Pratt está pintada con acuarela» decía Óscar Caballero en un artículo de «La Vanguardia»), Hugo Pratt nos relata una historia muy sencilla y de desarrollo lineal que mezcla amor y desamor, relaciones familiares y amistades inapropiadas, una caballerosidad entre enemigos destinada a la extinción, el fuerte sentido del deber y, por encima de todo, aventuras y aviones.
Pratt presenta en esta obra tres hilos diferentes que se cruzan, que se entretejen y que dibujan un lienzo único y sólido: la historia del desamor de Luca, Luciana y Pietro, el momento crucial de la historia contemporánea y las aventuras de un aviador italiano enfrentado, como un gato solitario, a la eficaz maquinaria bélica británica.
En este tercer aspecto el autor nos explica didácticamente como la Regia Aeronáutica cumplía sus obligaciones con una severa penuria de medios (los datos cuentan que, a principios de los años cuarenta, Italia fabricó en tres años de guerra la misma cantidad de aviones que los americanos fabricaban en un solo mes) e inferioridad numérica a bordo de obsoletas máquinas como los cazas biplanos Macchi MC200 y el Fiat FIAT CR32, CR42 y G50, que eran más lentos que sus contrapartes aliados, los Hurricane y los Gladiators.

«En un cielo lejano» es una de las últimas obras de Hugo Pratt, quizás no una de las mejores, pero sigue siendo una excelente creación que nos devuelve la inconfundible narrativa de uno de los mejores autores de todos los tiempos.

Esta edición de «En un cielo lejano» por parte de Norma Editorial, el quinto número de la publicación de las obras completas de Hugo Pratt, se complementa con el prólogo «Hugo Pratt se ha ido, pero nos queda Corto» de Umberto Eco, donde el prestigioso filósofo, novelista, ensayista y semiólogo realiza un sentido retrato de su compatriota, amigo y admirador sincero poco después de su fallecimiento, en Agosto de 1995, en Suiza.

En un cielo lejano.
Autor: Hugo Pratt
Editorial: Norma Editorial
Colección: Hugo Pratt
ISBN: 978-84-679-0366-9
Formato: 19x26cm. Cartoné. Color.
Precio: 18 euros