Título fácil para anunciar la publicación de la cuarta expansión para el juego de Donald X. Vaccarino “Dominion”, ganador del Spiel des Jahres del año 2009, que sale a la venta como “Dominion: Prosperidad“.

image1¡Ah, el dinero! No hay nada como el sonido de las monedas tintineando entre tus manos. Mucho mejor que el sonido de las monedas tintineando en las manos de otro, o que el sonido de las monedas recién apiladas en un montón que nadie puede alcanzar sin tener que ponerse de pie. ¡Ponerse de pie! La historia de tu vida… Hace apenas diez años, te encontrabas arando tus campos con un sencillo sombrero de paja. Per la vida te ha tratado bien… Hoy en día, tus dominios se extienden de mar a mar y tu sombrero actual proyecta la sombra más grande que el mundo ha conocido nunca. También posees el perro más pequeño del mundo y una estatua de ti mismo, a tamaño real, hecha de baklava, un delicioso pastel de nueces. Y aunque dicen que el dinero no da la felicidad, sí permite apaciguar la envidia, la ira y otros sentimientos igual de vanos. Es cierto que aún tienes algunos problemas, en forma de vecinos molestos que deben ser conquistados. Sólo que esta vez, vas a hacerlo con estilo…

Tras “Terramar”, “Intriga” y “Alquimia” el juego de cartas “Dominion” creado por Donald X. Vaccarino se expande con una cuarta ampliación titulada “Prosperidad”, cuyo tema central es la riqueza. “Dominion: Prosperidad” añade al juego 25 cartas de Reino y dos cartas Básicas que permitirán a los jugadores ir más allá del Oro y la Provincia. Sale a la venta este mismo mes de Noviembre, por 36 euros.

Ganador del Spiel des Jahres 2009, del Origin Awards y del Golden Geek Awards 2009 y finalista del JdA 2009, entre otros muchos galardones, “Dominion” es juego de tablero con cartas (o un juego de cartas con tablero) donde los jugadores son monarcas, al igual que sus padres lo fueron, y gobiernan un pequeño reino adornado de ríos y praderas. Sin embargo, a diferencia de sus padres, los jugadores tienen anhelos y sueños: quieren un reino mayor y más placentero, con más ríos y más variedades de árboles. En todas direcciones hay feudos y varios tipos de señoríos. Todos son pequeñas áreas controladas por pequeños señores, siempre bordeando la anarquía. Cada jugador intentará llevar la civilización a esa gente, uniéndolos bajo su propio estandarte… aunque el resto de jugadores, monarcas también, intentarán conseguir el mismo objetivo y por eso todos ellos deberán obtener tanta tierra como te sea posible, impidiéndo el paso de sus rivales y, para ello, contratar a servidores, construir edificios, reforzar los castillos y llenar sus arcas. El objetivo del juego es crear la mejor baraja posible y el sistema consiste en agrandar el pequeño mazo de cartas con el que empiezas el juego (siete cartas de dinero y tres puntos de victoria) con las propias cartas que vas ganando durante el juego, y con ellas decidir cuando ganar cartas de puntos de victoria, de recursos, de ataque,… Con 500 cartas en juego las opciones se incrementan de forma exponencial y parece que no son necesarias expansiones de juego para disfrutarlo al máximo y aprovechar todo su potencial.

Más información en www.devir.es