Antes de empezar debo reconocer que tengo cierta debilidad por el actor británico Jude Law, a quién no tenía el placer de conocer antes de dejarme embelesar por su interpretación en “Gattaca” de Andrew Niccol del año 1997, donde su papel como el inválido Jerome le lanzó al estrellato. Ahora es un actor consagrado, ganador de un premio BAFTA y nominado en dos ocasiones al Óscar, y protagonista absoluto en la mayoría de las películas en las que participa.

 

Una comedia negra británica, de producción y ambientación, con criminales que nos recuerda inevitablemente al “Snatch” de Guy Ritchie en contenido y forma, “Dom Hemingway” de Richard Shepard (“Matador”, “La sombra del cazador”) nos contará la historia de Dom Hemingway, un experto en abrir cajas fuertes que sale de la cárcel tras doce años de encierro, y de vuelta en las calles de Londres intentará reconciliarse con su hija y exigirá a su antiguo jefe, Mr. Fontaine, cobrar el dinero que se le prometió por mantener la boca cerrada y no delatarle. Pero Dom pronto se verá de nuevo inmerso en el único tipo de vida que conoce, con el fin de saldar la última deuda.

Protagonizada por un Jude Law (“Cold Mountain”, “Sherlock Holmes”, “Contagio”, “Alfie”, “El talento de Mr. Ripley”, “El gran hotel Budapest”,…) ‘afeado’ y con diez kilos de más (exigencias del guión), el reparto de la película cuenta también con Demián Bechir, Richard E. Grant, Emilia Clarke (la khaleesi Daenerys Targaryen de la serie de televisión “Juego de Tronos”), Jumayn Hunter o Madalina Ghenea, entre otros. Su estreno está fijado en el calendario inglés para mediados de noviembre, y en el norteamericano para abril de 2014. De momento, sin fechas para los cines de nuestro país.

{youtube}lIl8hTW7sF8{/youtube}