A principios del mes de febrero pasado falleció el actor neoyorquino Philip Seymour Hoffman, según parece por una sobredosis de heroína, una adicción con la que llevaba años luchando sin éxito. Ganador de un Óscar al mejor actor en el año 2005 por su papel protagonista en “Capote“, falleció durante el rodaje de “Los juegos del hambre 3: Sinsajo” y tras haber finalizado su participación en “El hombre más buscado“.

Basada en la novela homónima de John le Carré, “El hombre más buscado” (“A Most Wanted Man”) del director Anton Corbijn (su tercera película tras “Control” y “El americano”), con guión de Andrew Bovell, es una historia repleta de acción, espionaje, las gotas justas de intriga y mucha geopolítica. Y es la última película del actor Philip Seymour Hoffman antes de su muerte, donde interpreta a un agente de inteligencia que trabaja identificando terroristas en el extranjero.

Protagonizada también por Rachel McAdams, Robin Wright, Willem Dafoe, Daniel Bruhl, Nina Hoss, Martin Wuttke, Homayoun Ershadi, Rainer Bock y Grigoriy Dobrygin, el thriller nos contará como cuando un inmigrante, mitad checheno mitad ruso y con muestras de haber sido brutalmente torturado, llega a Hamburgo para reclamar la fortuna de su padre, las agencias de seguridad alemana y estadounidense empiezan a mostrar gran interés. Con el tiempo en contra, comienza una imparable carrera por establecer la verdadera identidad de este hombre misterioso: ¿Víctima oprimida o extremista destructivo?

{youtube}OUyYBrlF_W8{/youtube}