Moneyball“, “El Árbol de la Vida” y “War Horse” son la imagen negativa de los Óscars. Las tres películas partían con varias opciones, con numerosas nominaciones, y se han marchado a casa sin ninguna estatuilla dorada. De vacío. Son las grandes derrotadas de la 84a edición de los “Academy of Motion Picture Arts and Sciences Awards”.

image1Durante la madrugada del pasado domingo se celebró la 84a edición de la ceremonia de entrega de los Óscars. La ceremonia, algo descafeinada pese a los esfuerzos de Billy Crystal y sin sorpresas notables, destacó el trabajo de “The Artist” con cinco premios y de “La invención de Hugo” de Christopher Nolan también con cinco premios, aunque de menor relevancia. Pero, como todas las entregas de premios, hay ganadores y perdedores. Y si se puede nombrar a tres derrotados de la ceremonia de entrega de los “Academy of Motion Picture Arts and Sciences Awards” es inevitable mirar hacia Steven Spielberg, hacia Brad Pitt y hacia Terrence Malick. Si “La invención de Hugo” y “The Artist” se llevaron de los Óscars un buen botín de premios, el reverso de la moneda correspondió a “Moneyball”, a “El Árbol de la Vida” y a “War Horse”, que salieron de la ceremonia con los pies por delante.

“Moneyball” tenía seis nominaciones, , incluyendo Mejor Película, Mejor Actor Protagonista (Brad Pitt), Mejor Actor Secundario (Jonah Hill), Mejor Guión Adaptado (Aaron Sorkin y Steven Zaillian, oscarizados por el guión de “La red social”) o Mejor Montaje, entre otras, hasta alcanzar las seis nominaciones, y al final se quedó con las manos vacías, de la misma manera que el “Caballo de Guerra” de Steven Spielberg no recibió ninguna estatuilla por sus seis nominaciones. “El Árbol de la Vida”, por su parte, también se quedó con el casillero a cero pese a sus tres nominaciones.

“Moneyball: rompiendo las reglas” dirigida por Bennett Miller (“Truman Capote”) es una película basada en hechos reales, ambientada en el mundo del deporte en los EE.UU., con las dosis justas de espíritu de superación que tanto gusta en Hollywood y a los espectadores norteamericanos.
“Moneyball” cuenta la historia de Billy Beane, una prometedora estrella del béisbol que, incitado por el fracaso de no haber demostrado en el campo todo lo que se esperaba de él, enfocó toda su naturaleza competitiva hacia el área de la dirección de equipos. Al comienzo de la temporada 2002, Billy se enfrenta a una situación deprimente: su modesto equipo, los Oakland Athletics, ha perdido, una vez más, a sus mejores jugadores a manos de los clubes grandes -y sus contratos millonarios- y encima tiene que reconstruirlo con sólo un tercio del presupuesto. Decidido a ganar, Billy se enfrenta al sistema desafiando a los más grandes de este deporte. Busca opciones fuera del mundo del béisbol y topa con las teorías innovadoras de Bill James . Es entonces cuando se decide a contratar a Peter Brand, un economista de Yale, inteligente y con talento para los números. Juntos se enfrentan a las teorías establecidas para medir la actividad en el juego y las reexaminan apoyándose en el análisis estadístico por ordenador, hasta entonces despreciado por la clase dirigente del béisbol. Llegan a conclusiones que desafían la imaginación y van a por jugadores descartados por los demás por raros, mayores, lesionados o problemáticos, pero con habilidades claves poco valoradas. A medida que Billy y Peter avanzan, sus nuevos métodos y su lista de “inútiles” irritan a la vieja guardia, a los medios de comunicación, a los forofos y al propio director de campo que se niega a cooperar. Finalmente, el experimento no solo cambiará la forma de jugar, sino que también aportará a Billy una nueva comprensión que trasciende del juego y que lo hará avanzar en el terreno personal.
Con un reparto encabezado por el marido de Angelina Jolie, “Moneyball” cuenta con un magnífico trabajo de un Jonah Hill al que muchos, todos, tenían vinculado al género de la comedia gamberra (“Cyrus”, “Supersalidos”, “Todo sobre mi desmadre”, “Noche en el museo 2 “, “Accepted”,…) que dan forma a la pareja más interesante del año, incoporando profundos matices de humor y patetismo a sus personajes. Junto a ellos, Philip Seymour Hoffman, Robin Wright, Stephen Bishop, Chris Pratt, Frankie Ingrassia, Olivia Dudley, Sergio Garcia o Erin Pickett, entre otros, para conseguir que “Moneyball” sea algo más que otra película de deportes. (www.moneyball-movie.com)

Caballo de Batalla” (traducción literal del original “War Horse”) es una aventura dirigida por Steven Spielberg y producida por Dreamworks, un cuento de lealtad, esperanza y tenacidad, ambientado en la Inglaterra rural y Europa en tiempos de la Primera Guerra Mundial.
“War Horse” es una adaptación de la novela infantil del autor británico Michael Morpurgo, producida originalmente como una obra de teatro de Nick Stafford para el Teatro Nacional de Gran Bretaña, que como guión cinematográfico de Richard Curtis y Lee Hall llega a los cines de la mano del Rey Midas de Hollywood, el gran Steven Spielberg, que despliega este cálido relato para todas las edades, y que marca su regreso a un territorio donde la pantalla gigante y la narrativa de corte intimista se encuentran. También llegará en 2012 al circuito teatral de Broadway, en Nueva York.
“War Horse” se inicia con la extraordinaria amistad entre un caballo llamado Joey y un joven llamado Albert, que doma y lo entrena. Cuando se separan a la fuerza, la película sigue el extraordinario viaje del caballo a través de la guerra, el cambio e inspiración en las vidas de todos aquellos que conviven con él, los soldados alemanes, y un campesino francés y su nieta antes de la historia de la alcanza su clímax emocional en el corazón de la tierra de nadie.
En “Caballo de Batalla” la terrible Primera Guerra Mundial en Europa es retratada a través de la travesía del animal, una odisea de gozo y penas, de profundo afecto y de gran aventura, con un reparto que incluye a Tom Hiddleston, Jeremy Irvine, Toby Kebbell, David Thewlis, Emily Watson, Celine Buckens, Patrick Kennedy y David Kross, entre otros. (www.warhorse.es)

El Árbol de la Vida” (“The Tree of Life”) es el último trabajo del singular director norteamericano Terrence Malick, un creador muy particular que solamente cuenta con un cuatro películas en su curriculum (“Malas Tierras”, “Días de Cielo”, “La Delgada Línea Roja” y “El Nuevo Mundo”) pero que todas ellas, salvo quizás la última (una irregular versión libre de la leyenda de Pocahontas y John Smith titulada “The New World”, del año 2005), pueden presumir de ser obras maestras del séptimo arte. Su quinta película en treinta años de carrera, “El Árbol de la Vida”, ganó la Palma de Oro del Festival de Cannes.
Con un extenso reparto encabezxado por Brad Pitt y Sean Penn,y que cuenta también con Kari Matchett, Jessica Chastain, Dalip Singh, Fiona Shaw, Joanna Going, Jackson Hurst, Crystal Mantecon, Brenna Roth, Lisa Marie Newmyer, Jennifer Sipes, Will Wallace, Kimberly Whalen y Michael Showers, “El Árbol de la Vida” es una compleja experiencia cinematográfica provocativa, que busca respuestas a las preguntas más inquietantes, personales y humanas. La historia sigue la vida del hijo mayor de una familia del medio-Oeste americano, Jack, a través de la inocencia de la infancia hasta la desilusión de sus años de madurez, en su intento de reconciliar una complicada relación con su padre. Ya como adulto, Jack se siente como un alma perdida en el mundo moderno, en busca de respuestas para el origen y significado de la vida, a la vez que cuestiona la existencia de la fe. (www.foxsearchlight.com/thetreeoflife)

Pese al batacazo de los Óscars, tanto “Moneyball”, como “El Árbol de la Vida” o “War Horse” son películas con mayúsculas y aunque quedarse sin Óscars les puede saber a poco, lo cierto es que la crítica considera a las tres cintas como algunas de las mejores del año.