Las parodias y ‘homenajes’ a “La Guerra de las Galaxias” se cuentan por docenas, y abarcan todos los formatos imaginables. Desde películas como “Spaceballs” hasta cómics como los ‘cabezones’ de Enrique Vegas, pasando por series de televisión como el “Padre de Familia: Blue Harvest” o “Robot Chicken: Star Wars”. Si además queremos contar las menciones, o los guiños, la cifra se desborda porqué la saga de “Star Wars” ya forma parte del imaginario colectivo y de la cultura popular.

image1Darth Vader, Lord Oscuro de los Sith, lidera al Imperio Galáctico contra la heroica Alianza Rebelde. Antes de poder ocuparse de los rebeldes, Lord Vader  debe ocuparse primero de su hijo de cuatro años, Luke Skywalker… y de su hija de cuatro años, una díscola princesita de nombre Leia.

Durante los últimos veinte años el concepto de la paternidad ha cambiado radicalmente en el mundo occidental, y del padre ausente que no cambiaba pañales se ha pasado a un nuevo rol donde ellos y ellas comparten equitativamente el cuidado de los hijos. Son los llamados ‘e-papás’, más activos y conscientes en el embarazo, el parto y que se implican emocionalmente en la crianza respetuosa, involucrada, sensible, empática y participativa de sus hijos. Una paternidad reinventada, reconstruida a partir de un modelo obsoleto y machista en algo más sano que el paradigma paternal caduco del pasado, que se refleja con mucho sentido del humor, dulzura y la ternura justa en “Darth Vader e hijo” y “Darth Vader y su princesita” de Jeffrey Brown. ¿Cómo puede ser que a nadie se le hubiese ocurrido antes?

Lo que es cierto es que empiezan a aparecer libros, manuales y guías para compaginar la paternidad con la práctica de las aficiones y los gustos propios de los ‘frikis’ (el “Manual para padres frikis” de Andrés Palomino, por ejemplo), enseñando al esforzado padre primerizo como compatibilizar los videojuegos con los biberones, la lectura de cómics con cambiar pañales, la visita al Salón del Cómic con el Babybjorn, o disfrutar de una maratón de las tres ediciones extendidas de “El Señor de los Anillos” con la sesión de bañera y cremas suavizantes del peque. O, como es el caso concreto de “Darth Vader e hijo” y de “Darth Vader y su princesita”, como lidiar con las responsabilidades de un Lord Oscuro del Sith, las obligaciones del Lado Oscuro de la Fuerza, la necesidad de acabar con la molesta Alianza Rebelde que pretende derrocar al emperador Palpatine del trono de Coruscant, las interminables reuniones con las tropas imperiales y los disciplinados stormtroopers o las sesiones de tortura a los rebeldes para que desvelen los secretos que esconden.

Galardonado como mejor obra de humor por los prestigiosos Premios Eisner del año 2013, esta obra del estadounidense Jeffrey Brown, conocido por sus cómics autobiográficos y sus novelas gráficas de humor, consiste simplemente en una secuencia de escenas independientes donde relata, con poco texto e ilustraciones coloristas y simples, los problemas cotidianos de Darth Vader si hubiese tenido que ejercer de padre con Luke Skywalker y Leia Organa. Son divertidas escenas paternales donde el protagonista tiene que acompañar a un Luke vestido de stormtrooper a recoger caramelos el día de Halloween, negarle un peluche de Jar Jar Binks, vigilar mientras usa la Fuerza para coger la caja de las galletas del estante más alto de la cocina, obligarle a recoger los juguetes, hacerle cosquillas a distancia con el poder del Lado Oscuro, prohibir a Leia salir a la calle vestida con el escueto traje de esclava de Jabba, enseñar a conducir un TIE Fighter, verse obligado a compartir una incómoda comida con el novio de la adolescente Leia,… entre muchas otras situaciones. Algunos podrán llegar a detectar aromas a los Peanuts de Charles M. Schultz, pero también al “Ni puta gracia” (“Nichtlustig”) de Joscha Sauer, pero estos dos trabajos de Jeffrey Brown son difíciles de clasificar y comparar con otras obras semejantes por su singularidad.

Divertidas, tiernas, y de lectura muy rápida, estas dos obras son absolutamente aconsejables para padres y aficionados a la saga cinematográfica creada por George Lucas, puesto que muchas de las escenas contienen guiños y referencias que solamente los conocedores de los diálogos de “La Guerra de las Galaxias” serán capaces de apreciar (de la indispensable “Luke, yo soy tu padre” a la menos conocida para el gran público “¿No eres un poco bajo para soldado de asalto?”). Al resto, aunque lo disfrutarán y no podrán evitar sonreir con el humor suave y sin malicia de Brown, quizás se les escaparán algunos detalles.

Darth Vader e hijo y Darth Vader y su princesita.
Autor: Jeffrey Brown (
//jeffreybrowncomics.blogspot.com.es/)
Título original: Darth Vader and son y Vader’s little princess
Colección: Cómics Star Wars
Traducción: Ignacio Bentz
ISBN: 978-84-15480-82-2 y 978-84-15921-65-3
Formato: 16,8×16,8cm. Cartoné. Color.
Páginas: 72
Precio: 9,95 euros (cada uno)

{gallery}comic/Planeta/darthvaderehijo{/gallery}