Dentro de cien años, los libros de historia del cine del siglo XXI dedicarán un capítulo entero al extraño fenómeno que rodeaba al actor Nicolas Cage, un actor aceptable con una capacidad incomparable respecto a sus compañeros de profesión contemporáneos para elegir papeles malísimos en películas infumables y, pese a ello, sobrevivir a fracaso tras fracaso y seguir adelante como uno de los actores más prolíficos del cine norteamericano.

Nicolas Cage, infatigable, sigue encadenando trabajos sin pausa,… y sin tino. Y es que el sobrino de Francis Ford Coppola es, quizás, el actor más prolífico de Hollywood, pero la mayoría de ellas son mediocres,… y el resto insufribles thrillers de acción que no duran ni una semana en cartelera y que deberían irse directas al mercado del DVD. No hace mucho decíamos lo mismo de “Bajo amenaza”, de “El Pacto”, de “Ghost Rider 2: Espíritu de Venganza”, y de tantas otras más, y no nos equivocábamos. Pero, pese a ello, Nicholas Cage es eterno y sigue haciendo decenas de películas cada año. Del actor que en los años ochenta se atrevió con “El beso del vampiro”, “Hechizo de Luna”, “Arizona Baby”, “Corazón Salvaje” o “Birdy”, que ganó un Óscar por su papel de alcohólico en “Leaving Las Vegas”, ya no queda nada.
En Septiembre, siguiendo con esta línea a la que nos tiene acostumbrados, volverá a nuestros cines con “Contrarreloj” (“Stolen”), un nuevo y trepidante thriller de acción del director de “Los Mercenarios 2”, Simon West (“La hija del general”, “Con Air”, “Lara Croft: Tomb Raider”), protagonizado por Nicolas Cage, Malin Akerman (“La proposición”, “Watchmen”, “27 vestidos”), Danny Huston (“Furia de titanes”, “X-Men Orígenes: Lobezno”, “Hijos de los hombres”) y Josh Lucas (“J. Edgar”, “Poseidón”, “Hulk”), entre otros, que nos contará como Will Montgomery, un veterano ladrón de bancos, tras ser traicionado en un atraco que acaba torciéndose, es sentenciado a ocho años de prisión. Una vez cumplida su condena, está dispuesto a dejar atrás su pasado criminal e intentar reconstruir la deteriorada relación con su hija Allison. Pero todo se complica cuando Vincent, su antiguo compañero, secuestra a Allison y exige a Will diez millones de dólares a cambio de volver a verla con vida. Con sólo un día para conseguir el dinero, Montgomery únicamente puede confiar en sus instintos y en su antigua compañera Riley para dar un último gran golpe que le permita recuperar a su hija antes de que sea demasiado tarde.
“Contrarreloj” vuelve a reunir a Nicolas Cage con el director Simon West quince años después de “Con Air”, pero las esperanzas de reeditar el blockbuster de aque lejano verano de finales de los años noventa se antoja un imposible. Ni el uno ni el otro han sabido mantenerse arriba, y su errática carrera en Hollywood desde entonces puede definirse más por sus fracasos y errores que por sus éxitos y aciertos. (www.stolen-movie.com)

{youtube}sP193F-0ZME{/youtube}