Los que conocieron al conejo Rodolfo Zanahorias en el primer volumen de «Conejo Frustrado» saben que su vida no era fácil, divorciado, compartiendo la casa con su hiperactivo hijo Rodolfito y un padre escatológico, pero la situación ha dado un giro inesperado: ha encontrado una novia guapísima, dulce, cariñosa… y stripper. Y sí, la cosa ha ido a peor. ¡Quién hubiese dicho la cantidad de inconvenientes que tiene salir con una tía buena!

 

image1La vida no es fácil para un conejo como Rodolfo Zanahorias. Después de divorciarse, su ex-mujer se ha quedado con la casa, el coche y casi todos sus ahorros.
Con lo único que no se ha quedado es con la custodia de Rodolfito, su hijo en común. Pero eso no es todo, porque el poco dinero que tiene no es suficiente para que su padre continúe en la residencia para mayores, y no le queda otra opción que sacarle de allí. Ahora vive de alquiler con los dos en un piso del extrarradio. Sin embargo, lo que no se imaginaba Rodolfo es que su frustración iba a multiplicarse cada día que pasara con ellos.

Punta de lanza de un grupo de autores que también integran el ecuatoriano Alberto Montt, J.C. Bonache y su «Una Vez Dicho Esto», Iván Sarnago con «Quiero una chica de Serie B», el argentino Ricardo Liniers, o José Oliver y Bartolo Torres con su «El Joven Lovecraft», las tiras cómicas del «Conejo Frustrado» creadas por Mike Bonales saltaron hace algunos meses desde la publicación online, su formato original, al papel de la mano de la editorial Dib·buks.
Las desventuras del conejo Rodolfo Zanahorias, su hijo ‘especial’ Rodolfito y su inclasificable padre, junto a una extensa galería de secundarios tan divertidos como los tres personajes principales, empezaron a publicarse en Noviembre del año 2008, y son herederas de la tira cómica «Polo Sur», un webcomic de humor publicado entre Febrero de 2006 y Agosto de 2008, que concluyó tras 118 entregas divertidísimas. Y el paso del tiempo ha sido muy generoso con el «Conejo Frustrado» (www.conejofrustrado.com): el ritmo de publicación sigue en plena forma y roza la periodicidad semanal, la serie ha recogido premios (mejor webcomic en el Expocomic de Madrid) y elogios por doquier, se publica en la edición digital del gratuito «20minutos.es», después de una exitosa campaña de crowfunding en Verkami el autor ha convertido el webcomic «Conejo Frustrado» en una serie animada con un episodio piloto titulado «En casa no se juega al balón» (disponible en Youtube), y ya han visto la luz dos volúmenes recopilatorios editados por la madrileña Dib·buks. El segundo ha salido a la venta en Abril del año 2013, coincidiendo con la trigésimoprimera edición del Salón Internacional del Cómic de Barcelona, y consolida su prestigio ganado a pulso de carcajadas.

Miguel Fernández Bonales ‘Mike Bonales’ (Madrid, 1980) se ha labrado un merecido prestigio a golpe de pico y pala, con mucho trabajo, buenas ideas, y un poco de suerte, que siempre es necesaria. Pero, sobre todo, esfuerzo y perseverancia. Formado en la prestigiosa Escuela Superior de Dibujo Profesional (ESDIP) de Madrid, Miguel Fernández Bonales es diseñador de páginas web, ilustrador y dibujante de cómics. En este último campo su producción empieza a ser digna de consideración: en la edición española de la revista «MAD» de Planeta DeAgostini Comics, en la revista «¡Dibus!» de Norma Editorial con la sección «Dibujando con Leonardo» enseñando a los niños a dibujar, el cuarto álbum de «Cálico Electrónico: El cómic» de Nikodemo Animation con RandomHouse Mondadori titulado «Los niños mutantes de San Ildefonso», unas tiras humorísticas sobre «Operación Triunfo 2007» para el blog Blue BBVA, y los webcómics «Polo Sur» y «Conejo Frustrado» que han cosechado un gran éxito en internet (más de 20.000 seguidores). Actualmente, trabaja como freelance diseñando webs, ilustrando y, por supuesto, dibujando cómics.

El segundo volumen de «Conejo Frustrado», tal y como ya nos pareció la primera entrega, es una divertidisima visión con animalitos antropomorfos en situaciones adultas de las dificultades de un padre divorciado, con un niño juguetón y un anciano padre anclado en el pasado, todo ello reflejado en la brillantez del dibujo de estilo cartoon y la originalidad de las situaciones planteadas. Para hacer más complicadas las cosas, y aumentar la ‘jugabilidad’ de la historia, Mike Bonales ha querido regalar a su desgraciado protagonista un caramelo envenenado: una novia preciosa. Una conejita muy atractiva, sexual, con curvas de vértigo, descocada, sin prejuicios, abierta, divertida,… pero con una profesión tan digna como ambigua y mal considerada como es la de bailarina exótica o stripper. Para el pobre Rodolfo Zanahorias su vida se convierte en una montaña rusa, donde conviven la alegría por estar enamorado y tener en sus brazos un bombón, con los celos de saber que otros disfrutan del espectáculo de su cuerpo y que, como los mismos hombres ya sabemos, somos unos cerdos y unos salidos, y cualquier mujer atractiva nos convierte en unos pulpos y unos babosos. Y si a eso le añades que su padre, un abuelo salido y egoísta que no tiene un pelo de tonto, no se corta ni un pelo en acosar y exhibirse ante su mujer, o que su hijo Rodolfito ha llevado su afición por provocar accidentes y aportar más disgustos que alegrías, el día a día de Rodolfo Zanahorias ha ido, ciertamente, a peor. ¡Cómo si eso fuese posible!

Conociendo la tendencia de los lectores de nuestro país en crisis a ahorrarse algunos euros siempre que pueden, comprar el segundo volumen de «Conejo Frustrado» de Mike Bonales merece la pena aunque el autor ofrezca su trabajo de forma libre y gratuita en la red. Sus tiras cómicas ofrecen un punto de surrealismo, algo de irreverencia, un tono más adulto al habitual en su contenido, y personajes autodestructivos que inspiran tanta compasión como hilaridad son algunas de sus propuestas.

Como conclusión final, además de nuestra sincera recomendación por un cómic tan divertido como bien editado, recuperamos unas palabras del mismo autor en una entrevista que nos concedió a raíz de la publicación del primer volumen:

Si puedo leer todas las tiras de «Conejo Frustrado» en su blog… ¿para que comprar el libro en formato digital o en papel?
Por dos razones. Primero, porque es un producto de coleccionista. Normalmente a todos los que nos gustan los cómics, nos gusta tener el libro físico (…). Y segundo, porque contiene páginas nuevas e inéditas (…). Me gustaría poder vender el cómic en papel a seis euros, pero los costes de impresión y de distribución, además de la edición en cartoné y el uso de papel de calidad hacen que se encarezca. Creo que Dibbuks ajustó el precio bastante.

Y para reafirmar sus palabras, hago mías unas palabras escritas por Vic en la reseña del primer número de «Conejo Frustrado«:

Cierto es que catorce euros pueden parecer muchos, sobre todo tras haberlo adquirido por tres o tras encontrar la web donde se puede leer casi todo el material del cómic, pero «Conejo Frustrado» es uno de esos cómics que quieres que se lea la parienta y los amigos, un comic para disfrutar y compartir.

Conejo Frustrado 2.
Autor: Mike Bonales (www.mikebonales.com)
Editorial: Dib·buks (www.dibbuks.com)
ISBN: 978-84-940618-8-2
Formato: 26,5×17,5cm. Cartoné. Color
Páginas: 64
Precio: 14 euros