En el año 2009 la película “Avatar” de James Cameron se convirtió en el éxito indiscutible de las carteleras de todo el mundo. Aprovechando el filón aparecieron videojuegos, cómics, novelas,.. y esta curiosa guía titulada “Avatar: Manual de supervivencia en Pandora“, editada en castellano por Timun Mas.

image1Descubre todos los secretos de los Na’vi y de su planeta, Pandora.

El imaginario planeta Pandora, satélite del gigante gaseoso Polifemo del sistema Alfa Centauri creado por James Cameron para la película de ciencia-ficción “Avatar”, ofrece miles de posibilidades, como antes ya hicieron la Tierra Media, Westeros, Arthas o el universo galáctico de “Star Wars”. Son ambientaciones fantásticas creadas para dar cobijo a historias concretas, pero que son mucho mayores en dimensión y contexto y admiten numerosos viajes de ida y vuelta.

Pero, ¿qué es un lugar imaginario? Aquello que no es un lugar real, es evidente. Los lugares son topos, reconocibles y analizables por sus características físicas particulares y por su relación con el ser humano y con el medio. Una gran ciudad, un bosque, un océano, una isla, rincones singulares, espacios naturales de interés, a veces naturalezas frágiles que deben ser protegidas, a veces naturalezas desconocidas que merecen ser desveladas. Un mapa le da un nombre, un plano de carreteras te explica como llegar hasta allí, una ortofotografía le otorga detalles concretos, sus habitantes recuerdan datos concretos sobre la historia del lugar,… Son lugares con memoria, un vecino conoce los acontecimientos que ha vivido el lugar, un botánico puede extraer un conocimiento de la evolución del lugar, un geólogo la suya, un agricultor otra,… Existen, son una realidad física y tangible.
Los lugares imaginarios, por el contrario, parten de una premisa diametralmente opuesta: no existen. Los lugares imaginarios no salen indicados en ningún mapa, su latitud y su longitud no se pueden encontrar en ningún atlas, ninguna guía los incluye entre sus localizaciones de interés para un visitante ocasional y ningún turista sabría como llegar hasta allí. De hecho no existen en el plano físico de la existencia, pero si quisiéramos llevar esta discusión a un plano menos tangible podríamos afirmar sin equivocarnos que pueden llegar a existir en el blanco sobre negro, en las letras y el papel: la literatura puede absorberlo todo y hasta lo más irreal puede tomar visos de realidad. La literatura fantástica lleva siglos dando forma a lo desconocido, describiendo con detalle lugares que el hombre no ha pisado, narrando la vida de algunos lugares de los que apenas se tiene una información escasa y sesgada, incompleta y errónea. El problema tal vez surge cuando se intentan plasmar los paisajes imaginados en imágenes, pero la pintura y el dibujo y, en los últimos años, el cine se han manifestado como artes bastante diestras en mostrar mediante formas y colores todas esos frutos que surgieron del fértil árbol de la imaginación.
En concreto las ambientaciones en la ciencia-ficción, como la de Pandora de “Avatar” que nos ocupa, responden a menudo a una necesidad de evasión del mundo cotidiano, demasiado vulgar y desprovisto de sorpresas, y nos hacen soñar en un mundo en el que todo es posible, donde el mundo cotidiano del día a día no es el único habitáculo del hombre, pues este sale a la conquista de otros universos, situados unas veces en el mundo sobrenatural, otras en el cosmos y otras, simplemente, en el devenir misterioso de la humanidad. Los lugares imaginarios de la ciencia-ficción son lugares reales a los que el paso del tiempo y la teorificación (más o menos real, más o menos sociológica) de los acontecimientos que le afectan (que sufre, padece, vive, contempla,…) reconfigura y convierte en algo distinto, en un lugar imaginario. Es un lugar irreal e imaginado, que no existe.

El planeta Pandora que James Cameron creó para su película “Avatar” es como aquellos libros para niños que vienen con dibujos en blanco y negro listos para colorear. Los conceptos básicos ya están establecidos en el papel pero ofrecen absoluta libertad a los pequeños artistas para que le den forma como prefieran, pintando el dibujo a su antojo. Así, tras el mastodóntico trabajo del equipo del oscarizado director de “Titanic”, se definieron los detalles principales, como el clima, la geografía, la fauna, la flora o las características de la cultura nativa principal, los na’vi, y se cede este material para que cualquiera pueda disfrutarlo. Las bases están allí, en nuestro particular libro para colorear llamado “Avatar: Manual de supervivencia en Pandora” (“Avatar: A confidential report on the biological and social history of Pandora”), el único oficial editado con información autorizada sobre el tema y avalado por James Cameron. Este libro describe minuciosamente todos los aspectos relacionados con la ambientación de la película y detalles que en la película solamente se mencionan o apuntan de forma difusa se describen aquí con detalle, acompañados con fotografías a todo color, y mucha información inédita.. Rellenar cada hueco de la ambientación que quede pendiente ya es responsabilidad de los aficionados y seguidores que quieran. Cualquiera y sin afán de lucro, claro, porqué si no el padre de la idea vendrá a exigir sus derechos y un porcentaje, elevado, en los beneficios.

En sus más de doscientas páginas los autores, los norteamericanos Maria Wilhelm y Dirk Mathison, organizan la guía en cinco capítulos principales: Astronomía y geología, Fisiología y cultura Na’vi, Fauna, Flora y Tecnología humana en Pandora, además de un diccionario supervisado por Paul Frommer, un glosario, y un anexo con una guía de armamento y documentos de la RDA (Administración de Desarrollo de Recursos).
El prólogo desvela el imaginario autor de la guía, un secreto informador que escribe la guía como si fuera un informe confidencial sobre Pandora y las actividades de la corporación RDA en el planeta. Una mano anónima que denuncia las actividades de la empresa RDA en el paradisíaco planeta de Pandora, a 4,37 años luz de la Tierra, en busca del preciado mineral superconductor inobtanio a cualquier precio. Si es necesario, a costa de la destrucción del hábitat de la luna de Polifemo y el genocidio de los Na’vi.
El libro comienza explicando la astronomía y geología de Pandora, la luna del planeta Polifemo (Polyphemus en el guión original de James Cameron), ese paraíso lleno de recursos naturales (y minerales) que los humanos quieren explotar hasta esquilmarlo totalmente, como ya hicieron con su planeta natal, la Tierra. Viene después un interesante capítulo sobre los na’vi, la raza de humanoides inteligentes que está dispuesta a luchar hasta el fin para conservar Pandora tal y como es. Luego se explican en detalle la fauna y flora de Pandora, porque, como ya sabemos, esta luna posee animales y plantas tan bellos como peligrosos. Para acabar, la parte más desagradable: la tecnología humana en Pandora, con especial referencia a las armas que esgrimen los miembros de la RDA.

“Avatar. Manual de supervivencia en Pandora” es un libro concebido para todos aquellos que se dejaron fascinar por el universo imaginario creado por James Cameron y a los que la taquillera película “Avatar” supo a poco. La edición es una delicia, aunque hubiera agradecido una encuadernación más adecuada. Con multitud de ilustraciones que acompañan unas descripciones muy claras y detalladas, que completa con información la destreza visual de la película, sobre un papel satinado de calidad.

Nuestra limitada geografía nunca será suficiente para toda la aventura que la raza humana lleva en el interior. Al principio parecía que más allá de las Columnas de Hércules o Persia, cruzado el límite del mundo conocido por la cultura occidental, se extendía un universo en el que todo era posible, y que Plinio el Viejo o Marco Polo solamente lo habían esbozado brevemente. Pero hoy, a principios del siglo XXI, hasta la última terra incognita de nuestro planeta está trazada en un mapa, bautizado cada valle y cada montaña, desde el oscuro fondo del océano Pacífico hasta los picos helados de la Antártida. Viajar ya no consiste en descubrir sino en confirmar la información de un mapa.
Y quizá por eso, por añoranza de lo inesperado, de la aventura, del descubrimiento de lugares jamás pisados, seguimos buscando en la literatura fantástica o en la cinematografía esas regiones que no caben en el mundo, que nos siguen despertando ese instinto de ir siempre un poco más allá, un poco más lejos.

Avatar. Manual de supervivencia en Pandora
Autores: Maria Wilhelm y Dirk Mathison
Título Original: Avatar: A confidential report on the biological and social history of Pandora
Editorial: Timunmas
Colección: Fantasía Épica
Fecha Publicación: Junio del 2010
ISBN: 978-84-480-3990-5
Páginas: 203
Cubierta: Rústica sin solapas
Precio: 17,00 euros