De los creadores de «Paranormal Activity» nos llega una película de terror que traslada a los protagonistas, el habitual grupo de adolescentes imprudentes y juerguistas que se meten donde no deberían a costa de su propia salud, hasta los restos radiactivos de la ciudad de Pripyat, una ciudad fantasma en la zona de alienación al norte de Ucrania, que fue evacuada a causa del peor accidente de la historia de la energía nuclear, el 26 de abril de 1986, en la central nuclear de Chernóbil.

«Atrapados en Chernóbil» («Chernobyl Diaries»), una película de terror del director debutante Brad Parker, nos explica la aventura a un grupo de seis jóvenes de vacaciones que, en busca de emociones fuera de lo común, contratan a un guía turísrico de «aventuras extremas». Ignorando las advertencias, les lleva a la ciudad de Pripyat, una urba fantasma al norte de Ucrania en la región de Kiev, cercana a la frontera con Bielorrusia, en donde vivían los trabajadores de la trístemente famosa central nuclear V.I. Lenin de Chernóbil, pero que ahora es una ciudad desierta desde el desastre, hace más de veinticinco años. Sin embargo, después de una breve exploración de la ciudad abandonada, los miembros del grupo se encuentran en apuros y descubren que no están solos.
Con un argumento absolutamente convencional pero en un marco sorprendentemente original, la ciudad de abandonada de Prypiat en la que residían los trabajadores de la famosa central nuclear de Chernóbil, «Atrapados en Chernóbil» cuenta con el nombre de Oren Peli, el creador de la saga de películas de miedo «Paranormal Activity», en los créditos como responsable del guión junto a Shane y Carey Van Dyke, y con un reparto de actores anónimos encabezados por Jesse McCartney, Jonathan Sadowski, Devin Kelley, Olivia Taylor Dudley, Nathan Philips, Ingrid Bolsø Berdal o Dimitri Diatchenko, entre otros.
«Atrapados en Chernóbil» fue estrenada en Estados Unidos en Mayo del 2012, sin mucho éxito y con una mayoría de críticas negativas, aunque el sello habitual de las películas de Oren Peli pueden arrastrar a más de un ferviente seguidor de las películas de sustos, de grabaciones digitales y de monstruos abominables hasta la sala de cine. Incluso pese al 21 por ciento de IVA en las entradas. (wwws.warnerbros.es/chernobyldiaries/)

{youtube}6zdPYuiiZY0{/youtube}