Esta semana se estrena “Aprendiz de gigoló“, comedia de enredos protagonizada por Woody Allen, Sharon Stone y Sofia Vergara y dirigida por John Turturro, que aborda la eterna lucha del ser humano, casi siempre frustrante y destinada a la derrota, por encontrar la felicidad en el sexo y el amor. En un lado, en el otro, o en ambos.

El inconfundible y polifacético director neoyorkino Woody Allen (Allan Stewart Königsberg en su pasaporte) cede su lugar al actor y ocasional director John Turturro en “Aprendiz de Gigoló”, donde Allen interpreta al representante de un gigoló y Turturro asume el doble papel de actor y director, e incluso recurre a un reparto coral tan heterogéneo como  interesante que protagoniza habitualmente las películas de Woody Allen.
Así, Woody Allen se pone frente a la cámara en “Aprendiz de Gigoló” (“Fading Gigolo”), una comedia de enredos de John Turturro (“El gran Lebowsky”, “Barton Fink”, “O brother!”, “Transformers”) que también dirige la película, como ya hizo en “Romance and Cigarettes” o en “Mac”. 
Sharon Stone, la exhuberante colombiana Sofía Vergara (de la serie de televisión “Modern Family”), Liev Schrieber (“Salt”, “El mayordomo”) y Vanessa Paradis (“La chica del puente”, “Café de Floré”) completan el reparto de esta alocada, divertida y emotiva comedia que aborda la cruzada interminable (y nunca del todo satisfactoria) del ser humano por encontrar la felicidad en el sexo y el amor, donde Fioravante decide hacerse gigoló para sacar algún dinero con el que ayudar a su amigo Murray, que está sin blanca. Con Murray como ‘representante’, esta pareja profesional de gigolós judíos se verá rápidamente atrapada por los entresijos del amor y el dinero, y además su negocio no sentará bien en la retrógrada comunidad judía en la que viven. (www.deaplaneta.com/es/aprendiz-de-gigolo)

{youtube}p0yk0DJG1A4{/youtube}