***

Drama con el encanto de las historias de perdedores, porque son precisamente eso los dos magnéticos personajes que nos regalan Melissa McCarthy y Richard E. Grant en dos magníficas interpretaciones. El argumento no es que tenga mucho gancho porque cuenta como una escritora en decadencia empieza a trapichear con cartas falsificadas de grandes autores para ganarse la vida. Lo importante no es eso sino la fuerza que emana de su personaje, una mujer antipática, desmañada, descuidada e insolente con capacidad para urdir un buen truco de trileros junto a un pícaro de la calle con no menos miserias personales, pero sobretodo por la relación de amistad que tejen los dos. Tiene algo de novela picaresca y recuerda en cierto modo a otras películas que hemos visto como «Cowboy de medianoche» o «El rey pescador» aunque sólo sea por el dueto protagonista o la localización de la historia, pero también tiene un cierto grado de sofisticación por su fotografía, por la música jazz de fondo y por esa Nueva York  noctámbula y melancólica en la que se mueven estos dos conmovedores granujas. La película obtuvo 3 nominaciones en los óscars (actriz principal, actor secundario y guión adaptado).