La película de acción real «Mulan» se estrenará, tal y como los rumores apuntaban, en el canal de streaming Disney+ el 4 de septiembre, con un precio 21,99 euros para los suscriptores. La noticia, que en tiempos de Covid19 no parece tan extraña, se ha convertido en un motivo de debate encendido entre defensores y detractores de la decisión, y entre quienes ven el movimiento de Disney como la semilla de un cambio definitivo de la forma de consumir cine.

«Mulan» cuenta la historia de una joven intrépida lo arriesga todo por amor a su familia y a su país y se convierte en uno de los guerreros más famosos de la historia de China. El Emperador de China emite un decreto para reclutar a un varón por cada familia que deberá servir en el Ejército Imperial para defender al país de los invasores del Norte. Hua Mulán, hija única de un condecorado guerrero, se presenta para evitar que su anciano padre sea llamado a filas. Se hace pasar por un hombre, Hua Jun y se somete a todo tipo de pruebas. Para conseguirlo deberá apelar a su fuerza interior y sacar a la luz todo su potencial. Se trata de una aventura épica que la transformará en una guerrera laureada que la hará merecedora del respeto de todo un país y motivo de orgullo para su padre.

La decisión de Disney de estrenar la película directamente en su canal Disney+ y no en cines ha encendido las redes. Por un lado están los defensores de consumir cine en casa, con las comodidades del hogar, a un precio 21,99 euros para los suscriptores (algo más barato que los 29,99 dólares que costará en los Estados Unidos) que para una família numerosa es un precio amortizado. Por el otro los defensores de ver cine en el cine, que ven con preocupación como cada vez quedan menos salas de cine en nuestras ciudades y que la crisis del Covid19 podría estar dando un hachazo definitivo al modelo tradicional. Es cierto que la pandemia de coronavirus ha cambiado las reglas de juego dentro del mercado audiovisual, y algunos ya empiezan a tomar decisiones que hacen pensar en un fin de ciclo. La de «Mulan«, por ejemplo, que es una primera prueba de Disney para tantear un cambio del modelo de negocio (que Universal con la distribución online de «Trolls 2: Gira mundial» demostró que podía funcionar) pero está previsto que otras esperadas películas como «Viuda Negra» mantengan su estreno en las salas de cine.
La película se iba a estrenar en julio, pero aplazó primero su estreno a agosto y luego lo hizo de manera indefinida. La Federación de Cines de España (FECE) declaró entonces en un comunicado muy duro que «Para garantizar la supervivencia de toda la industria, es necesario que el nuevo contenido se lance primero en los cines«.

Hay que aclarar que los usuarios que ya estén suscritos a la plataforma Disney+ también deberán pagar esos casi 21,99 euros adicionales para tener acceso a premium y ver «Mulan«.