Esta singular nueva comedia se basa (muy) vagamente en las verdaderas aventuras del aspirante a pirata del siglo XVIII, Stede Bonnet, interpretado por Rhys Darby. Después de cambiar la vida aparentemente encantadora de un caballero por la de un bucanero bravucón, Stede se convierte en el capitán del barco pirata Revenge.