linea_separadora

Hace pocos días se han anunciado los nominados a los premios Nébula de este año, que se entregarán durante la convención de la Science Fiction and Fantasy Writers of America (SFWA) que se celebrará en Chicago a mediados del mes de mayo.
Los premios Nébula son concedidos desde 1965 y son votados por los profesionales miembros de la SFWA, la asociación de escritores de ciencia ficción y fantasía de Estados Unidos. Son unos de los más importantes del género a nivel mundial, junto a los Hugo y los Locus. Aunque no tiene asociada una cantidad en metálico, y el premio mismo es sencillo (un bloque transparente con una nebulosa incrustada brillante), las editoriales no suelen dejar de mencionar que una novela ha obtenido este galardón toda vez que sirve como marca de reconocimiento de otros escritores del gremio y sirve, al igual que el premio Hugo, para aumentar las ventas de la obra. De hecho, se considera uno de los premios más importantes de la ciencia ficción.
En la categoría más destacada de los galardones, la de mejor novela, hay seis nominados: “Raising Caine” de Charles E. Gannon, “The Fifth Season” de N. K. Jemisin, “Ancillary Mercy” de Ann Leckie (el cierre de la trilogía “Imperial Radch” que empezó con “Ancillary Justice” y siguió con “Ancillary Sword”), “The Grace of Kings” de Ken Liu, “Uprooted” de Naomi Novik, “Barsk: The Elephants’ Graveyard” de Lawrence M. Schoen y “Updraft” de Fran Wilde.

linea_separadora