Netflix se apunta una al sacar adelante «El otro lado del viento«, último trabajo del mítico cineasta Orson Wells.

Posiblemente todos sabréis quien fue Orson Wells, director de la mejor película de todos los tiempos, pero lo que puede que no sepáis es que nunca llegó a completar su último proyecto: El otro lado del viento. Una película que quedó sin montar a la muerte del genial Orson Wells y que vio como todos los rollos filmados eran guardados bajo llave. Ahora, 40 años después, por fin podemos ver El otro lado del viento.

La película se presentará en el Festival de Venecia este fin de semana y estará disponible en Netflix el próximo viernes 2 de noviembre.

Dirigida por ORSON WELLES

Producida por FRANK MARSHALL Y FILIP JAN RYMSZA

Sinopsis de El otro lado del viento

En 1970, el legendario director Orson Welles (Ciudadano Kane) empezó a rodar la que supondría su última obra cinematográfica con un reparto de estrellas que incluía a John Huston, Peter Bogdanovich, Susan Strasberg y la pareja de Welles durante sus últimos años, Oja Kodar. Acosado por los problemas financieros, la producción finalmente se extendió hasta 1976 y pronto ganó notoriedad en toda la industria; nunca se completó ni se presentó. Más de mil carretes de película permanecieron en una caja fuerte en París hasta marzo de 2017, cuando los productores Frank Marshall (responsable de producción en Wind durante su etapa inicial de rodaje) y Filip Jan Rymsza unieron esfuerzos para completar la visión de Welles más de 30 años después de su muerte.

Con una nueva música compuesta por el ganador de Premio Óscar® Michel Legrand (Los paraguas de Cherburgo) y montada por un equipo técnico que incluye al editor ganador del Premio Óscar® Bob Murawski (Zona de miedo), Al otro lado del viento narra la historia del famoso cineasta J.J. “Jake” Hannaford (Huston), quien regresa a Hollywood después de años en el exilio en Europa con planes de completar su propia película que marcará su regreso.

https://www.youtube.com/watch?v=nMWHBUTHmf0

Una sátira del clásico sistema de los estudios, así como la nueva organización que cambiaba las cosas en aquella época, la última película de Welles es una fascinante cápsula del tiempo de una era distante en la creación de películas, así como la esperada “nueva” obra de un indiscutible maestro del cine.