Esther Williams, «la sirena de Hollywood», protagonista de clásicos como «Escuela de sirenas», «Ziegfeld Follies», o «La hija de Neptuno» y una de las grandes estrellas de los estudios MGM y de los ballets acuáticos de los años cuarenta y cincuenta, falleció el pasado miércoles a los 91 años por causas naturales.