Una de las series del relanzamiento de DC Cómics que más llamaba la atención era “Frankenstein, Agente de SHADE“, un título por el que sentía mucha curiosidad. Y es que Jeff Lemire es una estrella en alza en la editorial y quería ver qué tal era su trabajo en este primer volumen: “La guerra de los monstruos“. A continuación tenéis mi opinión. 

"Frankenstein, Agente de SHADE: La guerra de los monstruos" (Jeff Lemire y varios autores, ECC Ediciones)Frankenstein, Agente de S.H.A.D.E.: La guerra de los monstruos
Edición original: Frankenstein, Agent of S.H.A.D.E. 1-8, Omac 5, Men of War 8 USA
Guión: Dan DiDio, Jeff Lemire, Keith Giffen, Matt Kindt
Dibujo:Alberto Ponticelli, Keith Giffen, Tom Derenick
Formato: Rústica, 232 págs. a color.
Precio: 19,95 €

Si buscabas encontrar en Frankenstein un monstruo atormentado que sufre en soledad… tengo malas noticias, novato. En S.H.A.D.E. no queremos quejicas. En S.H.A.D.E. no nos importa si a tus vecinos les pareces tan feo que no te dirigen la palabra. En S.H.A.D.E. nos da igual si estás vivo, muerto o en medio. Aquí solo nos importa una cosa: ¿tienes lo que hay que tener para salvar el mundo? Frankenstein sí lo tiene. Tiene la actitud, el coraje y las armas. Ve con él, novato, y tal vez aprendas algo.

Vamos a comenzar diciendo que Frankenstein, Agente de SHADE no es plato para todos los gustos, para empezar tenemos un dibujo poco agradable a los ojos, de trazo sucio, composición caótica y, bueno, “estilo Vertigo” para que os hagáis una idea. Si os gusta ese estilo, perfecto, no os defraudará, si no os gusta… bueno, yo tampoco soy un gran fan de este estilo de dibujo (que, curiosamente, mantienen los distintos dibujantes del tomo aunque el que lleva la batuta es Alberto Ponticelli que dibuja la mayor parte del tomo) y aún así he disfrutado con la lectura aunque en ocasiones haya que girar el cómic varias veces hasta poder verlo correctamente, esa composición de viñeta…

Pero lo que más me choca es que si bien en Frankenstein, Agente de S.H.A.D.E. el guión debería ser el punto fuerte… bueno, se nota un poquillo de confusión argumental, quiero decir, se supone que el personaje está ligeramente influenciado por el Frankenstein de los Siete Soberanos de Grant Morrison… para mi, que no me gusta demasiado Morrison, eso es un problema porque no me los leí y me encuentro de golpe y porrazo con un “Frankenstein cañero” de los de repartir estopa a lo bestia (pelea con Omac incluida) que lleva la ¿espada de un arcángel? y que tiene a Lady Frankenstein por ex-mujer y… un momento, un momento, este es un personaje “molón”, de esos que gustan a los fans de la acción y las tortas porquesí, entonces… ¿porqué no me cuentas algo más sobre Franky para que me entere? Es que saltar así, de buenas a primeras a mitad de la trama… no sé, no me gusta esa manera de ir directamente al grano, explicar lo mínimo posible sobre Frankenstein, su padre, SHADE, Lady Frankenstein, etc. No es que haya un mal guión, se ve que Lemire tiene muchos, y buenos, planes para esta serie, pero no me acaba de quedar del todo claro si se pretende que haya otro prota que no sea Frankenstein y lo demás son comparsas. Aún así se disfruta mucho con las escenas de acción y con esa manía de no dar un respiro al lector (de verdad, ¿de dónde ha sacado la espada de un arcángel?) y de demorar tanto las respuestas. Es el “mal de Lobezno” que tantos personajes padecen y que pueden acabar por lastrar sus series. Prefiero construir bien a los personajes que soltarlos de golpe en las inocentes manos del lector. Y todo esto, repito, a pesar de que Lemire tiene buenos planes para la serie y que hay historia detrás, pero no se debería hacer así, mejor ir construyendo poco a poco.

Aún así he disfrutado la lectura, no me entendáis mal, tan sólo es que me da rabia esa necesidad de pegar fuerte desde la primera página del primer número para intentar huir de la cancelación.

En cuanto a la edición de ECC, bueno, es un tomazo de más de 200 páginas a un precio muy ajustado y que, francamente, ya es apetecible tan sólo cogiéndolo en las manos. Y tal cantidad de páginas no es sino un atractivo extra para enganchar al lector.

Así que en líneas generales me ha entretenido bastante, quizás el dibujo me ha impedido disfrutar más aún con la historia (de verdad que no me gusta nada este dibujo feísta) pero en líneas generales es un comic entretenido y original al que quizás le hubiese hecho falta algún que otro flashback más para apuntalar mejor a los personajes. Aún así es mucho más original que muchos de los relanzamientos de DC.