El crowdfounding se está convirtiendo en una herramienta esencial para que los artistas como Vicente Cifuentes puedan sacar a la luz proyectos personales que las editoriales consideran arriesgados. “Murderville” es uno de esos últimos proyectos en ver la luz, una historia que homenajea los géneros del thriller y del terror. 

Murderville
Guión: Vicente Cifuentes
Dibujo: Vicente Cifuentes
Tinta: Vicente Cifuentes
Color: Vicente Cifuentes
Formato: Libro cartoné
72 págs. a color.
14,95€

WELCOME TO MURDERVILLE! 

Sara y Víctor, una pareja en crisis, emprenderán un viaje que les llevará a Murderville, un pueblo desconocido en el que una terrible maldición moverá los hilos para atraparlos. Pronto descubrirán que el lugar al que no perteneces es el lugar del que no sabes cómo salir.

El pasado 6 de abril de 2015 Vicente Cifuentes consiguió la financiación necesaria para publicar su obra más personal: Murderville un canto de amor a las historias de terror y a los thrillers, nada especialmente original (dejando aparte cierto personaje protagonista, claro), más bien Murderville es una declaración de amor a un género que, décadas después, continua en su apogeo y que cada año nos regala un buen puñado de cintas.

En este momento, lo justo es lo justo, tengo que confesar que no me gusta el género de terror (películas y series) y es que soy un blanco fácil (soy un caguetas, vamos, soy de esos espectadores que se tapan la cara con las manos o con una almohada) y acabo sufriendo mucho más de lo que disfruto de la película, lo que no evita que sepa reconocer cuando una cinta de terror es buena. Y Murderville lo es…

Vicente Cifuentes no oculta que adora el género de terror y el del thriller y se vuelca en ofrecernos una más que grata experiencia, con un cómic que no puede comenzar de una forma más terrorífica: Halloween, una casa abandonada en el pueblo de Murderville y cuatro niños que entran en la casa, para no salir jamás.

Damos un salto de 52 años para conocer a Víctor, un agobiado trabajador al que su esposa, Sara, amenaza con serios problemas de trabajo a no ser que deje de trabajar tanto. Poco después es su propio cuerpo el que le manda señales de que debería descansar. Finalmente Víctor y Sara deciden tomarse unos días de vacaciones y encaminan sus pasos, sin saberlo, a Murderville, una ciudad semifantasmal en la que esperan encontrar el descanso y el tiempo para recuperar su relación y para disfrutar de la mutua compañía. Por desgracia la misteriosa figura de la condesa Úrsula Vandecamp se interpondrá en medio de tan apacibles vacaciones con el propósito de…

Y hasta aquí puedo leer, no es cuestión de avanzar más el argumento de Vicente, puesto que se nota que Murderville es un proyecto especial en el que se ha mimado mucho la estructura para conseguir un clímax final propio de las películas de género, por algo reconocía Cifuentes su amor por este tipo de historias. Puede que para ello haya caído en los clichés del género… pero de no hacerlo no hubiese sido la historia que es, es necesario que el lector sepa qué tipo de historia lee, y que no se pregunte porqué Víctor y Sara deciden pernoctar en un sitio llamado “Murderville” (“Villaasesinato”), al igual que no nos preguntamos porqué los 5 adolescentes deciden ir a pasar la noche a la misteriosa casa embrujada-maldita en mitad del bosque por mucho sexo y/o retos que haya de por medio. Es parte del género de terror, es parte del juego, y, hay que reconocerlo, en parte disfrutamos de la estupidez de los protagonistas, de su ignorancia de los peligros que les acechan y a los que se encaminan tan despreocupadamente.

Gráficamente hay que reconocer que destaca sobre todo cierto misterioso personaje enmascarado que logró su propia figurita en el crowdfounding y que ocupa, de manera capital, la portada y la mayoría de ilustraciones (si no todas) que acompañan al tebeo. No es de extrañar, es un personaje básico en la historia, pero que además cuenta con un look absolutamente terrorífico (y en algunas escenas espectaculares, donde los FX desbordan la viñeta, resulta aún más inquietante), por lo demás habría que aplaudir a un dibujante que nos lleva de las escenas más cotidianas y mundanas a los terroríficos encuentros que tienen lugar en Murderville, me resulta impresionante la imaginación visual de Vicente, así como su narrativa. No es de extrañar que trabaje para Marvel y DC, menudo talento el suyo.

En cuanto a la edición, habría que comentar que se han colado un par de faltas gramaticales de esas que hacen sangrar los ojos, pero dejando eso aparte, los extras… Aleta acostumbra a incluir extras en sus ediciones, pero en este caso es Vicente Cifuentes el que se merece el aplauso al conseguir que tantos autores españoles colaborasen en el proyecto, aquí mismo podéis ver una pequeña galería repleta de grandes talentos como Sergio Bleda, Juan José Ryp, Javier Fernandez, Ángel Hernandez, Pedro Delgado o Mikel Janín entre otros, lo cierto es que algunas ilustraciones llegan a rivalizar con la propia portada y, un par, incluso la superan (lo siento, Vicente, de verdad que no lo digo sólo porque te gusten La Oreja de Van Gogh). 

Por cierto, la ediciónes en cartoné y papel del bueno, 72 páginas de las que la historia se lleva 50, dejando el resto, unas 14 páginas, para ilustraciones y extras.

He disfrutado con Murderville, me resulta una historia muy interesante, pero creo que es más apropiada para ser traslada al cine o a la televisión, donde se sacaría mucho más partido a Murderville y sus habitantes, espero que algún productor o director español se haga con un ejemplar y alucine con las posibilidades de la historia de Vicente, ojala.

{gallery}comic/aleta/murderville{/gallery}