ECC Ediciones lanza un manga terrorífico cuyo anfitrión es un niño que se propone contarnos cien historias espeluznantes, una cada día. En el primer volumen de “Mis cien historias de muerte” encontraremos los diez primeros relatos que nos harán experimentar un pavor mayúsculo.
Mis cien historias de muerteCierto día, un niño empieza el juego de las cien historias de fantasmas. A partir de entonces, cada noche narra un cuento de miedo… ¿Cuál es su objetivo? Las preguntas solo llevan a más preguntas. Ya está aquí el primer tomo de esta serie de terror.

Boku ga Shinu dake no Hyakumonogatari” (僕が死ぬだけの百物語) de la editorial Shogakukan. Esta serie de antología de terror hunde sus raíces en la denominada “Ronda de 100 historias de fantasmas“, un antiguo cuento popular que se cree que se originó en Japón. Se trata de una prueba de valentía donde los participantes cuentan cien historias sobrenaturales y apagan una vela y luego se miran en el espejo después de terminar cada historia. Cuando se apaga la centésima vela, se dice que los fantasmas y los demonios son convocados a nuestro mundo.
El manga de Anji Matono difiere en que es una sola persona la que lleva a cabo el ritual, un chaval llamado Yuma. Para evitar que se suicide, su amiga Hina le anima a jugar al juego de “Las cien historias de muerte“. Cuando termine de contarlas todas, aparecerá un fantasma. El muchacho, justo antes de irse a dormir, nos relatará una historia al día, completando un capítulo de esta serie. De momento, en Japón han aparecido seis volúmenes, aunque no hay que ser un genio de las matemáticas para saber que si cada tomo incluye diez historias, serán diez los tomos necesarios para completar este interesante manga de terror.
Los relatos de Yuma son muy variados, aunque todos tengan el denominador común de la muerte. Surgen preguntas, como ¿Qué hay después de la muerte?. Por ejemplo, en la primera historia o en la última, en la que un profesor acompaña a la montaña a un alumno al que hacen bullying. Quiere saber que hay en el otro mundo, si hay paraíso u otra cosa y le pide al maestro que le estrangule. Hay cuentos fantásticos como el de la posesiva criatura de arcilla. Otros más terrenales, como el de la chica que quiere recuperar la amistad de su amiga. Acude a su casa para intentar reconciliarse, mientras un terrible asesino anda suelto por las calles.
En “Mis cien historias de muerte” hay cuentos desconcertantes, como el de los ahogados que no dejan de aparecerse en cualquier líquido. Otros relatos son realmente espantosos, como el de la familia que descubre que la línea de vida reflejada en la palma de la mano es muy corta, y temen ser asesinados en breve. Los fantasmas también hacen acto de aparición por estas páginas. Y ojo con la historia del caracol alojado dentro del cráneo, es una situación repulsiva.
Anji Matono nos da de propina una divertida historieta de cuatro páginas, realizada con humor, en la que nos habla de sus comienzos dibujando ocultismo y terror. Antes solo dibujaba comedia, y tras tener un atasco creativo, le recomendaron que encaminara sus pasos hacia el terror, por eso se apuntó a un grupo ocultista muy desquiciado. Su dibujo es efectivo y simple, funciona perfectamente en las escenas truculentas. Seguramente tiene como ejemplo la obra de Junji Ito o Hideshi Hino, pero la rodea de un halo de inocencia que potencia el elemento terrorífico. Incluso la parte en la que el niño cuenta las historias tiene cierto aire malsano.
ECC Ediciones publica “Mis cien historias de muerte” en formato rústica con sobrecubierta, con excelente papel interior. Está en blanco y negro y con sentido de lectura oriental. No contiene extras salvo la historieta cómica.
En definitiva, “Mis cien historias de muertees un manga de terror muy efectivo e interesante, muy recomendable.

Mis cien historias de muerte
Autor: Anji Matono
Fecha de publicación : Diciembre de 2023
ISBN: 978-84-19972-20-0
Formato: Rústica.
Páginas: 192
Precio: 9,95 euros