Merchandising: El Guantelete del InfinitoCon el inminente estreno de Vengadores: Infinity War (27 de abril), los productos licenciados de merchandising comienzan a aparecer en jugueterías y grandes superficies, junto a las tiendas online. Uno de los más interesantes y que hemos podido probar en vivo es el Guantelete del Infinito con las preciadas gemas incrustadas, que no quiere compartir con nadie el malvado Thanos. He aquí nuestra opinión.

Este producto adquirido en Amazon por un buen amigo llegó en una caja inmensa, que a su vez contenía la caja marrón de Hasbro y dentro de esta la caja de arte del Guantelete del Infinito. Al fin, aparecen unas escuetas instrucciones y el preciado objeto, metido en una bolsa de plástico transparente y sujetado sin mucho lío a dos cartones en cada extremo. Ya fuera de sus envoltorios, su apariencia es imponente y aunque se trata de un producto hecho enteramente en plástico, el acabado es magistral con todos los detalles que han moldeado en su superficie.

Comparado con otros guanteletes que se pueden encontrar en jugueterías, estos dan risa. Con casi 50 centímetros de punta a punta, y una anchura considerable, da el pego como objeto de decoración, y también sirve para jugar. Un dos en uno que a Hasbro le ha salido redondo, y que han sabido comercializarlo bajo el sello Marvel Legends, que da un poco más de prestigio que si fuera uno más de los abochornantes juguetes para niños que se pueden ver en las grandes superficies comerciales (y estoy mirando a los Titan).

Para jugar con el Guantelete del Infinito, el interior del mismo contiene una arandela para cada dedo, que al accionarlos hace mover las falanges. Un efecto muy conseguido, aunque a veces se atascan si no se accionan con destreza. Lleva como un resorte que situado abajo hace que los dedos queden como desee el propietario, y si se desbloquea vuelve a la posición original. Se recomienda una mano grande para poder mover a la vez todos los dedos, si no es francamente difícil.

Otro detalle soberbio es la posibilidad de, pulsando la gema de mayor tamaño, hacer que se ilumine el conjunto de gemas, y proporcione un tenebroso sonido al propio guante al principio y mientras se mueven los dedos. Las pilas no van incluidas, eso sí. Su instalación es muy sencilla.

El precio ronda los 100 euros, euro arriba según donde se compre. Quizás es un precio alto si el uso va a ser sólo para jugar, pero les aseguro que es un objeto de auténtico coleccionista, muy bien hecho y que no defraudará. Y que seguro que va directo a la estantería junto al escudo del Capi y el Martillo de Thor.

NOTA: Aclaramos que Santi quería fardar de Guantelete del Infinito y nosotros siempre estamos dispuestos a hablar de todo tipo de cosas, así que, señores de Hasbro, si se animan a enviarnos muestras de sus “armas de coleccionismo” estaremos encantados de hablar de ellas… eso sí, me las manden a mi, Vic, que ya ven ustedes cómo se las gasta Santi 😉  ¿envidia? ¿yo?… bueno, vale, un poco sí.

Hasbro