La historia nos recuerda que el primer número de los «X-Men» de Jim Lee y Chris Claremont se convirtió en un fenómeno sin parangón en la historia del cómic. Las cifras de ventas reventaron todos los récords y lo convirtieron en el primer blockbuster del cómic de superhéroes gracias a un número especial de cuarenta páginas, con una espectacular portada cuádruple. El más vendido en la historia, con más de 8 millones de copias. ¡Una locura!

Una mirada única al arranque de X-Men, el gigantesco blockbuster que lanzara Marvel en 1991. El nacimiento de «las dos Patrullas», el futuro de Magneto, el pasado de Lobezno… en una edición como nunca has visto, con color remasterizado en el estilo del siglo XXI.

Jim Lee puede tener muchos defectos, el de la impuntualidad y el ego hinchado son los más conocidos, pero su talento es indiscutible. Cada una de sus páginas es una demostración de habilidad sin igual. Mal que le pese a algunos, desde su irrupción en «X-Men«, el impacto de Jim Lee en el género se puede seguir hasta la actualidad, y su rastro se puede encontrar en el cambio en la estructura de página, la pulverización de la viñeta clásica, el detallismo absoluto, las figuras perfectas de hombres y mujeres, la submisión del guión a la espectacularidad del dibujo,… Ésto que para mi es talento, virtuosismo gráfico y la renovación de un género estancado, para otros puede ser todo lo contrario. Aquí mismo, en ViaNews, mi (querido) compañero Vic califica de excesivo, siempre que tiene ocasión, el trabajo de Jim Lee: que si recarga la página, que si no deja respirar a los personajes, que si se queda sin espacio con tanto detallito innecesario o que si hay confusión en torno a la composición de la página. En conclusión, que el delito no está en que Jim Lee no se trabaje las escenas, sino que lo hace a través del caos. Jim Lee genera disparidad de sentimientos en los lectores de cómics.

Pese a sus críticos, el norteamericano de ascendencia coreana es uno de los grandes nombres del cómic contemporáneo, y lo es también porqué en 1991 compuso algunas de las mejores páginas de toda su carrera para el renacimiento de la Patrulla-X, «con tanta acción, espectacularidad, poses imposibles y chaquetas de cuero como puedas imaginar» nos dice Panini Cómics en la contraportada del tomo. Innumerables artistas comenzaron a imitar su estilo, mientras aquellos cómics de la Patrulla-X se situaban entre los más deseados de la historia de Marvel, con cifras de ventas que hoy en día son inimaginables. Pero también era el fin de una época. El guionista británico Chris Claremont cedería aquí, en este mismo momento, el relevo de la franquicia mutante a un Jim Lee en alza, símbolo de una época marcada por el sacrificio de los guionistas veteranos (Louise Simonson, Chris Claremont,…) en favor de dibujantes espectaculares que tomaban las riendas de las series con el beneplácito de los jefes de la editorial (Rob Liefeld, Jim Lee, Todd McFarlane,…) que acabaría de forma desastrosa para Marvel Comics: la fuga de los susodichos dibujantes estrella para fundar su propia editorial y una bancarrota que sumió a La Casa de las Ideas en sus años más oscuros. Esta Patrulla-X fue justamente el fin de una etapa y el principio de otra.

«La Patrulla-X: Génesis Mutante 2.0» es la recopilación de los siete primeros números y dos arcos argumentales de la colección «X-Men«, publicados originalmente por Marvel Comics entre octubre de 1991 y abril de 1992, para la colección Marvel 100% HC de Panini Cómics. Una edición remasterizada con un nuevo coloreado que nos permitirá regresar a ese momento en el que todo cambió.

El primer arco argumental es aquel en el que Chris Claremont se despidió de la franquicia, y tendría que haber sido también el último capítulo en la vida de Magneto. El amo del magnetismo vive aislado en el Asteroide M, mientras que su viejo amigo y antagonista, el profesor Xavier, ha regresado a su mansión del Condado de Westchester y ha reorganizado a sus mutantes en dos grupos, los equipos oro y azul, pero el destino les reserva un último enfrentamiento. Cuando un grupo de mutantes fugitivos lleguen a las puertas de la guarida de Magneto en busca de refugio, la decisión de dar cobijo a los fugitivos obliga a Magneto a tomar partido y regresar de nuevo al campo de batalla para enfrentarse a la raza humana.
El segundo arco argumental, ya sin Chris Claremont al volante aunque con el apoyo de John Byrne, nos presentará a un viejo enemigo de Logan, el mutante soviético Rojo Omega resucitado de entre los muertos, ocasión que servirá para hurgar en el oscuro pasado de Lobezno. Además, entre el enfrentamiento de Lobezno y Rojo Omega, los flashbacks al pasado de Logan como agente de la CIA junto a Creed y Maverick y el McGuffin de la búsqueda del sintetizador de carbonádium, la historia dejará espacio para la primera cita de Gambito y Pícara, la crisis emocional de Moira MacTaggart, o el regreso de Longshot y Dazzler.

«La Patrulla-X: Génesis Mutante 2.0» es una obra para los fans de Jim Lee, o para aquellos lectores interesados en la historia del cómic de Marvel. Y puede verse también como una parábola, puesto que este es el vehículo que la editorial Marvel Comics eligió para el lucimiento de una nueva generación de jóvenes artistas, cargados de talento pero también de ego y arrogancia, y a su vez fue el de su hundimiento. Por si esto no fuera suficiente, el tomo de Panini Cómics incluye abundante material extra, como dibujos y diseños de Jim Lee, una galería de portadas, cubiertas alternativas, las portadas originales,… En resumen, un volumen de lujo para recopilar el debut de la épica Patrulla-X de Jim Lee. Y los últimos números de la larga etapa que Chris Claremont escribió en la franquicia mutante.

La Patrulla-X: Génesis Mutante 2.0
Autores: John Byrne, Chris Claremont, Scott Lobdell y Jim Lee
Colección: 100% Marvel HC
Edición original: «X-Men» núms. 1 a 7
Fecha de publicación: Octubre de 2018
Formato: 17x26cm. Tomo en tapa dura. Color
Páginas: 224
Precio: 22,00 euros